por Ignacio Fernandez Admetlla

Situado a 20 minutos de Culiacán, ciudad del noroeste de México, el Centro de Diagnóstico Móvil estaciona en frente a una plaza cerca de la iglesia a primeras horas de la mañana. El centro móvil visita las comunidades de 3 a 7 días dependiendo del tamaño de la población. El personal emite anuncios por la megafonía de un coche, reparte panfletos e incluso realiza visitas de puerta a puerta para avisar a la comunidad que ha llegado.

Cuando vi el centro móvil por primera vez, me pareció mucho más grande de lo que esperaba. Pensé que se parecía más a una caravana todo-terreno que a una óptica de verdad. Sin embargo, lo que más me impresionó fue la cantidad de servicios que Ver de Verdad ha logrado integrar dentro de la unidad. Decidí entonces poner a prueba el centro móvil y ver si realmente era capaz de cumplir con lo que prometía en sus anuncios: exámenes de vista gratis, lentes de bajo costo y un tiempo de espera de tan sólo 30 minutos.

Después de apuntar mi nombre en la pizarra en el exterior del móvil, en cuestión de minutos me llamó el optometrista Ángel Tamayo para la consulta. En tan sólo 10 minutos realizó el examen de la vista, subió mi información a la base de datos y me entregó una copia del diagnóstico con mi graduación.

Me tocaba entonces ir a la parte central del móvil para la selección del armazón y del tipo de cristal. Había más de 100 modelos diferentes, a partir de $150 MXN (aproximadamente $11). Luego de decidir el modelo, me pidieron que esperara fuera mientras preparaban mi nuevo par de lentes.

Entré a ver la última sección del centro móvil donde se encargan de montar las lentes. Rafael Medina es el responsable de esta sección además de ser el conductor del móvil. Tardó sólo 10 minutos en medir el espacio disponible en el armazón, recortar los cristales, prefabricados debidamente y, finalmente, encajar bien el cristal.

Al final, Ver de Verdad cumplió todo lo que había prometido en sus anuncios: recibí un examen de la vista completamente gratis, pagué tan sólo $265 MXN (alrededor de $20) por mis lentes – que incluían cristal anti-reflectante- y todo el proceso me llevó tan sólo 30 minutos.

Desde la apertura de su primera óptica en 2012, la red de ópticas de Ver de Verdad que cuenta con el apoyo del Programa Acelerador de Empresas del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del grupo BID, se ha ampliado a 21 tiendas en 4 ciudades de México y en 2013 recibió un Premio Nacional de Calidad de la Secretaría de Economía. ¿Crees que este modelo innovador podría ser la solución en otros países de la región?

Cuéntanos en la sección de comentarios abajo o a través de Twitter.

Este post fue publicado originalmente en el blog del FOMIN.

Ignacio Fernández Admetlla es consultor en la Unidad de Servicios Básicos del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), miembro del Grupo BID. 

Articulos Recomendados
Showing 2 comments
  • Gerardo Aliaga
    Responder

    Si es útil en mi país, ¿cómo hago para conseguirlo?
    Junin Huancayo Perú

  • Ignacio
    Responder

    Hola Gerardo. Actualmente Ver de Verdad no trabaja en Perú, pero en cualquier caso puedes contactar con la empresa a través de la sección de ´contacto´en su página web: http://verdeverdad.mx/
    Saludos

DÉJANOS TU COMENTARIO

Contáctanos

Si tienes dudas y comentarios acerca de este blog te puedes comunicar con nuestro equipo y con gusto te ayudaremos.

ESCRIBE Y PRESIONA ENTER PARA BUSCAR