Español | English
Hacia el desarrollo efectivo
  • Acerca

    Este blog resalta ideas efectivas en la lucha contra la pobreza y la exclusión, y analiza el impacto de los proyectos de desarrollo en América Latina y el Caribe.
  • Autores
    Rodolfo StucchiRodolfo Stucchi
    Especialista Senior de Operaciones
    Francisco MejíaFrancisco Mejía
    Economista principal de evaluacion
    Arturo GalindoArturo Galindo
    Jefe de la División de Desarrollo Estratégico del BID
    Bibiana TaboadaBibiana Taboada
    Economista
    Andrés Gómez-PeñaAndrés Gómez-Peña
    Asociado de Comunicaciones
    Rosangela BandoRosangela Bando
    Economista
    Veronica ZavalaVeronica Zavala
    Gerente General, Oficina de Planificación Estratégica y Efectividad en el Desarrollo
    Shakirah CossensShakirah Cossens
    Especialista Senior de Evaluación
    Alessandro MaffioliAlessandro Maffioli
    Economista Principal

    Tres puntos de partida para entender la calidad en la educación

    27
    Jun
    2012

    Por

    Recientemente me pregunté: si fuera a identificar los determinantes principales de la baja calidad de la educación en una población dada, por dónde empezaría? Preguntarles a las personas directamente involucradas en el sistema educativo involucra percepciones y puede responder a intereses diferentes a encontrar los determinantes reales. Idealmente, uno quisiera que los datos nos dieran la respuesta.

    Después de pasar mucho tiempo revisando estudios que ven aspectos específicos del proceso complejo de educar, mi recomendación es empezar por incluir tres factores. Primero, tienes que conocer tus estudiantes. Segundo, tienes que conocer tu escuela. Tercero, tienes que conocer tu sistema.

    Permítanme aclarar qué quiero decir.Primero, tienes que conocer quiénes son tus estudiantes. La mayor parte de la variación en los resultados escolares sucede sobre todo al interior del salón de clases en la mayoría de los países. Esto significa que un “mal” estudiante en una buena escuela seguramente tendrá puntajes peores que un “buen” estudiante en una mala escuela. Por ejemplo, en Italia el 83% de la variación se atribuye a variación dentro del salón de clases, 11% entre grupos dentro de una escuela y 6% entre escuelas. Mucha de esta variación parece explicarse por el estatus socioeconómico, es decir, la educación de los padres y el ingreso del hogar. En Chile entre el 75 y el 86% de la variación de las calificaciones entre escuelas se explica por el estatus socioeconómico. Las intervenciones que tratan de incrementar o sustituir inversiones en educación por parte de los hogares parecen ser muy efectivas.

    Por ejemplo, (y aquí) mejorar la educación y los recursos educativos en el hogar tienen efectos importantes en resultados educativos (y aquí). Además, la educación es acumulativa y las inversiones tempranas parecen tener retornos altos. Por ejemplo, el acceso a pre escolar, edad de ingreso a la escuela y la alfabetización a tiempo, tienen efectos positivos en resultados educativos más tarde. Mejorar la nutrición entre los 12 y los 24 meses parece tener un efecto más fuerte que nutrición mejorada después. Por lo tanto, es útil tener una idea de qué inversiones se están haciendo y se han hecho por parte de los hogares en los estudiantes. Un punto de partida es obtener evidencia empírica sobre el ingreso del hogar y la educación de los padres de los estudiantes.

    Segundo, debes buscar las necesidades específicas no satisfechas en las escuelas. Las intervenciones que buscan beneficiar a todos de la misma manera tales como aumentar el gasto por estudiante o proveer capacitación, credenciales, incentivos y experiencia a los maestros no han tenido efectos consistentes en la calidad de la educación. Por otro lado, las intervenciones en maestros y recursos dirigidas a satisfacer necesidades específicas parecen funcionar. Las intervenciones más exitosas han sido aquellas que específicamente intentan aumentar el tiempo de instrucción que un estudiante dado recibe. Ejemplos de estas intervenciones incluyen aumentar la asistencia de los maestros a través del monitoreo, tutorías, aumentar el número de horas de la jornada escolar, reducir el tamaño de la clase y proveer instrucción asistida por computadora. Las intervenciones exitosas que proveen recursos los proveen en una forma que se adaptan al nivel y el paso al que aprende el estudiante. Por ejemplo, proveer libros mayormente ha beneficiado a los mejores estudiantes y la instrucción asistida por computadora parece sólo funcionar cuando el software se adapta a las necesidades del estudiante. Otro punto de partida es estimar algún aproximado del tiempo de instrucción que un estudiante dado recibe. Si la información está disponible, sería útil incluir qué materiales están disponibles en la escuela y qué tan adecuados son para cubrir sus necesidades. Deberías tratar de incluir materiales didácticos e infraestructura. Si hay disponibilidad, deberías incluir información sobre la calidad de los maestros.

    Tercero, debes conocer el sistema. Debes entender los incentivos y la información que actores claves tienen. Las decisiones políticas basadas en el poder de las partes interesadas en el sistema educativo pueden no estar enfocadas en mejorar la calidad de la educación y pueden llevar a una asignación subóptima de presupuesto. Las intervenciones que alinean incentivos parecen mejorar resultados en estudiantes. Vale mencionar ejemplos como autonomía escolar, vales de colegiatura y apoyo a la gestión escolar. Como en el caso de los estudiantes, los resultados dependen de las características de las escuelas.

    Por ejemplo, algunos autores encuentran que la descentralización de las escuelas mejoró las calificaciones en Argentina pero que no benefició a los pobres. Estos autores establecen que algunas razones pueden ser que los pobres pueden no tener la habilidad de hacer escuchar sus preferencias, que grupos locales pueden apropiarse de recursos públicos o que los gobiernos locales pueden tener una menor capacidad técnica que el gobierno central para administrar recursos públicos. En otro estudio, se fortalecieron los comités de educación en comunidades dándoles mejor información y sensibilizando a la población sobre la importancia de la educación. Este estudio encontró que proveer información sin facilitar su uso no fue útil. Tu lista de factores debe incluir una descripción de los incentivos presentes, restricciones e información disponible al objeto de interés. De especial interés es entender el contexto de los maestros, dado que se ha sugerido que los maestros son el factor en la escuela más importante para explicar la calidad de la educación.

    Sin embargo, identificar el grado con el que diferentes insumos contribuyen al aprendizaje de los alumnos es difícil. El debate continúa sobre qué insumos se deben incluir para mejorar la calidad de la educación. Un punto de partida para encontrar los factores que explican la calidad de la educación en una población son las características de los estudiantes, lo apropiado de los recursos que se proveen en la escuela y el contexto en el que se proveen estos recursos.

    Puedes empezar por conocer a tus estudiantes, conocer a tus escuelas y conocer tu sistema.

    1 comentario

    • Felipe Rojas :

      ¿cuál es el impacto de estudiar en escuelas administradas por el estado, o por privados con recursos públicos?

    Comentar el artículo

    Categorías
    Archivos