Hacia el desarrollo efectivo
  • Acerca

    Este blog resalta ideas efectivas en la lucha contra la pobreza y la exclusión, y analiza el impacto de los proyectos de desarrollo en América Latina y el Caribe.
  • Autores
    Shakirah CossensShakirah Cossens
    Especialista Senior de Evaluación
    Fazia PusterlaFazia Pusterla
    Economista
    Francisco MejíaFrancisco Mejía
    Economista principal de evaluacion
    Verónica ZavalaVerónica Zavala
    Representante del BID en México
    Rodolfo StucchiRodolfo Stucchi
    Especialista Senior de Operaciones
    Bibiana TaboadaBibiana Taboada
    Economista
    Arturo GalindoArturo Galindo
    Gerente a.i. de la Oficina de Planificación Estratégica y Efectividad en el Desarrollo y Jefe de la División de Desarrollo Estratégico del BID
    Sebastián MartínezSebastián Martínez
    Economista Líder
    Rosangela BandoRosangela Bando
    Economista
    Andrés Gómez-PeñaAndrés Gómez-Peña
    Asociado de Comunicaciones
    Pablo IbarraránPablo Ibarrarán
    Economista Líder

    ¿Cuánto (verdaderamente) ayudan las evaluaciones de impacto en el diseño de políticas?

    30
    Jun
    2016

    Por

    por Eva Vivalt.

    Las investigaciones sobre los efectos de los programas de desarrollo se están volviendo cada vez más rigurosas con la esperanza de que los resultados de estos estudios puedan ayudar a la hora de tomar decisiones sobre políticas.

    Sin embargo, frecuentemente nos encontramos con que el mismo programa tiene efectos diferentes en contextos distintos.

    La razón es que hay muchas variables que pueden afectar a estos resultados, pero la pregunta clave es: ¿hasta qué punto podemos generalizar a partir de las conclusiones de un estudio de investigación?

    Fuente: iStock

    Fuente: iStock

    Si una persona que diseña políticas decidiera implementar un programa en base a resultados de evaluaciones de impacto, ¿debería esperar que su propio proyecto obtuviera resultados muy diferentes?

    Recientemente publiqué un estudio donde contesto esta pregunta analizando los datos de más de 600 estudios internacionales sobre desarrollo. Los datos se centran en 20 tipos diferentes de programas de desarrollo, desde transferencias monetarias condicionadas a microfinanzas.  Lea más…

    ¿Cómo sabemos si estamos mejorando vidas? – Pobreza multidimensional y bienestar subjetivo

    27
    Jun
    2016

    Por

    La misión del BID es acompañar a los países de América Latina y en el Caribe en el proceso de mejorar la vida de sus ciudadanos; sin embargo, no es fácil saber a ciencia cierta si se está consiguiendo o no ese objetivo.

     ¿Cómo tener la certeza de que los proyectos que apoya el Banco ayudan a que las personas tengan una vida más próspera?

    bienestar subjetivo

    Fuente: iStock

     Responder a esta pregunta no es sencillo, sobre todo, porque medir una mejora en la vida tiene diferentes matices. ¿Cómo se puede hacer? ¿Haciendo un análisis costo-beneficio o una evaluación de impacto con metodologías experimentales de un proyecto específico? ¿Calculando reducciones de los niveles de pobreza? ¿Midiendo la satisfacción o la felicidad de los ciudadanos antes y después de la implementación de una política pública?

    Lea más…

    Indígenas y mestizas: ¿reciben igual trato en los centros de planificación familiar de Perú?

    14
    Jun
    2016

    Por

    Las diez mujeres se preparan. Peinado, maquillaje, ropa, postura. Incluso ensayan la velocidad a la que deben responder siguiendo el guión cuidadosamente preparado: cada una dirá que llegó a Lima desde un pueblo andino en busca de un futuro mejor para sus dos hijos.

    Dirá que su pareja va a regresar después de pasar seis meses fuera trabajando y que no desean tener más hijos por el momento.

    No, no tiene problemas de salud. Sí, sus partos fueron normales.

    Hoy serán indígenas. Mañana sus historias cambiarán y serán mestizas.

    Fuente: BID

    Fuente: BID

    Durante dos semanas, estas mujeres han sido capacitadas para actuar como pacientes simuladas en los servicios públicos de planificación familiar de Lima y el Callao, en Perú, con el propósito de explorar si la calidad de la atención prestada varía según ciertos atributos étnicos de mestizas e indígenas. Lea más…

    Programa Hábitat: cerrando brechas en los barrios formales de México

    7
    Jun
    2016

    Por

    Imagine que usted vive en un barrio donde algunas familias tienen agua y otras no. Donde la mitad de las calles están pavimentadas y solo algunas tienen aceras. Donde el alumbrado público se concentra en algunas áreas, lo cual hace riesgoso volver a casa de noche o salir antes del amanecer. O donde hay que caminar largas distancias para encontrar un parque, una cancha de fútbol, un centro de salud o una guardería.

    Fuente: BID

    Centro comunitario Felipe Ángeles después de la intervención. Fuente: BID

    Esta es la realidad de muchos barrios mexicanos. Si bien el promedio nacional de cobertura de servicios de infraestructura básica está por encima del 90%, estas cifras ocultan niveles de desigualdad dentro de los municipios.

    En la actualidad existen alrededor de 3.200 barrios, también llamados polígonos, que cuentan con acceso deficiente a ciertos servicios urbanos y sociales básicos.
    En concreto, el 17% de estas áreas registra un déficit en servicios de cobertura de agua entubada, drenaje y electricidad. Lea más…

    Bono Juana Azurduy: salud preventiva para las madres y sus hijos

    31
    May
    2016

    Por

    “Yo no iba al centro de salud porque me tomaba mucho tiempo y encima me trataban mal”, contaba una mujer quechua en un pueblo de Oruro en Bolivia. “Tenemos nuestras propias costumbres para el parto de nuestros hijos”.

    Bono Juana Azurduy

    Fuente: BID

    Y no es la única que piensa así. Según una encuesta nacional reciente, la causa principal de que las mujeres eviten la atención prenatal es la desconfianza en el personal de salud (26%). Otras razones son las distancias que deben recorrer para llegar al establecimiento de salud (21%), la falta de tiempo por estar ocupadas con sus hijos o en el trabajo (12%) y la oposición del esposo o de la familia (6%). Lea más…

    Suscríbete a nuestro blog!


    Categorías
    Archivos