Español | English
Hacia el desarrollo efectivo
  • Acerca

    Este blog resalta ideas efectivas en la lucha contra la pobreza y la exclusión, y analiza el impacto de los proyectos de desarrollo en América Latina y el Caribe.
  • Autores
    Andrés Gómez-PeñaAndrés Gómez-Peña
    Asociado de Comunicaciones
    Rosangela BandoRosangela Bando
    Economista
    Bibiana TaboadaBibiana Taboada
    Economista
    Arturo GalindoArturo Galindo
    Jefe de la División de Desarrollo Estratégico del BID
    Veronica ZavalaVeronica Zavala
    Gerente General, Oficina de Planificación Estratégica y Efectividad en el Desarrollo
    Rodolfo StucchiRodolfo Stucchi
    Especialista Senior de Operaciones
    Francisco MejíaFrancisco Mejía
    Economista principal de evaluacion
    Shakirah CossensShakirah Cossens
    Especialista Senior de Evaluación
    Alessandro MaffioliAlessandro Maffioli
    Economista Principal

    ¿Crédito o no crédito? ¿Es esa la pregunta?

    27
    Ene
    2015

    Por

    Por Mario González Flores* & Leonardo Corral**

    ¿Es suficiente el acceso al crédito para mejorar indicadores de bienestar a nivel de empresa o finca?

    Mario Leonardo Credito espEn los últimos años, se han tenido grandes expectativas en el potencial que tiene el acceso a crédito como un motor transformativo para el desarrollo (Banco Mundial 2007; Karlan y Morduch 2010).  A nivel de empresa o finca, contar con acceso a crédito puede facilitar la adquisición de insumos necesarios en el momento oportuno, puede aumentar las inversiones y la adopción de nuevas o mejores tecnologías, puede disminuir el riesgo, y en general, tiene el potencial de mejorar la producción, la productividad, y en última instancia, el bienestar de los que recibieron el crédito.

    Sin embargo, el uso del crédito para invertir en insumos o en maquinaria y equipos nuevos  no conduce necesariamente a los resultados deseados u óptimos. Por ejemplo, los agricultores que no tienen conocimientos previos sobre el uso adecuado de insumos, como fertilizantes o fungicidas, podrían usar estos en niveles excesivos o en cantidades menores de lo apropiado de tal forma que su uso no lleve a ninguna mejora en rendimientos o reducción en pérdidas. Del mismo modo, un agricultor que invierte en una nueva tecnología, como un sistema de riego moderno, puede no obtener los resultados óptimos en la producción o el consumo de agua (eficiencia) si no está bien entrenado en la forma adecuada de utilizar y mantener su nuevo sistema de riego.

    Por lo tanto, si el acceso financiero facilita el uso de insumos, la adopción de tecnologías y las inversiones en nueva maquinaria, la única manera de que un mayor acceso financiero pueda tener un impacto en el desarrollo es garantizando que se proporcione una capacitación o entrenamiento complementario sobre el uso correcto de los insumos y las tecnologías adquiridas para aquellos que no conocen su uso apropiado.  Esto, de hecho, es una de las principales conclusiones de una reciente meta-evaluación publicada por la IFC, la cual se centra en las intervenciones del sector privado en la agroindustria mediante el acceso al crédito (Acceso a Financiamiento, A2F) y entrenamiento a  agricultores y empresas. Lea más…

    ¿Uber informal?

    13
    Ene
    2015

    Por

    atascoESP

    En hora pico es prácticamente imposible conseguir un taxi desocupado en Bogotá o Lima. La última vez que llegué a Bogotá, en el aeropuerto había una cola de Taxi que era más larga que la cola para inmigración. Estaba cansado, eran las 10:30 pm y llovía levemente. Hubiera dado mi reino por un Uber, que sí cobra más cuando más se le demanda. Finalmente, y después de esperar más de una hora, me subí a un taxi sucio después que el taxista refunfuñando abrió el maletero que estaba lleno de paquetes, servilletas usadas y botellas de Coca-Cola medio abiertas y sin gas.

    En el mercado regulado del taxi, se obliga al cliente a tomar el auto que le toque, sin que importe que algunos clientes están dispuestos a pagar más por un servicio que sea más limpio, más seguro o más puntual, aunque el precio fluctúe con las mareas de oferta y demanda.

    Típicamente, el cobro del Taxi se establece en la regulación (taxímetro) y el taxista no puede negociar la tarifa.

    Salvo que pueda, porque es informal. Lea más…

    Democratización del transporte público

    16
    Dic
    2014

    Por

    Por Sergio Deambrosi

    A pesar de los grandes beneficios que ha traído el sistema de transporte masivo, MIO, en Cali, Colombia, la falta de apropiación del sistema por parte de los caleños presenta un gran desafío para el sistema.

    COLOMBIA - Caleños se preparan para abordar el recién inagurado, MetroCali. Foto: David Alejandro Rendón-Wikicommons.

    COLOMBIA – Caleños se preparan para abordar el recién inagurado, MetroCali. Foto: David Alejandro Rendón-Wikicommons.

    Hace tan sólo tres años, el tránsito en Cali, la tercera ciudad de Colombia por población, era un caos. Sus calles y avenidas pasaban congestionadas la mayor parte del día, entre otras causas por la proliferación de buses colectivos que se caracterizaban por sus largos tiempos de viaje, su elevado número de accidentes y sus altos niveles de contaminación.

    En 2006 el BID le otorgó a Cali, a través de la República de Colombia, un préstamo de 200 millones de dólares para implementar un proyecto para mejorar la movilidad urbana. Su objetivo era organizar un sistema de transporte público moderno, eficiente y confiable, que conectara las áreas donde vive gran parte de la población de ingresos bajos y medios con las zonas donde se concentran las actividades generadoras de empleo y de servicios.

    El Sistema Integrado de Transporte Masivo (SITM) consiste en un conjunto de corredores con carriles segregados y preferenciales destinados exclusivamente para buses de alta y mediana capacidad y alimentadores. Su operadora es MetroCali, una empresa municipal. El STIM comenzó a funcionar en forma parcial en el 2009, cuando aún estaban en obra algunas de las vías y estaciones para los nuevos autobuses articulados. Lea más…

    Río Macho: fuente de vida, electricidad y empleo

    11
    Dic
    2014

    Por

    Por Carlos Echevarría*

    La modernización de la hidroeléctrica Río Macho en Costa Rica ha generado más de 300 empleos directos y suministrará energía a más de 228 mil hogares.

    Vista panorámica de la hidroeléctrica del Río Macho. Foto: Archivos del proyecto.

    COSTA RICA – Vista panorámica de la hidroeléctrica del Río Macho. Foto: Archivos del proyecto.

    Desde los bosques vírgenes costarricenses del Cerro de la Muerte brotan aguas cristalinas con un poderoso caudal que dan origen al Río Macho y que son fuente de energía para los habitantes del Valle de Orosi, en la vertiente Atlántica del país, una zona con una gran abundancia de vegetación y fauna.

    En su niñez Efraín Arce Segura, habitante de la zona, solía jugar en las orillas del Río Macho atrapando camarones. En 1959 Efraín fue testigo del revuelo que causó en su comunidad la construcción de una planta hidroeléctrica. Muchos, como él, se preguntaban cómo del río podría generar luz.

    Aun sin que Efraín pudiera comprenderlo el centro de producción de electricidad Río Macho construyó la planta y desde entonces lleva más de medio siglo supliendo energía limpia a Costa Rica. Lea más…

    ¿Cuán lejos queda tu agua?

    9
    Dic
    2014

    Por

    Por Jorge Oyamada*

    Más de 10.000 hogares de las zonas rurales de Paraguay se han beneficiado de un sistema de agua potable gracias a la financiación del BID y FECASALC. 

    En las áreas rurales de Paraguay el acceso al agua potable en forma sostenible es aún un gran desafío.

    PARAGUAY – En las áreas rurales de Paraguay el acceso al agua potable en forma sostenible es aún un gran desafío.

    La Comunidad Virgen del Rosario cuenta con 111 familias que hasta hace poco más de un año no contaban con servicio de agua potable y, cada día, sus habitantes debían recorrer largas distancias en busca de agua.

    Eleucadio Benítez cuenta que “antes, acarreaba el agua por 800 metros junto con mi familia, lo hacíamos en carretilla y en bicicleta poniéndola en botellas, en bidones…”. Y tanto Eleucadio, como los demás integrantes de esta pequeña comunidad rural ubicada a 200 kilómetros al noreste de Asunción, habían acarreado diariamente el agua durante 16 años.

    A través del Programa de Agua potable y Saneamiento para Comunidades Rurales e Indígenas, financiado por un préstamo del BID y por un generoso aporte no reembolsable del Fondo Español de Agua y Saneamiento para América Latina y el Caribe (FECASALC), el Servicio Nacional de Saneamiento Ambiental (SENASA), ha construido un sistema de agua potable y promocionado la creación de la Junta de Saneamiento Virgen del Rosario que gestiona el servicio de agua potable en la comunidad. Lea más…

    Suscríbete a nuestro blog!

    Categorías
    Archivos