Español | English
Hacia el desarrollo efectivo
  • Acerca

    Este blog resalta ideas efectivas en la lucha contra la pobreza y la exclusión, y analiza el impacto de los proyectos de desarrollo en América Latina y el Caribe.
  • Autores
    Arturo GalindoArturo Galindo
    Jefe de la División de Desarrollo Estratégico del BID
    Andrés Gómez-PeñaAndrés Gómez-Peña
    Asociado de Comunicaciones
    Francisco MejíaFrancisco Mejía
    Economista principal de evaluacion
    Shakirah CossensShakirah Cossens
    Especialista Senior de Evaluación
    Alessandro MaffioliAlessandro Maffioli
    Economista Principal
    Rodolfo StucchiRodolfo Stucchi
    Especialista Senior de Operaciones
    Veronica ZavalaVeronica Zavala
    Gerente General, Oficina de Planificación Estratégica y Efectividad en el Desarrollo
    Bibiana TaboadaBibiana Taboada
    Economista
    Rosangela BandoRosangela Bando
    Economista

    ¿Cómo evitar la construcción de peores carreteras?

    22
    Jul
    2014

    Por

    Por Graham Watkins*

    Ganado muerto en una carretera por las inundaciones en Beni, Bolivia. Photo: Graham Watkins.

    Ganado muerto en una carretera por las inundaciones en Beni, Bolivia.                     Foto: Graham Watkins.

    Hace un mes me encontraba avanzando aparatosamente por una carretera polvorienta en Beni (Bolivia), de San Borja a San Ignacio de Moxos. Uno de los pasajeros del vehículo comentó que la carretera había sido apodada como “la peor del mundo”. Esto me trajo a la memoria un viaje de 36 horas que hice por la carretera Georgetown-Lethem (Guyana). Solo teníamos que recorrer una distancia de 60 km en un antiguo camión modelo Bedford del Ejército británico, pero la ruta incluyó un fémur roto, ocho horas sumergidos en un barro que alcanzaba al eje del vehículo y una caminata de 10 km en mitad de la noche con el canto de las aves nocturnas.

    Este tipo de carreteras conectan a la gente en áreas remotas. A las personas que viven a lo largo de estas carreteras les toca sufrir las consecuencias: minibuses temerarios, cambios culturales y en sus estilo de vida, reducción de la seguridad, uso de la tierra por forasteros, contaminación de los riachuelos, pesca y caza comercial e incluso inundaciones cuando las carreteras bloquean los cauces de agua naturales. El reto que supone la construcción de estas carreteras es garantizar que den servicio a toda la gente y no solo a algunas personas a expensas del resto. A continuación, expondré algunas propuestas sobre cómo enfocar mejor este desafío

    Lea más…

    Errores: mientras más simples ¿Mejor?

    15
    Jul
    2014

    Por

    Por: David Alfaro Serrano*

     erroresp

    La estimación correcta de los errores estándar de los estimadores de los coeficientes de una regresión es importante. Esta estimación es necesaria para el análisis de significatividad estadística, que es la base de la interpretación de los resultados de un análisis econométrico. En la práctica de las evaluaciones de impacto, el análisis de significancia estadística es lo que le permite al investigador decir si hay o no evidencia a favor de la efectividad de una intervención.

    En este post les cuento algo que descubrí hace poco sobre el cálculo de los errores estándar de los estimadores: hay casos en los que la correlación del error del modelo de regresión puede pasarse por alto al momento de calcularlos. Más aun, este caso se da frecuentemente cuando los datos son obtenidos de modo experimental. Lea más…

    ¿Pueden los incentivos mejorar los hábitos?

    1
    Jul
    2014

    Por

    Por: Sebastian Galiani*

    Blog Galiani Ejercicio

    Sin duda, los economistas creemos que los incentivos importan. Recientemente, incluso, se ha argumentado que los incentivos podrían utilizarse para fomentar hábitos deseables, tales como hacer ejercicio físico regularmente o adoptar una buena dieta alimentaria. Ello se ha vuelto particularmente importante en América Latina dada su situación demográfica y epidemiológica.

    Si el bienestar que nos produce consumir o hacer alguna actividad hoy depende positivamente del nivel del mismo en el pasado, o dicho en términos técnicos, si la utilidad marginal del consumo de hoy está positivamente correlacionada con el consumo pasado, entonces otorgar incentivos monetarios para realizar una actividad podría inducir a realizar esa misma actividad en el futuro, modificando de esta forma el comportamiento. Esta hipótesis se conoce como “formación del hábito”. Sin embargo, también se ha señalado que el otorgamiento de recompensas puede ser contraproducente, ya que proporciona una motivación extrínseca para una tarea o actividad que puede desplazar la motivación intrínseca existente. Esta hipótesis se conoce como “crowding-out”. Este efecto podría tener especial importancia en el mediano plazo, cuando se retiren los incentivos económicos y el individuo pueda haber perdido su motivación inicial para realizar la actividad en cuestión.

    Lea más…

    ¿Practicamos agricultura climáticamente inteligente?

    17
    Jun
    2014

    Por

    Por: Nancy McCarthy* | nmccarthy@leadanalyticsinc.com | Investigadora senior, Lead Analytics

    Credit: Istock photos.

    A pesar de la necesidad de prácticas que contrarresten los efectos del cambio climático en la agricultura, América Latina se está quedando atrás. Credit: Istock photos.

    El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático establecido por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente  y la Organización Meteorológica Mundial, en su Informe de Grupo de Trabajo I, confirmó que es extremadamente probable que la actividad humana haya contribuido a aumentos en las temperaturas medias globales de la superficie por la liberación de gases de efecto invernadero.

    El informe también afirma que es muy probable que la actividad humana haya contribuido a la mayor frecuencia de eventos atmosféricos extremos.  Dadas las tendencias actuales en las emisiones, se prevé que durante el siglo XXI continúen  los cambios climáticos y la frecuencia de los sucesos meteorológicos extremos.  Esto subraya la importancia de desarrollar e implementar estrategias de adaptación, especialmente para sectores vulnerables. 

    El Informe del Grupo de Trabajo II documenta pruebas sobre los sectores vulnerables, los efectos probables si no se lograra la adaptación y pruebas más limitadas sobre estrategias de adaptación.  Como se refleja en este informe, un sector especialmente vulnerable es la agricultura.  Aquellas personas que dependen de la agricultura como su medio de vida también son a menudo aquellos con recursos limitados para adaptarse a los cambios climáticos, incluyendo los aumentos esperados en la frecuencia de extremos meteorológicos.  Entonces, esto presenta un doble desafío, apoyar a aquellos con recursos limitados para adaptarse al cambio climático en un sector particularmente vulnerable a dichos cambios.

    Un estudio reciente de BID sintetiza la evidencia empírica existente sobre numerosas prácticas agrícolas que proponen aumentar la productividad de los cultivos y reducir su variabilidad mejorando la calidad del suelo, aumentando la eficiencia del uso de agua y reduciendo la erosión del agua y del suelo. 

    Lea más…

    ¿Sirven las pensiones no contributivas?

    10
    Jun
    2014

    Por

    By: IDB photo gallery.

    Crédito: Archivo de fotos del Banco Interamericano de Desarrollo.

    Sin duda, uno de los componentes más importantes del sistema de seguridad social son las pensiones.

    Las pensiones mejoran el bienestar facilitando la estabilización del consumo en el ciclo de vida. Cuando un individuo contribuye a una pensión, consume hoy un poco menos de lo que produce, a manera de consumir más cuando se haya retirado y ya no esté produciendo. Las pensiones permiten que las personas se retiren del mercado laboral sin el temor de caer en la pobreza o de empobrecer a sus familiares.

    La forma más común de pensiones en los Estados Unidos y en muchos otros países con alto ingreso son los planes de pensiones contributivas que se financian con impuestos al trabajo. Sin embargo, los planes contributivos han demostrado ser difíciles de implementar a escala en economías con mercados informales (Dethier 2007, Galiani y Weinschelbaum 2012, y Levy 2008). Como resultado, en el mundo en vías de desarrollo, un porcentaje importante de la población no está cubierta por pensiones contributivas. En América Latina, la cobertura de pensiones contributivas está entre el 10% y el 60% (Dethier et al., 2010). En México, la cobertura es de sólo el 23%. La mayoría de estos países han más bien recurrido a sistemas de pensiones no contributivas con focalización (PNC) por edad e ingreso (Holzmann et al. 2010, y McKinnon and Sigg 2006).

    ¿Puede un esquema de pensiones no contributivas funcionar en un país en país en desarrollo?

    http://blogs.iadb.org/desarrolloefectivo_en/wp-includes/js/tinymce/plugins/wordpress/img/trans.gif Lea más…

    Suscríbete a nuestro blog!

    Categorías
    Archivos