Environmental SafeguardsSustainable Infrastructure

Trátese con cuidado: un enfoque para proteger el medio ambiente

posted by junio 5, 2017 2158 Views 0 comments

El término “guantes de seda” se utiliza normalmente para describir el trato delicado y meticuloso en la provisión de un servicio, similar al de “trátese con cuidado”. En este Día Mundial del Medio Ambiente, quisiéramos referirnos a un nuevo enfoque que adopta este concepto y lo aplica al cuidado de la naturaleza. Después de todo, tenemos sólo una Tierra, cuyo hábitat natural debería ser tratado con cuidado para asegurarnos de que las actuales y futuras generaciones puedan gozar el aire límpido, agua potable en abundancia y ecosistemas saludables.

Minimizando el impacto de las líneas de transmisión sobre hábitats naturales críticos

Pero primero quisiéramos referirnos a otro valioso recurso que es también provisto por la naturaleza: la electricidad. El suministrar electricidad a zonas previamente desatendidas significa mucho más que permitir a sus habitantes ver televisión a la noche: es dar luz para que los niños puedan estudiar y aprender, refrigeración para que los alimentos y medicamentos se preserven mejor, precios más bajos de energía, menores emisiones, y un sustancial aumento de la productividad económica y del potencial de las áreas atendidas. Sin lugar a dudas, el suministrar y mantener un servicio eléctrico confiable a una determinada región se traduce en beneficios económicos y sociales para sus habitantes y, huelga decirlo, también en beneficios para el proveedor. Sin embargo, el crecimiento y el desarrollo podrían conllevar riesgos directos e indirectos para el medio ambiente.

Los impactos directos incluyen:

  • Pérdida de vegetación;
  • Mortandad de especies silvestres por la pérdida de su hábitat, colisiones o electrocución;
  • Erosión;
  • Efectos de borde; y
  • Fragmentación, o efecto barrera, sobre la fauna local.

Los impactos indirectos incluyen:

  • Persistente deforestación;
  • Introducción de Especies no nativas o invasoras; y
  • Problemas causados por un mayor acceso y utilización de los recursos, que se traducen en prácticas ilegales de caza, vertidos y minería.

Estos efectos pueden resultar particularmente dañinos para los Hábitats Naturales Críticos (ANC) tales como parques nacionales, refugios de vida silvestre, centros de biodiversidad y otras áreas protegidas.

Para hacer frente a este desafío, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se asoció con The Nature Conservancy (TNC) para desarrollar la guía con recomendaciones para evitar y minimizar los impactos que tienen la planificación, diseño, construcción, operación, mantenimiento y clausura de líneas de transmisión y distribución en Hábitats Naturales Críticos.

El concepto es simple y sigue la Jerarquía de Mitigación estándar:

(Fuente: Guía para Evaluar y Manejar los Impactos y Riesgos de la Biodiversidad en Operaciones Apoyadas por el Banco Interamericano de Desarrollo)

(Fuente: Guía para Evaluar y Manejar los Impactos y Riesgos de la Biodiversidad en Operaciones Apoyadas por el Banco Interamericano de Desarrollo)

  • Minimización: medidas adoptadas para reducir la duración, intensidad y/o alcance de los impactos (incluyendo los directos, indirectos y acumulativos) que no puedan ser completamente evitados
  • Restauración/Rehabilitación: medidas adoptadas para restaurar ecosistemas alterados o para rehabilitar ecosistemas degradados tras su exposición a impactos que no se puedan minimizar o evitar completamente
  • Compensar/Contrarrestar: medidas adoptadas para compensar cualquier impacto adverso residual significativo que no se haya podido evitar, minimizar, rehabilitar o restaurar para lograr que no exista pérdida neta o que haya ganancia neta de biodiversida

Con estos principios en mente, la táctica del Guante de Seda se propone establecer algunas pocas y simples mejores prácticas para el tendido de líneas transmisión con el fin último de proteger a estos ambientes sensibles.

El proceso se inicia en la etapa de factibilidad y diseño. Los planificadores del proyecto deberían identificar potenciales tendidos o rutas alternativas que eviten pasar por estos ambientes protegidos; la mejor manera de evitar que haya impactos en los ANC es sortearlos totalmente. En la etapa de diseño también debería considerarse la inclusión de algunos elementos específicos para reducir los impactos, como por ejemplo la suficiente distancia entre cables, tipo y altura de los postes, longitud de los tramos, alineado de los cables conductores, y también la opción de utilizar cables soterrados en vez de tendidos aéreos en determinadas situaciones.

Cuando a las líneas de transmisión no les quede más remedio que pasar por una ANC, algunos simples y pequeños retoques al diseño estándar de ingeniería pueden ayudar a reducir sustancialmente los potenciales impactos.

  • Los proyectos deberían evitar la creación de nuevas rutas de acceso. Esto puede lograrse mediante la utilización de caminos preexistentes o de corredores de infraestructura tales como tuberías, vías férreas y otras líneas de transmisión. El evitar la creación de nuevos caminos de acceso reduce la deforestación y elimina los impactos indirectos de largo plazo tales como el efecto barrera y el mayor acceso y uso por parte de las personas. La construcción y monitoreo de la línea de transmisión ya que todo el material y personal deberán ser transportados hasta los sitios de emplazamiento de las torres por helicóptero, a lomo de burro o a pie.
  • Los proyectos deberían evitar la remoción de vegetación a lo largo del derecho de paso entre estructuras, incluyendo la cubierta forestal. Esto puede lograrse mediante la construcción de torres más altas y también variando la distancia entre torres. Estas medidas reducen sustancialmente los impactos sobre la vida silvestre y la biodiversidad en general.
  • Las áreas de trabajo tales como los sitios de emplazamiento de las torres, terrenos de almacenaje y campamentos de trabajo deberían ubicarse fuera de las áreas protegidas y luego restaurados o rehabilitados siguiendo las actividades de construcción. También debería elaborarse un Plan de Revegetación para restaurar las áreas de trabajo que incluya el uso de especies nativas. Asimismo, se debería elaborar un Plan de Monitoreo para hacer el seguimiento del crecimiento de las áreas sujetas a revegetación durante un mínimo de cinco años.
  • Los proyectos deben considerar medidas de compensación de biodiversidad para subsanar las pérdidas no mitigadas por las medidas descriptas más arriba y para asegurarse de que no exista pérdida de biodiversidad. Dichas compensaciones deberían diseñarse basándose en la magnitud de los impactos de los proyectos y pueden ir desde la restauración de áreas degradadas hasta el establecimiento y manejo de un área protegida designada a nivel federal.
  • Otras medidas pueden implementarse según los impactos específicos sobre el terreno, tales como la preparación de Un Plan de Protección Aviar (PPA) que esté en línea con los estándares del Comité de Interacción entre Aves y Líneas Eléctricas (APLIC, por sus siglas en inglés). Este plan puede incluir la instalación de sistemas desviadores de pájaros (que pueden reducir la frecuencia de colisión de las aves en al menos un 50 a un 60%), cajas-nido, o sistemas para evitar que las aves se posen sobre los cables. La construcción de torres por fuera de las áreas protegidas también puede contribuir a reducir el tamaño de las zonas de obra en dichas áreas. Por último, la implementación de un estricto plan de control de acceso puede disminuir o eliminar los impactos indirectos causados por otros usuarios.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

DEJA UN COMENTARIO