Un mundo sin conductores: ver para creer

Hace más de cuarenta años, el primer vehículo que podría llamarse, realmente, “autónomo” tomó las calles de Japón, cerca de la Universidad de Tsukuba. El vehículo no fue una gran revolución- sólo podía moverse a menos de 20 kilómetros de hora. Pero, por primera vez, eran los ordenadores quienes manejaban.  Lo demás es historia. A ya … Sigue leyendo Un mundo sin conductores: ver para creer