¿Qué nos enseña Tesla sobre el futuro del trabajo?

¿Qué nos enseña Tesla sobre el futuro del trabajo?

No hay un solo día en que mi hijo de 8 años no grite de emoción para avisarme que estamos pasando al lado de un vehículo eléctrico. Para un niño que apenas está descubriendo el mundo, es comprensible que un auto totalmente eléctrico sea tan emocionante (yo misma, cuando tenía su edad, soñaba con tener un auto como el de los Supersónicos… y todavía lo pienso cada vez que estoy atorada en el tráfico). Además de ser más amigables con el medio ambiente que los autos tradicionales, los eléctricos también son atractivos para el bolsillo de sus dueños (que ya no tienen que cubrir los costos de la gasolina). Una de las empresas que lidera el segmento de autos eléctricos, Tesla, ha acaparado muchos titulares recientemente por no obtener los resultados esperados al decidir automatizar su producción. ¿Qué podemos aprender de Tesla sobre el rol de los humanos en el futuro del trabajo?

¿Qué hace que los autos eléctricos sean tan populares?

Aunque el primer automóvil se creó en Alemania en 1886, los autos no fueron tan populares hasta después de 1908, cuando la empresa americana Ford desarrolló Modelo T. Sin embargo, a pesar de que desde entonces han aparecido muchas compañías que ofrecen una gran variedad de opciones de automóviles, y de que las características, el kilometraje, la velocidad y la tecnología han evolucionado en gran medida desde el Modelo T, una cosa sigue siendo igual: se trata de motores que funcionan con gasolina.

Buscando cambiar esta realidad y generar ventajas competitivas a la industria automovilística, Tesla construyó una planta casi totalmente automatizada en el Estado de California, en Estados Unidos. Apoyándose en la tecnología y en la producción en masa, la empresa logró reducir el precio de los vehículos eléctricos y hacerlos más accesibles para los consumidores de clase media. Ahora bien, a pesar de que los robots y la inteligencia artificial trabajan 24 horas al día, 7 días a la semana y cientos de miles de personas están ansiosas por comprar uno de estos autos eléctricos, Tesla ha tenido problemas para alcanzar sus metas de producción: en lugar de acelerar el proceso, los robots hacían todo más lento. ¿Será que, después de todo, las máquinas no trabajan mejor que los humanos?

A pesar de que los robots y la inteligencia artificial trabajan 24 horas al día, 7 días a la semana y cientos de miles de personas están ansiosas por comprar uno de estos autos eléctricos, Tesla ha tenido problemas para alcanzar sus metas de producción.

Robots y humanos trabajando juntos

Recientemente, un estudio que agrupa a más de mil compañías que están liderando la implementación de sistemas de inteligencia artificial en todo el mundo encontró que la mayor parte de las ganancias de rendimiento se alcanzan no cuando las máquinas reemplazan a las personas, sino cuando trabajan de la mano con las personas. En estas relaciones colaborativas, la gente puede ayudar a que las máquinas funcionen mejor y las máquinas pueden ayudar a la gente a incrementar sus niveles de desempeño.

La mayor parte de las ganancias de rendimiento se alcanzan no cuando las máquinas reemplazan a las personas, sino cuando trabajan de la mano con las personas.

En el caso de Tesla, su CEO, Elon Musk, admitió públicamente que la automatización excesiva de la empresa fue un error. Aparte de no alcanzar sus metas de producción, la empresa no está ahorrando dinero como estaba previsto. A pesar de que un robot puede reemplazar la cantidad de empleados que se desempeñan en labores manuales, también es cierto que incrementa la cantidad de empleados altamente cualificados. Pero solo es cuestión de tiempo antes de que las organizaciones encuentren la manera de bajar los costos de producción, y el intento fallido de Tesla de crear una planta totalmente automatizada reveló qué roles necesitan las organizaciones que planean construir plantas de este tipo. De hecho, Tesla tuvo que contratar empleados en labores que van más allá de los típicos empleos de producción (un supervisor de mantenimiento de equipos, por ejemplo, debe poseer habilidades de robótica e ingeniería de controles). El aprendizaje es que los humanos todavía hacemos falta, pero necesitamos habilidades técnicas avanzadas para poder colaborar con los robots.

A pesar de que un robot puede reemplazar la cantidad de empleados que se desempeñan en labores manuales, también es cierto que incrementa la cantidad de empleados altamente cualificados.

Lecciones sobre automatización

Tesla nos ha permitido mirar de cerca el futuro del trabajo. A pesar de los obstáculos, logró introducir una nueva tecnología en el mercado y un nuevo sistema de producción apoyado en la automatización. Nuevos procesos de robótica avanzada e inteligencia artificial se están poniendo en marcha, y los trabajadores deben reentrenarse para continuar añadiendo valor y conservar su lugar en el mercado laboral del mañana (al fin y al cabo, es muy probable que, cuando mi hijo pueda manejar, la mayoría de los autos sean eléctricos, si es que no aparece una nueva tecnología de aquí a 10 años). Las máquinas probablemente no reemplazarán a todos los humanos, pero sí a aquellos que no tienen habilidades técnicas avanzadas. Esto creará una nueva ola de empleos que brindarán ventajas competitivas a aquellas organizaciones que puedan encontrar dicho talento.

About the Author

Andrea Garcia-Fernandez
Andrea Stefania Garcia-Fernandez es consultora de la División de Mercados Laborales del BID, especializada en estrategias de involucramiento con el sector privado. Previamente, trabajó como directora asociada de Involucramiento Corporativo de Year Up, en donde desarrolló e implementó soluciones para el desarrollo de la fuerza laboral. Con varios años de experiencia en reclutamiento técnico y desarrollo de negocios, ha concretado numerosas alianzas corporativas y brindado soluciones de capital humano a empresas en todos los Estados Unidos. Andrea nació en Ecuador y creció en la ciudad de Philadelphia. Es licenciada en Marketing (Temple University, Estados Unidos) y cuenta con certificaciones en Planificación Estratégica de la Fuerza Laboral y Estrategia de Capital Humano. Además, ha cursado estudios de postgrado enfocados en Desarrollo del Capital Humano en LaSalle University.

Be the first to comment on "¿Qué nos enseña Tesla sobre el futuro del trabajo?"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*