Tecnología y psicología para mejorar el futuro de las pensiones

Tecnología y psicología para mejorar el futuro de las pensiones

¿Puede un mensaje de texto o anuncio en una red social animarte a ahorrar para tu jubilación? ¿Y si cada vez que fueras de compras ahorraras automáticamente? ¿Ahorrarías para tu retiro si tuvieras esa opción a golpe de clic o siguiendo unos pasos muy sencillos a través de una aplicación del celular? Las nuevas tecnologías y las averiguaciones de la economía del comportamiento (la disciplina que estudia los factores psicológicos que inciden en que las personas no siempre tomemos las mejores decisiones económicas para nosotros mismos) abren un horizonte desconocido a la hora de enfrentar uno de los desafíos de la región en materia de pensiones: el escaso ahorro previsional.

Las nuevas tecnologías y las averiguaciones de la economía del comportamiento abren un horizonte desconocido a la hora de enfrentar uno de los desafíos de la región en materia de pensiones: el escaso ahorro previsional.

Estudiar qué funciona (y qué no) para promover un mayor ahorro para la vejez en América Latina y el Caribe es el principal objetivo del Laboratorio de Ahorro para el Retiro, un nuevo proyecto con el que desde el BID queremos impulsar un asunto clave en el contexto presente y futuro de las pensiones en la región. La radiografía actual es inquietante: pocas personas cuentan con una pensión en la vejez y, además, los pocos afortunados que pueden llamarse a sí mismos pensionistas reciben habitualmente montos insuficientes para llevar una vida digna. Mirando hacia adelante, el panorama es todavía más preocupante: en ausencia de reformas, el rápido envejecimiento de la población agravará esta situación en las décadas venideras.

Aunque quieren ahorrar, pocos lo hacen

Millones de trabajadores en la región no ahorran para su retiro. A esta realidad contribuyen el mal funcionamiento del mercado de trabajo, el diseño de los sistemas de pensiones y también las barreras psicológicas propias de la naturaleza humana. Esta es la razón que explica que, aunque las encuestas de opinión demuestran que los trabajadores de la región quieren ahorrar, pocos logran hacerlo.

El escaso ahorro previsional y la situación general de los sistemas de pensiones de la región, que también se ven amenazados por el futuro del mercado laboral, obliga hoy más que nunca a la búsqueda de soluciones imaginativas. Por esta razón, el Laboratorio de Ahorro para el Retiro nace como un espacio de ensayo para saber de qué forma se puede aprovechar la tecnología y la psicología para generar un mayor ahorro previsional en América Latina y el Caribe. Con más de 15 intervenciones previstas (algunas de ellas ya en marcha), el proyecto buscará  incrementar el ahorro para el retiro de los trabajadores de la región y generar evidencia rigurosa que ayude en el futuro a mejorar los sistemas de pensiones.

El escaso ahorro previsional y la situación general de los sistemas de pensiones de la región, que también se ven amenazados por el futuro del mercado laboral, obliga hoy más que nunca a la búsqueda de soluciones imaginativas.

No parece posible pasar del modelo tradicional del Estado del Bienestar a uno adaptado al siglo XXI sin apropiarse y aprovechar al máximo las oportunidades que nos brinda la tecnología y la economía del comportamiento. Con el Laboratorio de Ahorro para el Retiro buscamos iluminar el camino. ¿Nos acompañas? Te invitamos a visitar la página web del proyecto, donde también puedes encontrar información sobre las pruebas piloto que ya están en marcha en cuatro países (Chile, Colombia, México y Perú) y detalles sobre el enfoque del proyecto.

About the Author

María Teresa Silva-Porto
María Teresa es consultora de la División de Mercados Laborales, donde coordina el Laboratorio de Ahorro para el Retiro. Es licenciada en Economía por la Universidad de las Américas Puebla y maestra en Políticas Públicas por la Universidad de Oxford en el Reino Unido. Se ha desempeñado como asesora del Secretario del Trabajo y Previsión Social en México y como directora de Política Social y Empleo en la Coordinación de Asesores del Presidente de México. También ha trabajado en diversos organismos internacionales como la CEPAL, la Comisión Europea y la Cooperación Alemana para el Desarrollo.

3 Comments on "Tecnología y psicología para mejorar el futuro de las pensiones"

  1. Estoy interesada en conocer más sobre estos proyectos de ahorro en pensiones, como se accede a ellos o como se participa.

    • María Teresa Silva-Porto María Teresa Silva-Porto | 7 mayo 2018 at 6:49 pm | Responder

      Muchas gracias por tu interés. Nuestra contraparte principal en los países de América Latina y el Caribe son las Superintendencias de Pensiones e Institutos de Seguridad Social, pero también buscamos trabajar con academia, sector privado y administradoras de fondos de pensiones. En la página http://www.iadb.org/laboratorioahorro puedes encontrar más información del proyecto.

      • Maritza Aguilar | 21 mayo 2018 at 1:23 am | Responder

        srta Maria Teresa, reciba mi cordial saludo, ante todo felicitarla por tan loable gesti{on, quisiera saber cómo se participa en los proyectos de seguridad Social, soy de Perú y quisiera participar en un proyecto de ayuda de incentivar por la razón que existe muchas personas que no toman conciencia del ahorro para asegurar una vejez en el futuro.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*