La precariedad del empleo juvenil, en tres cifras

Encontrar un buen empleo es siempre complejo, pero para los jóvenes suele convertirse en  “más difícil todavía”. Muchos de ellos ni siquiera buscan trabajo, dado que están desmotivados por las pocas probabilidades de encontrarlo. Aprovechando la publicación de los indicadores de empleo en la plataforma digital del BID Numbers for Development presentamos tres cifras que, de manera elocuente, nos recuerdan la realidad del empleo juvenil en América Latina y el Caribe.

19.9 millones de NiNis

Uno de cada cinco jóvenes de 15 a 24 años de la región son NiNis, es decir, ni estudian ni trabajan. El porcentaje es aún mayor y alcanza a uno de cada cuatro jóvenes en países como Honduras (28.67%), Guatemala (27.36%) o El Salvador (26.61%). Si miramos los números con más detalle descubrimos que la inmensa mayoría de NiNis son mujeres: un 77%, o lo que es lo mismo: por cada NiNi varón hay tres NiNis que son mujer. Las altas tasas de embarazo adolescente y su consecuente impacto en el cuidado de los niños hacen que muchas muchachas de la región no puedan estudiar ni trabajar. Explorar estos datos.

14% de desempleados

El desempleo afecta más a los jóvenes que a los adultos mayores (25 a 64 años). De hecho, el porcentaje es tres veces mayor: 14% contra un 4% para los adultos mayores. Los países que tienen una tasa de desempleo juvenil más elevada, por encima del 25%, son del Caribe: Jamaica, Barbados y Bahamas. En el otro extremo encontramos a Bolivia, Guatemala y Trinidad y Tobago, donde apenas un 5% de los jóvenes de 16 a 24 años están desempleados. Explorar estos datos.

54.4% de informales

La mayoría de los jóvenes asalariados tienen un empleo informal, y por tanto, en peores condiciones de protección social y derechos legales. Este porcentaje, nuevamente, es muy superior al que encontramos entre los adultos mayores (25 a 64 años), que  se sitúa en el 33.1%. Como se explica en Empleos para Crecer, esta alta informalidad, unida a aspectos como la alta rotación laboral o la falta de inversión en capacitación, alimenta el círculo vicioso del empleo precario. Explorar estos datos.

¿Quieres saber más sobre el empleo joven?

Para conocer más sobre el empleo joven en América Latina y el Caribe, consulta nuestro portal de datos del mercado laboral: Sistema de Información de Mercados Laborales y Seguridad Social (SIMS).

3 Comments on "La precariedad del empleo juvenil, en tres cifras"

  1. Gerardo Otalora | 2 mayo 2017 at 8:50 am | Responder

    estamos deesaprovechando nuestro bono poblacional; necesitamos mas politicas d etransformacion productiva y desarrollo tecnologico

    • Completamente de acuerdo, en mi país hay muchos jovenes uniendose a bandas, ellos pudiesen ser empoderados y conectados con bancos de trabajo

  2. Es verdad es una crisis la que se esta presentando con los valores que se le estan transmitiendo a los jovenes

Leave a comment

Your email address will not be published.


*