Mejores empleos para el desarrollo

‘Mejores empleos para el desarrollo’ es una frase que le resultará familiar si usted es un lector asiduo de este blog. Estas cinco palabras no conforman un simple eslogan: con ellas describimos nuestro compromiso con América Latina y el Caribe. Pero, ¿qué entendemos por mejores empleos? ¿Qué significa eso para quienes trabajamos en el BID? En este 1 de mayo, con motivo del Día Internacional de los Trabajadores, reafirmamos nuestra visión explicando con más detalle ese objetivo que nos mueve y nos inspira: la búsqueda de mejores empleos.

Fomentar más empleos. El desarrollo de América Latina y el Caribe pasa, en buena medida, por la creación de más trabajos. Incluir efectivamente a las mujeres (el 44% de ellas no trabajan) y a los jóvenes, a los 22 millones de NiNis que arrastra la región, en el mercado laboral es una de nuestras asignaturas pendientes. Por eso, desde el BID apoyamos las políticas que persiguen la inserción laboral de grupos vulnerables o en peligro de exclusión, como el Programa de Apoyo al Empleo (PAE) de Bolivia, y trabajamos por el fortalecimiento de los Servicios Públicos de Empleo de los países de la región.

Conseguir empleos más productivos. Porque no sólo la cantidad importa, también nos preocupamos por apoyar aquellos programas que buscan mejorar la calidad y la pertinencia de la formación profesional, así como programas de competencias y programas de capacitación en el trabajo y formación continua, como el del sector hotelero de Riviera Maya, en México. Como se puso de manifiesto en los eventos de TransFormación celebrados el pasado año, la falta de trabajadores bien preparados es un problema para uno de cada tres empresarios de América Latina y el Caribe, una dificultad ante la que no sirve quedarse de brazos cruzados.

Consolidar empleos más protegidos. Que haya más trabajadores y que éstos sean más productivos no es suficiente si no atajamos problemas acuciantes como la informalidad o la precariedad de los trabajos, aspectos que observamos con inquietud: en la región de América Latina y el Caribe, más de la mitad de los trabajos son informales y sólo cuatro de cada diez trabajadores contribuyen a un sistema de pensiones o ahorran para su jubilación. Mejorar estos datos, recogidos en publicaciones como ‘Panorama de las Pensiones: América Latina y el Caribe’ o ‘Mejores Pensiones, Mejores Trabajos’, es una obligación. Por ello, desde el BID apoyamos el diseño de sistemas de pensiones sostenibles y financiables, la puesta en marcha de programas de seguro de desempleo y, además, contribuimos a recopilar información útil sobre pensiones y seguridad social.

Conseguir mejores empleos para el desarrollo no será posible si desatendemos a las instituciones que deben hacerlo posible. Esta es la razón por la que desde el BID trabajamos por fortalecer las instituciones laborales y de seguridad social con modelos innovadores y eficaces. Desde 2009, año de creación de la Unidad de Mercados Laborales y Seguridad Social, hemos apoyado este esfuerzo con más de 840 millones de dólares de inversión, con los que se han beneficiado más de 8 millones de buscadores de empleo y con los que, entre otras cosas, se ha podido formar a más de 670.000 trabajadores. Es indudable que la tarea a realizar es todavía ingente, que queda mucho por hacer. Para ello, es importante que todos nos hagamos cargo de la necesidad de actuar. Ojalá este artículo le haya permitido reflexionar. Feliz Primero de Mayo.

About the Author

Carmen Pagés
Carmen Pagés-Serra es la jefa de la División de Mercados Laborales del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En forma previa a esta labor, Carmen se desempeñó como economista principal en el Departamento de Investigación del BID, donde lideró importantes publicaciones tales como 'La Era de la Productividad: Cómo transformar las economías desde sus cimientos', las últimas ediciones de la publicación insignia anual del banco, el 'Desarrollo en las Americas' (DIA). Carmen es también autora del libro 'Ley y Empleo: lecciones de América Latina y el Caribe', escrito conjuntamente con el Premio Nobel Prof. James Heckman, así como de dos libros adicionales ('Se buscan buenos empleos: los mercados laborales en América Latina' y 'La creación de empleos en América Latina y el Caribe: tendencias recientes y los retos políticos'). Carmen ha publicado extensamente en revistas académicas y de política líderes en las áreas de mercados laborales, seguridad social y productividad. Antes de formar parte del BID, Carmen se desempeñó entre los años 2004 y 2006 como economista sénior en temas laborales en el Banco Mundial. Carmen cuenta con una Maestría en Economía de la Universidad Autónoma de Barcelona y un Doctorado en Economía de la Universidad de Boston.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*