Corea: viejo a los 25, eliminado a los cincuenta

Corea: viejo a los 25, eliminado a los cincuenta

Hace un par de semanas leí en The Economist un título que me llamó la atención: El sistema coreano de educación. La gran descompresión.  El contenido de la nota me confundió: “El sistema [educativo de Corea del Sur] excluye a los talentos que se desarrollan tarde: florecer a los 25 años ya es muy tarde.  Y en el largo plazo esto significa un país más pequeño“. 

Según el artículo, los jóvenes coreanos se matan por entrar a las mejores  universidades porque las grandes empresas sólo contratan jóvenes directamente desde ellas, de manera que la entrada al mercado laboral es muy complicada. Los padres son tan conscientes de ello que el costo para preparar a los hijos para los exámenes que determinan a qué universidad podrás acceder es una de las causas de la bajísima fertilidad del país –la menor tasa de la OECD-.

Y el reporte especial de la misma edición, me dejó pensando desde entonces…. “Corea del Sur necesita hacer un mejor uso de los trabajadores más viejos“.   Según parece, los empleadores del país no están usando demasiado bien a la gente de 50 y pico –aquellos nacidos del baby boom después de la guerra de Corea.  Y las grandes empresas impondrían el retiro obligatorio a los 56-58, de manera que muchos se retiran incluso antes de esa edad.  Los empleadores argumentan que la productividad no aumenta con el ”seniority“ y el 57% de las empresas sostiene  que la baja adaptabilidad al cambio justifica no mantener a dichos trabajadores.  Una vez retirados, las opciones para estos trabajadores son insignificantes.

O sea, ¿no hay segundas oportunidades, ni para jóvenes ni para adultos? El país deja sobre la mesa mucho talento sin aprovechar, por todos lados. ¿Será que, tratándose de una de las economías con mayor PIB per cápita y sin problemas de productividad, a nadie le preocupa conectar mejor el sistema educativo con el mercado laboral?  ¿O será que no creen que el buen desempeño laboral es también felicidad?

Autor foto: Korry B

About the Author

Graciana Rucci
Graciana Rucci es especialista líder de la División de Mercados Laborales en el BID, institución a la cual se incorporó en 2005 como profesional júnior, colaborando con la Oficina de Evaluación y Supervisión, División Social para países andinos y con la División de Salud y Protección Social. Antes, Graciana trabajó en el Banco Mundial y en el Departamento de Investigación de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). Sus áreas de especialización incluyen economía laboral y de la educación, econometría aplicada, evaluación de impactos y resultados, economía para el desarrollo, y protección social. Graciana cuenta con experiencia en el diseño, implementación y evaluación de intervenciones en temas laborales, de formación de habilidades y de protección social en Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Guyana, México, Perú y Uruguay. Actualmente, Graciana está trabajando en áreas de formación de habilidades y desarrollo productivo, tanto en proyectos en terreno como analíticos y de investigación. Graciana cuenta con un Doctorado en Economía de la Universidad de California y una Maestría en Economía de la Universidad Nacional de La Plata.

1 Comment on "Corea: viejo a los 25, eliminado a los cincuenta"

  1. Lamentablemente, se pierde al cosmovisión de vida integral, lo que pasa con Asia, en los países Nórdicos, algunos Europeos y otros Africanos, la costumbre de los mayores de la época antigua era que la experiencia de las ancianos se respetaba porque ellos eran los sabios por naturaleza por ende se les guarda el respeto; des afortunadamente a medida que ha entrado los avances científicos y tecnológicos estas filosofías de las vidas han ido desapareciendo de nuestros pueblos y por ende vivimos la pesadilla de la deshumanización del ser y su esencia de vida.

    Todo esto nos conduce al caos des generacional que vivimos hoy y el futuro que nos espera es mas cruel, dañino e injusto; tocará reeducar a estos nuevas civilizaciones humanas ha que vuelvan a encaminar sus vidas a las sendas antiguas sin perder las fronteras proyectistas de avanzada.

    RAMÓN DIEGO BORJA SÁNCHEZ
    CALI – VALLE DEL CAUCA – COLOMBIA – SUR AMÉRICA

Leave a comment

Your email address will not be published.


*