Atrapados en la red del empleo precario

¿Recuerdas cómo fue la última vez que buscaste un empleo?  O quizá en este mismo momento estés buscándolo y enfrentas las grandes dificultades que supone. Encontrar trabajo puede ser una de las cosas más complicadas del mundo, especialmente si vives en un país donde hay mucha gente desempleada y las oportunidades son escasas. A la  mayor parte de las personas desempleadas en la Región se le hace difícil encontrar un empleo, y por ello recurre a métodos informales: amigos, familiares o conocidos. Por ejemplo, en países como México y Colombia, un 70% de las personas recurrieron a métodos informales de búsqueda de trabajo y en Paraguay un 90% (Mazza, J., 2011).

Lo más preocupante de la búsqueda de empleos por medios informales es que, cuando estudiamos quién utiliza estas redes informales, descubrimos que la búsqueda laboral informal es mucho mayor entre las personas de menor nivel educativo.  Es más, es el método más utilizado en toda la región entre los trabajadores con un nivel educativo de primaria completa o un nivel más bajo. Entonces, si son tus amigos y familiares los que están ayudándote a encontrar un empleo, lo más probable es que los trabajos que te ofrezcan sean parecidos a los de tu entorno. Si vives en una favela en Rio de Janeiro y tus amigos y familiares viven y trabajan allí, lo más probable es que el trabajo que consigas a través de ellos sea en ese mismo lugar. Esto genera una trampa de pobreza, ya que el empleo es el activo más importante de las personas pobres y los ingresos laborales dignos son el pasaje para salir de la pobreza.

Entonces, ¿cómo se puede romper ese círculo? Una forma podría ser aumentando la información sobre las vacantes existentes en el sector productivo. De esta forma, las personas ya no dependerían de que sus amigos y familiares les avisen sobre un puesto. Como se dijo en un blog anterior, los Servicios de Empleo, o agencias de intermediación laboral, cumplen la sana función de brindar este tipo de información. De esta forma, ayudan a conectar a las personas desempleadas con vacantes, guiándolos acerca de cómo presentarse a una entrevista y como mejorar su currículum. Muchas veces, estas agencias también cuentan con sistemas de búsqueda de vacantes por internet, que ayudan a hacer llegar de forma más rápida esta información. Esto es bueno no solo para las personas desempleadas, sino también para los empleadores, que pueden de esta forma contar con ayuda para poder encontrar personas preparadas para entrar a trabajar en sus empresas.

About the Author

Laura Ripani
Laura Ripani es especialista líder en la División de Mercados Laborales del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Se especializa en el área de mercados laborales, con particular interés en la mejora de oportunidades en los mercados laborales para jóvenes. Ha publicado ampliamente en revistas académicas en las áreas de mercados laborales, protección social y educación. Antes de formar parte del Banco, trabajó para el Banco Mundial en proyectos relacionados con la pobreza y los mercados laborales en América Latina. Cuenta con un Doctorado y una Maestría en Economía de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, y tiene una Licenciatura y una Maestría en Economía de la Universidad Nacional de La Plata, Argentina.

1 Comment on "Atrapados en la red del empleo precario"

  1. norma teresa ortega de riveros | 7 julio 2014 at 6:56 pm | Responder

    me gusto y me sirve mucho este análisis sobre el empleo precario para una investigación realizada

Leave a comment

Your email address will not be published.


*