El trabajo, en el corazón

Que el trabajo es una parte importante de nuestras vidas es evidente. Aunque sólo sea por el tiempo que le dedicamos a lo largo de nuestra vida activa o, incluso mucho antes, cuando nos estamos forjando un futuro desde la educación. Del trabajo depende también el acceso a salud, protección ante el desempleo o ante pobreza en la vejez. Y, el trabajo es uno de los factores que más condiciona nuestras oportunidades: desde la posibilidad de vivir con mejores condiciones, en un hogar más digno o en una ciudad más agradable, a la posibilidad de formar una familia o desarrollarnos personalmente haciendo algo que nos gusta.

Pero, además de esta dimensión personal, el trabajo también condiciona las posibilidades de desarrollo de un país. Las opciones de crecimiento económico, de transformar una economía y de cambiar a mejor las condiciones de vida de toda la sociedad dependen, en gran medida, del potencial humano de un país, de su fuerza laboral y de las instituciones y políticas que condicionan cuántas personas trabajan, el esfuerzo que realizan, el capital humano en el que invierten a lo largo de su vida, y si este capital humano se emplea de forma productiva.

En la División de Mercados Laborales y Seguridad Social del BID llevamos años trabajando todos estos temas desde la convicción que el trabajo es una de las palancas centrales para impulsar un desarrollo  genuino (equitativo, incluyente y sostenible) en cada uno de los países de América Latina y el Caribe. La región se juega buena parte de su futuro en cómo corrija algunas cifras tan alarmantes como la baja productividad laboral o los escasos niveles de protección social.

Desde este blog que hoy inauguramos queremos abrir un canal de comunicación con todos aquellos que, como nosotros, han puesto sus anhelos, proyectos e investigaciones para conseguir mejores empleos –empleos más productivos y más protegidos– para la región. Un trabajo que hacemos de corazón, porque estamos convencidos que el trabajo está en el corazón del desarrollo de nuestros países.

About the Author

Carmen Pagés
Carmen Pagés es la jefa de la División de Mercados Laborales del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En forma previa a esta labor, Carmen se desempeñó como economista principal en el Departamento de Investigación del BID, donde lideró importantes publicaciones tales como 'La Era de la Productividad: Cómo transformar las economías desde sus cimientos', las últimas ediciones de la publicación insignia anual del banco, el 'Desarrollo en las Americas' (DIA). Carmen es también autora del libro 'Ley y Empleo: lecciones de América Latina y el Caribe', escrito conjuntamente con el Premio Nobel Prof. James Heckman, así como de dos libros adicionales ('Se buscan buenos empleos: los mercados laborales en América Latina' y 'La creación de empleos en América Latina y el Caribe: tendencias recientes y los retos políticos'). Carmen ha publicado extensamente en revistas académicas y de política líderes en las áreas de mercados laborales, seguridad social y productividad. Antes de formar parte del BID, Carmen se desempeñó entre los años 2004 y 2006 como economista sénior en temas laborales en el Banco Mundial. Carmen cuenta con una Maestría en Economía de la Universidad Autónoma de Barcelona y un Doctorado en Economía de la Universidad de Boston.

2 Comments on "El trabajo, en el corazón"

  1. sin lugar a dudas el contar con un empleo digno es una de las mayores esperanza para la población, principalmente entre los jóvenes y las mujeres, por eso es necesario que los gobiernos presten mayor atención para establecer estrategias y políticas publicas que favorezcan la creación de empleos productivos que impactan en las comunidades y permitan dinamizar en sus economías, es necesario tener en cuenta a las madres solteras por su enorme influencia en la formación de los hombres y mujeres del futuro.

  2. Estimado Angel,
    Estamos de acuerdo en eso, y por eso desde este blog y también a traves de los proyectos BID, queremos contribuir a que los países presten más atención al trabajo productivo como un elemento clave para conseguir mayor crecimiento con equidad.

    ¿Conoces iniciativas exitosas que quieras compartir?

Leave a comment

Your email address will not be published.


*