/ 

PASSWORD RESET


REGISTER



Más de 230 millones de razones para invertir en infraestructura sostenible

10.14K 8

La necesidad invertir en infraestructura sostenible es urgente y más aún en una región donde los impactos del cambio climático son una clara amenaza. Afortunadamente, los países de América Latina y el Caribe han asumido compromisos firmes en materia de cambio climático que podrían impulsar inversiones en infraestructura sostenible. Veamos cómo están surgiendo nuevas oportunidades para ayudar a la región a liderar el camino.

En París, los países se comprometieron a mantener la temperatura muy por debajo de 2 ° C por encima de los niveles preindustriales. En la práctica, esto significa alcanzar cero emisiones netas antes de finales de siglo. Las proyecciones actuales para las emisiones están muy lejos de la descarbonización requerida para cumplir con estos objetivos. En particular, se estima que aproximadamente el 70 por ciento del aumento en las emisiones futuras proyectadas actualmente se asociará con la infraestructura que aún no se ha construido.

En pocas palabras, si los objetivos de París se cumplen, debemos construir un tipo de infraestructura diferente. Infraestructura sostenible que es baja en carbono y resiliente al clima.

En América Latina y el Caribe (ALC) esto presenta un gran desafío, pero  a su vez una  gran oportunidad. El nivel y la calidad de la infraestructura en la región es inadecuada y es una de las principales barreras para el crecimiento y el desarrollo. Para cerrar esta “brecha de infraestructura”, la región necesitará elevar sus niveles de inversión a al menos 5% de su PIB, lo que equivale a una inversión de infraestructura adicional de aproximadamente 2-2.5% del PIB anual, o alrededor de US $ 120-150 mil millones al año durante un período prolongado. Al mismo tiempo, esta inversión debe dirigirse a una infraestructura resiliente al clima y baja en carbono para cumplir con las ambiciosas promesas establecidas por los países de América Latina y el Caribe.

Mientras los países se reúnen en COP23 para llevar adelante el histórico acuerdo realizado en París, quizás el trabajo más importante esté teniendo lugar en los gobiernos nacionales y locales de la región para determinar cómo cumplir con el desafío de la infraestructura.

El Grupo BID (IDBG) está enfocado en apoyar a los países en estos esfuerzos. En 2016, el BID lanzó la plataforma NDC Invest para apoyar a los países en la gama de actividades que se necesitarán para entregar sus Compromisos Nacionales y Determinados (NDC):

  • planificación y política,
  • aceleración de la tubería
  • desarrollo del mercado, y
  • movilización financiada.

La Plataforma ya está apoyando el trabajo en más de 10 países. El IDBG también está trabajando con diferentes partes interesadas y proveedores de herramientas para desarrollar una definición de infraestructura sostenible para ayudar a alinear las inversiones públicas y privadas en infraestructura resilientes al clima y baja en carbono.

La capacidad del BID para respaldar la acción climática en la región aumentará. En COP23, el Reino Unido anunció una nueva asociación con el BID, el Programa de Infraestructura Sostenible (SIP) del Reino Unido. SIP tiene como objetivo asociarse con los países para acelerar el desarrollo de infraestructura sostenible en la región catalizando la inversión del sector privado para la implementación de las Contribuciones Determinadas Nacionalmente (NDC) del Acuerdo de París. El Reino Unido proporcionará una contribución inicial de más de US $ 230 millones, proporcionando una gama de instrumentos para abordar de manera integral las barreras a la inversión del sector privado en infraestructura sostenible baja en emisiones. Esto incluye fondos no reembolsables para cooperación técnica para apoyar la planificación, la reforma de políticas y la creación de mercados, así como inversiones financieras combinadas para proyectos de infraestructura del sector privado tales como préstamos, garantías, capital y financiación en moneda local.

Inicialmente, el programa apoyará a cuatro países: Brasil, Colombia, México y Perú. Estos países ya han hecho planes ambiciosos para desarrollar su infraestructura, pero además tienen el potencial de demostrar los enfoques innovadores, la innovación tecnológica y las formas de movilizar la inversión significativa del sector privado que se requerirá para entregar la inversión requerida y garantizar la que la implementación sea compatible con el Acuerdo de París. A través de estas alianzas, como lo es el Programa de Infraestructura Sostenible del Reino Unido, podemos garantizar que la región de América Latina y el Caribe lidera el camino hacia el desarrollo sostenible.

 

FOTO: COPYRIGHT © Eneas De Troya – Flickr

8 Comments

Leave A Reply

Su dirección de correo electrónico no será publicada.