/ 

PASSWORD RESET


REGISTER



¿Depende tu empleo del café?

309 10

La gran mayoría de nosotros sabe lo importante que es tomar una taza de café para poder empezar el día. Además de que hay mañanas en que estas tacitas parecen ser imprescindibles para el desarrollo de nuestras actividades laborales, la industria del café es directamente responsable por el empleo de más de 14 millones de personas en América Latina y el Caribe.

El 70% del café en el mundo proviene de pequeños productores. De los 10 mayores productores mundiales, 5 están en nuestro continente: Brasil, Honduras, Perú, Guatemala y México. Imagínate la cantidad de empleos generados entre la siembra, fertilizaciones, podas, cosechas, procesamiento, transporte, diseño de paquetes y distribución.

Pero, volvamos a tu empleo. Antes que empieces a buscar escuelas agrarias y cursos de barista, quizás deberías conocer los grandes retos que enfrenta la industria:


La roya – una enfermedad con recientes efectos devastadores. Por ejemplo, durante la cosecha 2012-13, más del 50% del área sembrada en Centro América fue afectada y por lo menos 350,000 personas perdieron sus empleos. En el corto plazo, prácticas de producción y manejo se han presentado como una respuesta. Sin embargo, a largo plazo se plantea la necesidad de utilizar variedades resistentes.

El cambio climático – tierras aptas para el cultivo de café pasarán del 80-90% de la región de América Central, a 30-40% en el 2050. Lo anterior debido a que la altitud óptima para la producción aumentará de 1200msnm a 1600msnm. El café pasará por una redistribución geográfica en Brasil con una disminución de la tierra adecuada: hasta un 33% de la superficie actual dos estados principales productores de café en Brasil  (Sao Paulo y Minas Gerais,) se perderán.

La demora en el desarrollo de variedades – un ciclo completo de mejoramiento genético para obtener nuevas variedades de café, sin acceso a información genética, puede tomarse más de 12 años.

Aquí entra otra oportunidad de empleo: la del científico. Es posible que al leer un anuncio sobre una importante tecnología, te preguntas ¿en términos prácticos cuál es su utilidad? La ciencia está siendo aplicada para agilizar el desarrollo de opciones para enfrentar condiciones que enfrentan los productores de café. Para garantizar competitividad en el mercado mediante productividad alta, costos bajos y sostenibilidad ambiental, necesitamos plantas que sean más eficientes en el uso de insumos y más adaptables a condiciones climáticas cambiantes.

Recientemente se anunció el acceso abierto a los genomas de dos variedades de café (Coffea arabica y Coffea eugenioides). Esto posibilita saber exactamente dónde se encuentran y a qué característica están asociados los más de 30,000 genes de la planta. Genes con características como las relacionadas a la taza, resistencia y adaptabilidad a ciertas condiciones ambientales −por ejemplo sequías, inundaciones, mayor temperatura− han sido identificados y localizados. Lo anterior facilita el trabajo de los mejoradores genéticos en la identificación y desarrollo de variedades que se adapten a condiciones cambiantes, posibilitando que nuestros productores tengan alternativas de variedades en menor tiempo.

Y ahora, ¿qué te parece tu profesión? ¿Y tu posible adicción al café?

Comparte con nosotros en la sesión de comentarios y sigue la conversación sobre cambio climático y sostenibilidad en nuestra cuenta de Twitter: @BIDcambioclima.

10 Comments

  • Jeison dice:

    Me gusta el articulo. De forma muy sencilla relaciona el cambio climatico y la caficultura,teniendo en cuenta los 2 ejes fundqmentales de este negocio, el componente tecnico y el componente economico.

  • Excelente artículo, es cierto que el cambio de clima a través del tiempo ha desmejorado la actividad agrícola en especial al café, sobre todo con la severidad de la roya. Creo que es importante hacer un alto en el camino y ver si realmente se quiere ayudar a los pequeños productores de café del mundo o solo se trata de mantenerlos como un corral político de los distintos gobiernos de turno, de los países productores, digo esto porque no hemos atacado realmente el problema, no solo se tiene que buscar ayudas paliativas, sino que también hay que capacitar realmente a los productores para que usen las tecnologías que tienen a su alcance. Otro punto importante es que las compañías expendedoras de insumos agrícolas tratan de hacer su negocio, con el pánico que entran los productores al ver amenazado su cultivo, con lo que encarecen enormemente los costos de producción, lo que la hace insostenible para los pequeños al menos en mi país, dando como resultado la venta de tierras de estos pequeños a medianos y grandes productores. Considero que no solo nuevas variedades sino una forma distinta de dar la asistencia técnica a estos pequeños productores, para que puedan hacer frente a la roya y a sus necesidades básicas. Ah y si depende el café mi empleo

  • Alexander Núñez dice:

    Sí… mi empleo depende del café. Me parece interesante el artículo, bastante breve pero acertado. Sin embargo, estoy de acuerdo con José Ureña (quien comentó arriba); la generación de tecnología no tiene mayor impacto si no se pone al alcance de los pequeños productores de café. La investigación y la extensión agrícola debería ser una prioridad para los gobiernos; sin embargo (en mi país) los cafetaleros son víctimas de su propio éxito y organización, pues al contar con instituciones propias para atender su problemática, financiadas por ellos mismos, el Gobierno se ha desentendido de participar en el desarrollo del sector y sólo ven a los productores como un número para sumar votos en campaña política. Si a los problemas que menciona la autora, le agregamos la falta de financiamiento para los productores de café, entenderemos más los problemas que afectan a los caficultores, pues de nada sirve cualquier esfuerzo en materia de investigación si no se cuenta con recursos financieros para implementarlos en el campo. Las necesidades económicas son bastante altas, debido a que la mayoría de los productores son pequeños caficultores que no tienen facilidades crediticias (garantías) y que no son atractivos para la banca privada. Ahora, si volvemos al tema climático, es importante mencionar la importancia de la caficultura sostenible al ser un cultivo, generalmente, bajo sombra, ayuda a conservar las fuentes de agua, la erosión de los suelos, la biodiversidad y otras bondades del cultivo del café. Un dato curioso: en las fincas de café nunca hay incendios.

  • Alexis Rivera dice:

    Gracias Ana por el excelente artículo, paises como el mío El Salvador, este tema es aún más complejo ya que nuestra cobertura forestal ronda solamente el 14% de nuestra extensión territorial, de la cual el cultivo de cafe ‘bajo sombra’ (es decir que necesita de otros árboles que lo protejan de los rayos solares, y que son variedades arábicas de alta calidad en taza apetecidas en mercados especiales pero son altamente susceptibles a la roya) aporta un aproximado del 50% de dicha cobertura; sumémosle que el pais posee la densidad poblacional más alta de américa continental que presiona zonas de cultivo cercanas a las zonas urbanas(6.2 mill de hab/20,742 km cuadrados) y la matriz energética se sustenta en un 50% aproximadamente en generación hídrica. Con estos datos es fácil ver la importancia de un cultivo que económicamente aporta un 1% del PIB salvadoreño, la relevancia ambiental, fijación de dióxido de carbono, captación de recurso hídrico y de refugio de la biodiversidad asi como el factor energético estratégico por decir solamente unas cuantas cosas. Muy personalmente creo que ‘todos’ los salvadoreños dependemos de éste cultivo.

  • Gracias por su artículo. Ya vamos varios años avecinando el cambio climático. En el 2014 ha empeorado y realmente no tenemos el soporte tanto técnico como económico para solventar una investigación real. Somos productores y conscientes de lo que está pasando con la roya, las lluvias fuertes y altas temperaturas. Estamos tratando de cambiar nuestras variedades susceptibles a la roya, con mejor productividad y buena taza. Hemos instalado en nuestra finca un germoplasma con diferentes varietales para observarlas y así escoger las mejores para estar prevenidos para los años que se nos avecinan.

  • Andrés Russo dice:

    Yo me pregunto si el proceso de cambio genético, no conllevará herramientas (virus y bacterias evidentemente) que puedan generar cancer, como sucede con otros productos transgénicos en mega emprendimientos de monocultivos, muchos con préstamos de organismos internacionales, que con la bandera del crecimiento y del desarrollo biotecnológico comprometen la sustentabilidad de la actividad productiva, la soberanía alimentaria y hasta la propia salud de los consumidores. Queda para la reflexión.

  • Ana Rios dice:

    Estimados Jeison, José, Alexander, Alexis, Traudel y Andrés: muchas gracias por sus valiosos comentarios. Coincido en la importancia económica y social de este cultivo así como en la necesidad de darle un enfoque integral a la forma en que se trabaja para reducir los impactos de la variabilidad y cambio climático.

  • […] lunes es residuos: Use una taza de café y una botella de agua reutilizable, lleve su comida en un recipiente tipo Tupperware y utensilios […]

  • […] Share on facebookShare on twitterShare on google_plusone_shareMore Sharing […]

  • […] el café, se espera que el aumento en la temperatura cambie la altitud óptima de la producción. Tierras aptas para el cultivo de café pasarán del 80-90% de la región de América Central, a 30-4… En la actualidad, el 70% del café en el mundo proviene de los pequeños productores. De los 10 […]

Leave A Reply

Su dirección de correo electrónico no será publicada.