Un espacio para ideas y soluciones en seguridad ciudadana y justicia en América Latina y el Caribe

¿Cómo impulsamos la dignificación de la Mujer Policía de Honduras?

El éxito y futuro de la nueva policía de Honduras depende de personas como Greysi Zúñiga. Ella es recién graduada del Instituto Técnico Policial. Su padre fue policía de tránsito. En este video la pueden conocer a Greysi Zúñiga y entender lo que yace en el corazón de cualquier reforma de policía: la calidad y el compromiso de sus policías.

En el Banco Interamericano de Desarrollo, y con el apoyo del Gobierno de Suiza a través de su Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación, hemos venido apoyando la Reforma Policial en Honduras desde el 2012. El reto era complicado, ya que el país tenía elevados índices de violencia, en especial homicidios. Uno de los pilares más importantes en su transformación institucional era el cambio del sistema educativo policial, bajo un enfoque de policía comunitaria y con equidad de género.

Este cambio ha significado poner en marcha mecanismos en todo el ciclo de formación y desarrollo de la carrera policial. El perfil del policía cambió. Se privilegió el respeto a la diversidad y fomento de igualdad de oportunidades Lo anterior se refleja en la convocatoria y todo el proceso que siguen los que buscan ingresar al Instituto Técnico Policial y convertirse en aspirantes a policía.

De igual forma, y siguiendo con el ciclo de formación, se transformó el programa de estudios y se renovó el cuerpo docente. Ahora, se cuenta con profesoras de nivel universitario especializadas en temas policiales y particularmente en cuestiones de género y atención a víctimas de la violencia contra la mujer. Se ha incrementado el porcentaje de policías mujeres que ejercen funciones de instructoras en el sistema de educación policial pasando del 12%, que ejercían estas funciones en el 2012, al 52% en el 2016.

Finalmente, en el último eslabón del ciclo de formación, que es el de la asignación a un puesto operativo. Las mujeres policías pueden ser asignadas en las áreas operativas en al que pueda tener un mejor desarrollo, como son: investigación, tránsito, fuerzas especiales, policía comunitaria o policía fronteriza.

En suma, este esfuerzo es un aporte no solamente al propio sistema policial, sino a toda la sociedad hondureña en su conjunto, que ha sabido reconocer el aporte fundamental de la mujer en una de las tareas con mayor impacto en la comunidad, como es el de ser policía. Esto lo expone Greysi Zúñiga en el video mucho mejor. Se nota que le pone corazón y cabeza en la tarea adelante. Esto da esperanza al futuro de la policía en Honduras.

Los invitamos a suscribirse a nuestro blog Sin Miedos para no perderse ningún post futuro

Mauricio Bastién
Sobre el autor
Actualmente se desempeña como consultor del área de seguridad ciudadana del Banco Interamericano de Desarrollo en Washington DC. Es maestro en Derecho Internacional Público por la Universidad de Leiden y licenciado en Relaciones Internacionales por la UNAM. Cuenta con estudios en la Universidad del Oeste de Sídney, en el Instituto de la ONU de Formación Profesional y el Departamento de Justicia de lo Estados Unidos. Fue profesor invitado de la Maestría en Cooperación Internacional en el Instituto Mora y profesor titular de Desarme y Organismos Internacionales en la UNAM. Ha participado en reuniones internacionales en la sede de la ONU en Nueva York, Guatemala, Panamá y en la Organización contra las Armas Químicas. Fue ganador del Premio de la Juventud 2015, otorgado por el Gobierno de la Ciudad de México. La Comisión Mexicana de Cooperación con la UNESCO de la Secretaría de Educación de México, lo nombró Embajador Pro Cultura de Paz. Ha escrito diversas publicaciones en diversos medios nacionales e internacionales.

Dejar una respuesta

*