Un espacio para ideas y soluciones en seguridad ciudadana y justicia en América Latina y el Caribe

Latinobarometro: la delincuencia sigue siendo la mayor preocupación de América Latina pero…

Acaba de publicarse la nueva encuesta 2013 de Latinobarómetro, que mide las percepciones de los latinoamericanos sobre una variedad de temas, que van desde la democracia, la economía hasta su apoyo a los gobiernos. La encuesta es una foto anual del sentimiento ciudadano pero como vienen realizando el ejercicio durante casi dos décadas, podemos tomar el pulso del momento y colocarlo en un contexto mucho más amplio.

Ante la pregunta abierta “¿Cuál considera Ud. que es el problema más importante del país?” la delincuencia supera cualquier otro tema, siendo citada por un 24 por ciento de los encuestados. Esto sigue el caso desde 2010, año en que superó el ahora segundo tema más citado, el desempleo. Pero hay un hecho que cabe destacar.

Delincuencia Latinobarometro 2013El número de ciudadanos que dijeron estar más preocupados por la delincuencia que cualquier otro tema llegó a su punto más alto en el 2011 (no se realizó la encuesta en 2012), con un 28 por ciento. Es decir, hay una “mejora” en la percepción de inseguridad en cuatro puntos porcentuales. El desempleo se mantiene estable como tema mencionado, con un 16 por ciento.

No obstante, estos números no son motivo para celebrar. En 1995 apenas un 5 por ciento citaba la delincuencia como el problema número uno de su país. Y ante la pregunta si el estado es capaz de resolver el problema del crimen y la violencia, el porcentaje de personas que contestaban que sí bajó de 61 por ciento en 2011 a 55 por ciento. “Lo cierto es que el problema de la delincuencia”, dice el estudio, “encuentra creciente escepticismo en la región”. De hecho, la delincuencia es el tema principal de preocupación en todos los países menos Paraguay, Nicaragua, Rep. Dominicana y Colombia.

Sería interesante a futuro disponer de datos sobre las percepciones sobre seguridad ciudadana en la ciudades de América Latina, ya que no todo lo que sabemos a nivel de los países se refleja en sus ciudades. El crimen es, a fin de cuentas, un fenómeno mayormente urbano y los mejores programas se adecúan según la realidad de cada ciudad, y dentro de las ciudades, en cada barrio.

Finalmente, ojo con un tema que comienza a aparecer en el radar de la gente: La corrupción, por un 6 por ciento de los encuestados. Aunque la cifra es baja, los autores del informe dicen que puede aumentar en el futuro. La encuesta argumenta que el problema de la corrupción permanece “parcialmente oculto” de la misma manera que sucedió con la delincuencia durante mucho tiempo.

 

Pablo Bachelet
Sobre el autor
Pablo Bachelet es especialista principal en comunicaciones del BID. Antes de sumarse al BID en 2008, tuvo un carrera de casi 20 años en periodismo, enfocándose principalmente en temas corporativos y económicos. Escribió para varios medios desde Chile en los años 90, incluyendo el Financial Times y el Times of London, antes de sumarse como corresponsal jefe de Dow Jones Newswires en Santiago. Fue editor ejecutivo de AméricaEconomía Dow Jones y representante del medio en Buenos Aires. Se trasladó a Washington en el 2002, donde trabajó como corresponsal sobre temas económicos y diplomáticos para Reuters y luego para The Miami Herald. En el BID, Bachelet trabaja con temas relacionados con macroeconomía, seguridad ciudadana, fortalecimiento de la capacidad institucional del Estado, salvaguardias ambientales, integridad, y prensa, entre otros.
  1. Hugo Reply

    Sin duda la corrupción es siempre el problema, aveces decimos y nos preguntamos; Por que no le damos más equipos a la policía?, Les hace falta más capacitación?, Falta agentes en las calles?, Necesitan mayor apoyo de la ciudadanía?, Por que no le damos super atribuciones y que actúen como fiscales y policías al mismo tiempo?

    Y son muy pocos los que preguntan, Por que no buscamos combatir primero la corrupción? y después dotarles de lo que necesiten cuidando y limitando sus atribuciones para que no vuelvan a caer en la corrupción.

    EL HOMBRE ES PRODUCTO DE LO QUE CONOCE Y VÍCTIMA DE LO QUE NO CONOCE.

    Nadie conoce la capacidad real que tienen para combatir la delincuencia, aveces cuando los niveles de delincuencia son muy altos y ahí protestas generalizadas de la ciudadanía lo cual presiona a los altos jefes, a consecuencia resulta que salen en las calles a ponerse a trabajar enserio y los índices bajan drásticamente, Que es lo que ocurre en estos casos, si no se les dio más capacitación, equipos, apoyo ni agentes?

    La respuesta es muy sencilla, todo el tiempo pudieron dar esos resultados si así se hubieran propuesto hacerlo, es aquí donde el pueblo somos víctimas al no conocer la capacidad que tienen para combatir la delincuencia, sólo necesitaban ponerse a trabajar enserio.

    Que es lo que les impide trabajar enserio?. Es aquí donde entra la corrupción, es lo que ocasiona el aumento de la delincuencia, el dinero que reciben de criminales de todo tipo para protegerlos, encubrirlos, las coimas que las personas prefieren pagar en vez de denunciar ante el temor de represalias, y en países como Paraguay que ya ha llegado muy bajo en la corrupción policial existen los agentes que trabajan como guardia privado, percibiendo salarios extras que luego se reparten entre sus superiores, también existen las malversaciones de fondos de la propia institución.

    Estas cosas hacen que la institución policial en Paraguay sea una gigantesca empresa de negocio que cuando mayor índice de inseguridad mayor es el lucro que obtienen, cuanto más tiempo siguen así más difícil es que cambien, no importa cuantos equipos se les de, tampoco cuantos agentes se incorporen ya que los que se postulan a oficiales ya se van con esa mentalidad de robar y recaudar para su beneficio es lo que demuestra este informe periodístico, que a pesar de los intentos no logran combatir la corrupción,

    http://www.abc.com.py/edicion-impresa/judiciales-y-policiales/nuevo-caso-de-polibandis-agudiza-aun-mas-severa-crisis-en-la-policia-553257.html?desktop=true

    No existe forma de terminar con la corrupción policial si no es el pueblo que lo exige, si la propia ciudadanía tolera las coimas, oficiales que trabajan de guardia privado y la inacción de la policía ante los índices de delincuencia, esto no va a cambiar porque es toda una estructura bien organizada, por un lado dicen tratar de combatir la corrupción y cuando ahí denuncias lo que hacen es trasladar a los agentes involucrados a otros puestos policiales con total impunidad mientras supuestamente duren las investigaciones y que en gran mayoría terminan en la nada, y los que son castigados son los oficiales que han delinquido por su cuenta sin patrocinio y apoyo de superiores. Esto es lo que ignoramos y nos hacen víctimas de lo que no conocemos.

    http://www.vanguardia.com.py/v1/index.php/papa-francisco/item/10238-corrupción-policial-una-historia-de-nunca-acabar

    Realizan extorsiones y todo tipo de actividades ilícitas sin el menor temor a ser descubiertos, esto es por que saben de las protecciones que gozan y del apoyo que tendrían en caso de ser descubiertos, mientras el pueblo paraguayo siga teniendo miedo a denunciar, estas cosas seguirán ocurriendo porque la impunidad les seguirán encubriendo, tanto jueces o el propio ministro del interior nada pueden hacer si no ahí denuncias y es de donde tiene que comenzar todo, bajo el acompañamiento y la exigencia del pueblo.

Dejar una respuesta

*