Copyright © 2018. Banco Interamericano de Desarrollo. Si deseas republicar el artículo, por favor solicita autorización a sph-communication@iadb.org

Por Carolina González Acero.

Debes donar sangre porque 9 de cada 10 personas necesitarán una transfusión en algún momento de su vida para sobrevivir. Para responder esta demanda, muchas veces se recurre a amigos o familiares o se paga por encontrar un donante. Pero también existe una respuesta altruista en la forma de donaciones voluntarias no remuneradas, que se convierten en una oferta de sangre continua. Para avanzar y apoyar con la disponibilidad oportuna y segura de sangre mediante donaciones, cada 14 de junio se celebra el Día mundial del donante voluntario de sangre.

Las condiciones para la disponibilidad y seguridad de la sangre varían de país a país. Actualmente, 122 países tienen una política nacional de sangre, pero solo 105 cuentan con una regulación precisa en relación con la calidad y la seguridad de la sangre para realizar transfusiones.

¿Qué están haciendo los países?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), sólo 57 países han logrado obtener el 100% de suministro de sangre segura de donaciones voluntarias no remuneradas.  Cuando se comparan los países por nivel de ingresos, la situación es preocupante: la tasa de donación de sangre por cada 1000 personas es de 32,1 en los países de ingresos altos, frente a 4,6 en los países de ingresos bajos. Estas cifras son muy bajas teniendo en cuenta que en los países de mayores ingresos sólo habita el 19% de la población mundial.

En la región, 23 países han diseñado una política nacional de sangre. El número de donantes voluntarios no remunerados en Cuba, Nicaragua, Aruba, Bermuda, Curazao, Guadalupe, Guyana, Islas Caimán, Martinica y Surinam ha incrementado al punto que hoy la totalidad de donaciones de sangre provienen de este grupo.

Sin embargo, aún persisten desafíos importantes. Por ejemplo:

  1. El porcentaje de donantes voluntarios es del 54,89% en el Caribe y el 43,28% en América Latina, cifras lejanas de la meta propuesta por la OMS para alcanzar el 100% hasta 2019
  2. Aún no se aprovecha la totalidad de la sangre para transfusiones: en América Latina sólo el 92,9% de las unidades de sangre se separa para glóbulos rojos, plasma y plaquetas, mientras en el Caribe sólo se descompone el 67,04% de las unidades
  3. No existe tamizaje universal para verificar que la sangre donada en cada país sea segura y esté libre de infecciones
  4. No todos los países conocen cuáles son sus necesidades reales de sangre.

Respuestas regionales

República Dominicana ha hecho una fuerte apuesta por incrementar la donación voluntaria de sangre, que hoy sólo alcanza el 20%. Actualmente está finalizando la construcción del Hemocentro Nacional, a través del cual se captará y se procesará la sangre de manera segura y oportuna para ser distribuida en una red nacional de sangre. Paralelamente, se ha lanzado una campaña para motivar la donación voluntaria y dar a conocer la red nacional de sangre, con la cual se espera recolectar al menos 300 mil unidades para superar las 103 mil que se colectan anualmente.

Ecuador casi ha duplicado el número de donantes voluntarios no remunerados, pasando del 38% en 2010 al 60% en 2014. Cuenta con un sistema de centralización del tamizaje y con la tecnología necesaria para garantizar sangre segura y de calidad. En 2016 demostró a la región la importancia de contar con una buena organización en la red nacional de sangre para responder a desastres naturales, como el terremoto que azotó el noroeste del país.

En México, donde la donación voluntaria es del 3%, se creó la aplicación Blooders para conectar a las personas que necesitan sangre con donantes voluntarios y hospitales. Hasta 2016 la aplicación había salvado 6.000 vidas y se espera que pueda seguir creciendo e incluso ampliar su cobertura a otros países de América Latina.

En Perú se aprobó recientemente el Plan Nacional para la promoción de la donación de sangre, para que las personas puedan acceder de forma segura a la sangre y sus derivados a través de donaciones. Además, plantea implementar un registro nacional de donantes de sangre y la formación de una red nacional de promotores para motivar la donación.

En Uruguay, las campañas de donación fomentan la búsqueda activa de donantes voluntarios en sitios y eventos como ferias y centros comerciales. Desde hace varios años cuenta con la Ley del día libre para promover la donación voluntaria.

Todos estos esfuerzos y avances solo tienen sentido si todos contribuimos, si hacemos de la donación voluntaria no remunerada un hábito. Recuerda que los 450 mililitros de sangre extraídos en unos pocos minutos de tu tiempo pueden salvar hasta tres vidas.

¿Conoces las condiciones necesarias para donar sangre? ¿Qué está haciendo tu país para sumarse a estos esfuerzos? Cuéntanos en la sección de comentarios o mencionando a @BIDgente en Twitter.

Carolina González Acero es especialista en salud en la División de Protección Social y Salud del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en la oficina de República Dominicana.

Recommended Posts
Comments
  • Virgilio Petrungaro
    Responder

    Could you provide me with the list of 52 countries with safe blood that mention the article please. I am a sanitarian doctor and hospital director. Thank you very much. The objective is to copy them and improve.

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search

neurociencias y salud