Art Basel-Miami, un gran ejemplo

La cultura es el motor económico y social para las ciudades, además tiene el poder de hacerlas más prósperas, seguras y sostenibles, según indica el Informe Mundial de Cultura: Futuro Urbano de la UNESCO.

Y Miami sí que lo ha entendido. La ciudad, conocida desde siempre por playa, compras y fiesta, hoy es una ciudad que se ha convertido en un ícono mundial de la creatividad y las tendencias del arte contemporáneo. Así lo ratifica el artista neoyorquino Peter Tunney:Miami ha desplazado a París como centro de creación”, Tunney fue uno de los primeros en transformar Wynwood, el barrio que alberga “la nueva corriente artística del siglo”, como él mismo la califica.

Art Basel 2011- Swizertland. CC: Some rights reserved by g.sighele

Art Basel surgió hace más de 10 años inspirado en Basilea, Suiza, lugar que celebra la feria de arte internacional de referencia, y donde se busca conectar las galerías de primer nivel, sirviendo de un punto de encuentro para gente de todas partes del mundo.

El año pasado, durante la semana del 29 de noviembre al 4 de diciembre, Art Week Miami –organizadores de Art Basel Miami–, ofreció una agenda cultural y de ocio bastante impactante en la que reunió a más de 70.000 visitantes, 240 galerías y 4.000 artistas, críticos de arte, curadores de más de 30 países del mundo,

Además del posicionamiento a nivel  global, Art Basel genera un impacto económico directo estimado en $500 millones, entre 30.000 empleos generados debido a la oferta cultural y de ocio, restaurantes y alojamiento de turistas, visitantes y clientes que se quedan en la ciudad.

Así como los musicales de Broadway en Nueva York, Art Basel actúa como catalizador que ayuda a generar ingreso económico en tres aspectos principalmente:

  1. Internacionalización: El arte ha conseguido posicionar a Miami a nivel global, como la ciudad donde hay que estar para poder apreciar arte contemporáneo, creatividad e inspirarse de una visión de futuro. “Miami está empezando a ser un centro de arte muy importante”, dijo Costa Pauser, director de Pinta Miami.

Wynwood-Midtown Foto por: Angélica María Bernal Linares

2. Eventos creativos: La ciudad se convierte en un gran anfitrión de conciertos, eventos y una completa agenda para todos los gustos capaz de congregar interesados de todas partes del mundo. De hecho, Estados Unidos es el país que más congresos y convenciones internacionales alberga en el mundo según International Congress and Convention Association y Miami la 5ta ciudad que más eventos organiza.

Como afirma Emily Badger del City Lab, con el tiempo, el movimiento cultural que comenzó entre los diseñadores y arquitectos se amplió para incluir artistas visuales y de actuación, y varios coleccionistas caudalosos. Luego llegaron las grandes instituciones en el corazón de Miami Beach: el New World Symphony Center, el Miami City Ballet y el Art Center / South Florida.

3. Territorios aprovechados: En la que cada rincón de la ciudad se convierte en un perfecto lugar para disfrutar de la misma. Según red ciudades creativas de Argentina, las intervenciones artísticas y creativas en los espacios públicos no solo generan un ambiente inspirador sino que también se convierten en puntos de encuentro para locales y visitants.

Watermelon Sculpture Bayfront Park Art Basel CC: Some rights reserved by Phillip Pessar

Así como en su momento ocurrió con Nueva York, Londres, Barcelona, Miami y Berlín, por qué no soñar con que América Latina y el Caribe exploten su riqueza cultural generando un impacto económico para la región. Comparte las oportunidades que identificas en tu ciudad para que cada vez sean más las ciudades creativas en la región.

 

 

Dejanos tú comentario