Copyright © 2017. Banco Interamericano de Desarrollo. Si deseas republicar el artículo, por favor solicita autorización a sph-communication@iadb.org.

Por Florencia López-Boo y Rosangela Bando. 

La otra noche mi hija Elise, de dos años y medio, no quería ir a dormir porque quería compartir cómo fue su día. Me contó sobre el jardín, la visita al supermercado, lo que hizo su hermano al volver de la escuela, sobre sus amigas y el cumpleaños de su cuidadora. Al día siguiente, Lautaro, el compañerito de Elise, también de dos años y medio, estaba visitando mi casa y cuando le pregunté “¿Cómo estás?”, solo dijo “bien” y dio la vuelta para ir a jugar. Esta diferencia en la cantidad de lenguaje usado por niños y niñas y su desarrollo socio-emocional es el centro de una amplia discusión en la literatura económica sobre las diferencias de sexo en la adquisición del lenguaje y el desarrollo de habilidades sociales; que también se ha visto en los medios.

Por ejemplo, un estudio de 2011 encontró que las niñas tienden a hablar y desarrollar habilidades socio-emocionales antes que los niños. Algunos científicos afirman que las diferencias sexuales son el resultado de desarrollos evolutivos y procesos biológicos.

Sin embargo, otros científicos han notado que las madres -y muchas otras personas- usan un lenguaje diferente al hablar a los niños y a las niñas. Por ejemplo, cuando un niño pregunta por algo que él no puede tener, es más probable que la mamá diga “no”. Sin embargo, es más probable que diga “¿por qué no intentas esto en su lugar?” si fuera una niña.

¿Cuándo empiezan a verse estas diferencias?

El cerebro de los niños muy pequeños es muy maleable, es decir, se adapta constantemente según lo que ve en el mundo, entonces este comportamiento social debe resultar en diferencias entre los dos sexos. Los científicos son muy conscientes de que la naturaleza y la estimulación juegan un papel importante. Sin embargo, decir cuánto contribuye cada uno a las diferencias es una cuestión de debate. Uno tendría que observar muchos casos en que a los niños se les habla “como niñas”, y casos en que a las niñas se les habla “como niños”, para saber con toda certeza.

Siempre hemos encontrado esta diferencia apasionante por lo que decidimos, junto con nuestra colega Xia Li, explorar las diferencias sexuales en el lenguaje y las habilidades socioemocionales en niños de 7 meses a 6 años de edad en dos países de América Latina: Chile y Nicaragua. Nuestro estudio incluyó a casi 21.000 niños.

Encontramos que las mujeres tenían una ventaja significativa en todas las áreas en ambos países. Además, pudimos confirmar por primera vez que existe una brecha significativa entre los niños y niñas pequeños y creemos que esto fue debido a que nuestra muestra fue lo suficientemente grande como para poder estimar esta brecha.

En nuestro estudio, también tratamos de explicar estas diferencias en términos de características familiares, prácticas parentales, inversiones en salud, ubicación geográfica y diferencias culturales. Sin embargo, encontramos que ninguna de estas dimensiones explicaba dicha brecha.

Un punto a destacar es que los niños y niñas a edad temprana no actúan de manera “femenina” o “masculina”. Ellos internalizan los roles de género más adelante en la vida, recién a partir de los 5 años. Como resultado, descartamos que las pruebas capturaran comportamientos de los niños asociados a expectativas de género. Es decir, es probable que Lautaro alcance a Elise en su vocabulario en su adolescencia. De hecho, nuestro estudio no concluye la investigación en el tema. Simplemente es una contribución a un conjunto más amplio de pruebas.

La diferencia es cerebral

Existe evidencia científica que prueba que las diferencias en la arquitectura (wiring) cerebral son las que están detrás de algunas de las variaciones en las habilidades cognitivas masculinas y femeninas. Se cree que los lados izquierdo y derecho del cerebro, en particular, se especializan en el pensamiento lógico e intuitivo respectivamente.

Los investigadores dicen que el entrecruzamiento entre ambos lados del cerebro en las mujeres, sugerido por los diagramas de cableado, ayuda a explicar su mejor memoria, habilidad social y capacidad de multitareas (o multitasking), todos los cuales se benefician de los hemisferios colaborando. En los hombres, por el contrario, los vínculos dentro del hemisferio les permiten centrarse en cosas que no necesitan insumos complejos de ambos hemisferios. De ahí la manía por una sola actividad o “monomanía”.

Creemos que nuestro estudio es solo un modesto primer paso, pero la identificación de factores biológicos y ambientales es aun necesaria para informar si las políticas públicas dirigidas a la primera infancia deben adaptarse por sexo para asegurar la igualdad de oportunidades.

¿Cómo se manifiestan las diferencias mencionadas entre los niños y niñas que conoces? Cuéntanos en la sección de comentarios o mencionando a @BIDgente en Twitter. 

Florencia López-Boo es economista sénior en protección social en la División de Protección Social y Salud del Banco Interamericano de Desarrollo.

Rosangela Bando es economista lider de la Oficina de Planificación y Efectividad en el Desarrollo del Banco Interamericano de Desarrollo. 

Recommended Posts
Showing 13 comments
  • María Guadalupe Romero A
    Responder

    Mas que interesante el tema, en vista de que se ha logrado demostrar científicamente las diferencias entre el cerebro del hombre y mujer. Tuve la oportunidad de leer el libro de Natalia López Moratalla: Cerebro de Mujer y cerebro de Varón, en el cual se establece las diferencias desde la neurociencias y la genética. El libro menciona el desarrollo de los procesos en red en el cerebro de la mujer que le permite tener multitareas e incluso, otorgar la forma de brindar direcciones de calles, en forma diferente.
    Todas estas diferencias, deben de tomarse en cuenta para establecer procesos de intervención efectivas tanto en salud como en los aspectos sociales. Estas diferencias es lo que explica las diferentes conductas que se evidencian ante aspectos de la vida. Es importante continuar profundizando en el tema para que orienten aun mas sobre las diferencias de conductas

    • Florencia Lopez Boo
      Responder

      Muy de acuerdo contigo Guadalupe en cuanto a que esto nos da información para seguir mejorando las políticas públicas en América Latina.
      Espero que nos sigas leyendo
      Florencia

  • Anna
    Responder

    ¨Encontramos que las mujeres tenían una ventaja significativa en todas las áreas en ambos países¨ mujeres o niñas? Ventajas en qué exactamente?

    • Florencia Lopez Boo
      Responder

      Hola Anna,
      Creo que lo decía en el principio del párrafo, lamento si no fue claro. Las ventajas son en el de desarrollo socio-emocial y el lenguaje.
      Puedes encontrar detalles del estudio aquí: https://publications.iadb.org/handle/11319/7808
      Ojalá nos sigas leyendo,
      Abrazo

  • javier diez
    Responder

    Habria que validar de forma objetiva -con tendencia científica- los resultados planteados, porque los subjetivismos apuntados no modifican el hecho de que las mujeres y, por tanto, las niñas, tienen un cerebro más pequeño que el de los varones; factor que ciertamente afecta su comportamiento y desempeño.

    • Florencia Lopez Boo
      Responder

      Hola Javier,

      Los resultados planteados se basan en evidencia de hecho científica. Te cuento que analizamos datos de miles de ninos para llegar a esas conclusiones y usamos tecnicas estadístico-econometricas rigurosas. Puedes ver los detalles en el artículo publicado aquí: https://publications.iadb.org/handle/11319/7808

      !Espero que sigas leyendonos!

      Florencia

  • Juan Trujillo
    Responder

    Opino desde lo observado. Soy una persona mayor y mi relación con niños está dada con mi nieta, en este momento tiene nueve años, una amiga, que tiene cuatro años, una sobrina, que tiene nueve años, y un sobrino que tiene diez años. Mi nieta y mi amiga estudian en colegios privados y mis sobrinos estudian en colegio público. En cada uno de sus hogares es el único niño que hay y su relación con otros niños se da en sus instituciones y eventualmente en las reuniones familiares donde tienen la oportunidad de interactuar los cuatro. De alguna manera los cuatro niños se desenvuelven bastante bien en e lenguaje, en la interrelación con las demás personas, pero en ciertos juegos el niño es más dominante y tiende a ser egoísta mientras que todas las niñas son abiertas en sus juegos y quieren compartirlo todo con los demás niños, es más tienden a ser más cuidadosas y protectoras. En el desarrollo cognitivo tienden a ser muy iguales. No se si esta parte del egoísmo tenga que ver con la diferencia del cerebro que se menciona en el artículo. Algo característico en los cuatro niños es que sus madres hablan mucho con ellos.

    • Florencia Lopez Boo
      Responder

      Juan
      Muchas gracias por tu comentario. Levantas un punto interesante en tu comentario. La verdad que no soy una especialista en el “cerebro”, pero seguro puedas encontrar alguna literatura esclarecedora si lees las referencias de este articulo: https://publications.iadb.org/handle/11319/7808

      Saludos
      Florencia

  • Arturo Celis Beltrán
    Responder

    La evidencia científica es clara en cuanto que las mujeres tienen un diseño arquitectónico cerebral muy especializado para el desarrollo linguístico rapido(habilidad y cantidad) por cuanto son las responsables por naturaleza de permitir la adquisición del sistema de comunicación a la descendencia. En otras palabras, adquirimos el lenguaje de mamá y no de papá ( por eso se llama lengua materna) desde vientre, y para el proceso de adquisición se requiere oir constantemente las imagenes acusticas (sonidos fonemas del lenguaje) que deben almacenarse en la corteza auditiva del lobulo temporal izquierdo. Los humanos requerimos un nivel alto (numero) de repeticiones del lenguaje en la primera infancia para poder adquirirlo. Esto solo lo puede hacer mamá que es quien tiene la dotación (habilidad) linguística cerebral para hacerlo. Esto explica ademas por qué en la modernidad cuando mamá se retira muy temprano del bebé para ejercer actividades laborales fuera de casa, se afecta la capacidad linguística de los niños, lo cual se refleja en problemas para la lectura y la escritura en el sistema educativo formal. Las pruebas PISA lo comprueban.

    • Florencia Lopez Boo
      Responder

      Arturo, Muchas gracias por agregar evidencia científica a mi humilde post.
      Los lectores seguramente estén enormemente agradecidos,
      Abrazo y espero nos sigas leyendo

  • Erika Vargas
    Responder

    Estoy de acuerdo, los cerebros de niños y niñas son diferentes y se denota a lo largo de su crecimiento; es por eso que en la etapa temprana las niñas tienen mejores rendimientos pero en la edad adulta los varones tienen mejores desempeños cognitivos, lo cual se denota en las pruebas de IQ dónde usualmente los hombres adultos presentan un comportamiento extremo en la curva de Gauss dónde su puntaje está por encima y por debajo del promedio, mientras que las mujeres obtienen más puntajes dentro del centro de la curva.

  • Yanory Ruiz
    Responder

    Hola! Primero que todo me parece un excelente artículo . Para acotar un poco con los comentarios, pienso que es relevante e incide mucho en el desarrollo del niño o niña el trato de los padres hacia ellos y el nivel de seguridad y la contribucion hacia su autoestima que estos brindan. Para que de tal manera los niños puedan involucrarse e incluirse en la sociedad. Y así manifestar sus sentimientos y emociones libremente.

pingbacks / trackbacks

Responder a Arturo Celis Beltrán Cancelar respuesta

Start typing and press Enter to search