Los problemas urbanos de la China moderna tienen puntos de contacto con los de América Latina y el Caribe.