¿Puede la energía lunar ayudar a reducir la huella ecológica anual de la humanidad?