¿Puede la planificación urbana ayudar a prolongar y diversificar la actividad de los adultos mayores?