El uso de la bicicleta genera importantes beneficios para las ciudades. Estas, entre más compactas y densas, estimulan el uso de la bicicleta, puesto que, al tener viviendas, comercio y educación en áreas concentradas, las personas pueden movilizarse más fácilmente en este medio de transporte y no tener que hacer largos trayectos para transportarse a otras zonas en busca de actividades de recreación, educación o cultura.

Ciclorrutas en Bogotá. Fuente: Sol Robayo S.

Ahora, si la bicicleta es tan importante para el desarrollo de las ciudades, ¿cómo la integramos al transporte público?

La bicicleta es más útil para viajar distancias cortas, el transporte público para viajar distancias largas. Si integramos estos dos modos las personas pueden hacer viajes largos puerta a puerta sin tener que usar vehículos particulares. Integrar la bicicleta con el transporte público implicar contar con lugares donde guardar las bicicletas en las estaciones de metro o bus y habilitar estos sistemas para que las personas pueden transportarse con sus bicicletas personales en ellos. La idea no es que los usuarios de un modo o de otro dejen de usarlos, sino de hacer que las personas dejen de usar sus carros particulares y empiecen a usar transporte público y bicicleta.

Ejemplo de integración entre transporte público y bicicletas en el Circulator en Washington, D.C. Fuente: Elvert Barnes

Beneficios de integrar las bicicletas al transporte público en las ciudades

La integración de la bicicleta con el transporte público tiene múltiples beneficios:

  1. Aumentar significativamente los destinos potenciales a los que pueden acceder los usuarios de bicicletas.
  2. Agregar flexibilidad a los viajes diarios de los usuarios de transporte público.
  3. Ofrecer una alternativa sostenible al uso del carro particular para movilizarse.
  4. Aumentar la zona de captación alrededor del transporte público de 10 a 14 veces a aquella de los peatones.
  5. Permitir a los ciclistas evitar situaciones peligrosas en el tráfico.
  6. Expandir oportunidades recreacionales y turísticas en bicicleta.
  7. Mejorar el acceso a los ciclistas y otros usuarios como peatones con capacidades de movilidad diferentes, sillas de ruedas y padres con coches.
  8. Mejorar la salud desde el incremento del ejercicio.

¿Qué estamos haciendo?

En el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), somos conscientes de los beneficios de integrar las bicicletas con el sistema de transporte público en las ciudades. Pero, también somos conscientes de los desafíos, por eso estamos trabajando en Santiago, Chile y Montevideo, Uruguay en hackatones para encontrar soluciones innovadoras.

Durante todo el día, utilizaremos esta metodología de innovación abierta, para proponer, de forma más participativa y descentralizada, crear respuestas al reto de integrar el uso de las bicicletas con el transporte público.  Intentaremos que este sea un punto de encuentro para audiencias de distinta naturaleza que normalmente no suelen interactuar, pero que comparten un mismo interés. Los cuatro actores clave de un hackatón son los expertos temáticos, desarrolladores informáticos, diseñadores gráficos y comunicadores. El objetivo será desarrollar, en un periodo concentrado de tiempo, prototipos que permitan superar los retos planteados.

Con la ayuda de varios socios de la administración pública y de la sociedad civil, estaremos arrancando el sábado 21 de octubre con el Bicitón de Montevideo en la Intendencia de Montevideo de 9 de la mañana a 7 de la noche. Está organizado por el BID y la Intendencia de Montevideo. En este caso, buscamos conocer las necesidades de los potenciales ciclistas en la ciudad para ampliar la infraestructura que permita que tengan viajes más placenteros y seguros. Además, queremos brindar información confiable y actualizada a los ciclistas sobre estacionamientos públicos, sugerencias de recorridos, cómo viajar con su bicicleta en el transporte público, entre otros.

También, estaremos celebrando el National Transport Hackaton en Santiago, Chile, el sábado 11 y domingo 12 de noviembre en el Campus Creativo UNAB. En este caso, la organización corre por cuenta del BID, de Youth for Public Transport (Y4PT) y del Gobierno Metropolitano de Santiago, y contará con la participación de equipos multidisciplinarios, motivados por la movilidad sostenible y el transporte público, que competirán para crear las mejores soluciones innovadoras a desafíos actuales y futuros de la movilidad en esa ciudad ciudades.

Para inscribirte en el hackatón de Santiago, te puedes registrar aquí y para hacerlo en el de Montevideo, aquí.