Español // English

Cuatro expertos en materia de ciudades hablan sobre los retos y las oportunidades que éstas enfrentan en el siglo XXI: Michael Sorkin, Abha Joshi-Ghani, Christopher Sabatini y Timothy Docking.

Estas entrevistas tuvieron lugar durante el lanzamiento de la edición de invierno de la revista America’s Quarterly, organizado por la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles del Banco Interamericano de Desarrollo en febrero de 2014.

ICES: ¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrentan las ciudades hoy en día?

Michael Sorkin: Uno de los retos es que las ciudades se están haciendo tan grandes que la población urbana mundial está creciendo de manera exponencial. Estamos agregando un millón de personas cada semana a nuestras ciudades, y no tenemos soluciones adecuadas para alojar y dar empleo a esta gente. La mitad de ellos viven en barrios marginales. Y nuestras soluciones convencionales para el crecimiento urbano, es decir, las megaciudades y la expansión, son extremadamente insostenibles.

Abha Joshi-Gahni: Creo que el mayor reto de las ciudades de todo el mundo hoy en día es la sostenibilidad. Pero la sostenibilidad definida en términos de inclusión, sostenibilidad ambiental y sostenibilidad financiera. Una ciudad no es sólo un lugar físico. Veo a las ciudades como lugares donde concurren todos los desafíos de desarrollo: salud, educación, habitabilidad, trabajo, etc. Las ciudades también impulsan el crecimiento económico. A menos que la ciudad empiece a pensar cómo gestiona sus propios sistemas de manera interna, no va ser capaz de resolver sus problemas. Y la razón por la que digo ‘dentro de las ciudades’ es porque en este momento lo que vemos es que el departamento de planificación no habla con el de transporte, y el de transporte no habla con el de vivienda. No podemos tener estos silos institucionales en una ciudad trabajando a veces en fines cruzados sin integrar realmente los servicios que prestan a los ciudadanos.

Christopher Sabatini: Estás agregando nuevas poblaciones sobre ciudades ya mal planificadas. Muchas de ellas no eran epicentros del crecimiento urbano en los años 60 y los 70. El reto del crecimiento económico y poblacional tiene lugar en las ciudades pequeñas en las que se enfoca el BID. Así que tienes todos los problemas de infraestructura que eso conlleva, junto con los problemas de la expansión urbana. Y eso no es sólo un problema de gestión urbana, medio ambiente o administración, sino también una cuestión de inclusión social. Es difícil que una ciudad se integre cuando está rodeada de inmigrantes recientes en la periferia, ya que quedan desconectados de las redes de infraestructura y de transporte de la ciudad. Y a menudo son los que tienen que recorrer los trayectos más largos a sus puestos de trabajo.

También hay que añadir los desafíos del cambio climático. Cerca del 75% de las ciudades de la región se encuentra en zonas bajas cercanas a cuerpos de agua, siendo más vulnerables a las inundaciones y a las tormentas intensas que vienen con el cambio climático. Y esto es un problema no sólo en el corto plazo, en términos de la gestión de los desastres y su deslocalización, sino también un problema físico, de las habilidades de las ciudades de ser capaces desarrollarse, reubicar a su población, así como mantener el propio PIB y la inversión.

ICES: ¿Cómo pueden las ciudades hacer frente a sus desafíos?

Michael Sorkin: La solución tiene bastante que ver con la equidad. Cuando hablamos de sostenibilidad hablamos de la distribución equitativa de los recursos. Y la extrema desigualdad que caracteriza a las ciudades americanas, latinoamericanas y muchas ciudades del mundo es algo que debe ser abordado. Las ciudades reflejan los grandes problemas como la desigualdad o las emisiones de gases de efecto invernadero, pero también tienen el potencial de ser la gran solución. Las ciudades bien diseñadas son la forma más eficiente y sostenible de vivir en el planeta.

Christopher Sabatini: La comunicación, el intercambio de información y de ejemplos es algo muy importante para promover no sólo las ciudades sostenibles, sino también para ofrecer soluciones. Porque lo que está sucediendo en este momento en la región, desde Canadá hasta Argentina, es que, además de lo que se lee en los titulares, se está convirtiendo en un tubo de ensayo de innovación y cambio a nivel urbano, nacional y mundial. De repente, ahora vemos que la gente está resolviendo sus propios problemas, ya sea ciudades que se unen para el presupuesto público, o gobiernos que trabajan con empresas para ayudar a mejorar la transparencia y proporcionar información a los ciudadanos para que la usen para vigilar a sus gobiernos.

Timothy Docking: Las ciudades más inteligentes son aquellas que utilizan los instrumentos para medir los datos. Tenemos instrumentos que están interconectados de tal forma que podemos formar redes con esta información. Y luego aplicamos a estos datos desglosados una capacidad analítica inteligente para darles sentido. A partir de aquí creamos modelos que cuenten historias, e incluso utilizamos estos datos para proyectar cosas que van a ocurrir en el futuro. Las necesidades de las ciudades y las necesidades de inversión en infraestructura son tan grandes que no sólo va a ser un banco o un municipio o un grupo de contribuyentes quienes van a resolver estos problemas. Hace falta tomar un enfoque de equipo. El sector privado está realizando fuertes inversiones que deben ser aprovechadas. Y es necesario que haya cooperación entre los sectores público y privado con el fin de lograr estos objetivos. El sector privado puede aportar su innovación y soluciones para resolver algunos de los problemas que nuestras comunidades urbanas enfrentan en todo el mundo.

Ver el video complero aquí.