Toda jefa o jefe de hogar se ha enfrentado a este dilema: ¿Comprar o alquilar? A pesar de que la “sabiduría recibida” dice que es preferible comprar, uno de cada cinco hogares en América Latina y el Caribe alquila su vivienda. Esto equivale a 30 millones de hogares. En Europa, Estados Unidos y Canadá este porcentaje es mayor. ¿Cuál es la tendencia en los próximos años?

Más personas preferirán alquilar su vivienda. He aquí las cuatro razones de por qué el alquiler será más popular que en el pasado:

1. El alquiler ya está aumentando

En América Latina y el Caribe como un todo, el porcentaje de hogares que alquilan su vivienda subió de 19.9% en 1990 a 21% en 2010. En los últimos 10 años, el alquiler ha aumentado en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Nicaragua, Perú, República Dominicana y Uruguay

El porcentaje de hogares que alquila su vivienda ha aumentado en 12 países de América Latina en los últimos 10 años.

El porcentaje de hogares que alquila su vivienda ha aumentado en 12 países de América Latina en los últimos 10 años.

 

2. Más jóvenes jefes de hogar, más adultos mayores, hogares más pequeños

Hay ciertos grupos demográficos que prefieren el alquiler en mayor proporción que el resto. Estos grupos están aumentando en cantidad e importancia:

  • Jóvenes jefes de hogar: En 2025 habrá un millón de hogares más que hoy encabezados por un menor de 30 años
  • Adultos mayores: Este es el grupo que crece más rápido. En 2025 habrá 17.2 millones de hogares más que hoy encabezados por un mayor de 64 años.
  • Hogares unipersonales, divorciados y parejas sin hijos: el tamaño promedio del hogar está disminuyendo. Hoy el promedio es 3.8 personas por hogar, y en 2025 será 3.1.  La causa de ello es el aumento de los hogares unipersonales y la caída en la tasa de natalidad.

 

Jóvenes, tercera edad y divorciados son grupos donde la tendencia a alquilar es mayor que en el resto. Estos grupos están creciendo.

Jóvenes, tercera edad y divorciados son grupos donde la tendencia a alquilar es mayor que en el resto. Estos grupos están creciendo. Fotos de: Caroline Bayet, Times Live, y de la película “L’ours et la poupée

 

3. Más movilidad y menos tiempo de transporte

La población urbana seguirá creciendo en América Latina y el Caribe, y el área urbana (o la “mancha urbana” como la llaman algunos) crecerá aún más rápido. Eso significa que las distancias y los tiempos de transporte serán mayores. Las viviendas en alquiler tienden a ubicarse cerca del centro de la ciudad. En una urbe sobrepoblada de automóviles, quienes quieran minimizar sus tiempos de transporte tienen una buena razón para preferir alquilar en zonas cercanas al centro.

La dinámica del trabajo va en la misma dirección: en una economía moderna la movilidad laboral es clave. En ese sentido, la flexibilidad que ofrece la vivienda en alquiler es funcional a un mercado del trabajo dinámico, y ayuda a equilibrar espacialmente la oferta y la demanda por trabajo.

4. Precio del suelo

El aumento del poder adquisitivo de las familias inevitablemente conlleva un aumento del precio del suelo. Los terrenos con buena ubicación serán escasos y cada vez más apetecidos. Por ello, los costos de ser propietario aumentarán. La asequibilidad de la propiedad (es decir, la capacidad financiera que se necesita para acceder a ella) es un problema hoy: un cuarto de los hogares de la región necesitarían gastar más del 30% de sus ingresos mensuales para financiar la compra de una vivienda formal básica (40 metros cuadrados, a un precio de US$15.000 en las condiciones actuales del mercado hipotecario). El aumento del precio del suelo agravará este problema. Por eso, el alquiler será una alternativa para quienes no puedan o no quieran enfrentar esta pesada carga.

El crecimiento económico aumenta el poder adquisitivo de los hogares. Con ello, inevitablemente aumenta el precio del suelo. Foto de The Canadian Press.

El crecimiento económico aumenta el poder adquisitivo de los hogares. Con ello, inevitablemente aumenta el precio del suelo. Foto de The Canadian Press.

 

En definitiva, la vivienda en alquiler es un asunto del futuro. Será una pieza importante para dar respuesta a muchos de los cambios sociales que estamos presenciando en este mismo instante, y una alternativa funcional a nuevos estilos de vida en una sociedad dinámica y diversa.

¿Más información sobre el mercado del alquiler en América Latina? La encontrará aquí, en un completo estudio que acaba de publicar el BID.   

Nueva publicación del BID

Nueva publicación del BID para descargar gratis aquí