Alejandro Martínez Leal, Consultor de la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles, México 

La ciudad de La Paz, Baja California Sur es mágica en sus contrastes, con una vegetación y un clima propios de un desierto, pero a la vez con un mar que alberga una naturaleza tan nutrida que Jacques-Yves Cousteau lo nombró el acuario del mundo.

photo-la-paz-2

Situada a orillas de la costa, su malecón es testigo de los atardeceres más bellos que he tenido la oportunidad de presenciar.  En ocasiones la belleza de sus cielos azules se ve interrumpida por nubarrones, y no digamos naturales ya que llueve muy poco, sino por la planta productora de la energía eléctrica. Esta planta es causante del 30% de las emisiones de CO2 suspendidas en la ciudad, el otro 70% atribuido a un fenómeno silencioso causado por miles de cómplices.

Se trata de los automóviles, y ¿a quién culpar? Sí, prácticamente todos cuentan con uno, al menos eso indican los registros oficiales – 744 automóviles por cada 1,000 habitantes – amén de que contabilicemos los vehículos que son ingresados de Estados Unidos de segunda mano y no se registran, los cuales triplican la cifra.

A lo anterior le debemos sumar que en los últimos 30 años la población se duplicó mientras la expansión urbana se triplicó. Además, esa expansión se produjo a distancias de 13 km del centro original, con macro desarrollos y equipamientos que han alejado a la población del centro original, lo cual ha provocado un caos generalizado y un tráfico despiadado.

Hoy en día la ciudad no ofrece a los ciudadanos otras formas de desplazamiento. La infraestructura ciclista corresponde tan sólo al tramo del malecón y es para fines recreativos. El transporte público, con 332 unidades divididas en 69 rutas, recorre desordenadamente casi la totalidad de las calles haciendo recorridos muy largos y con bajo peaje, haciendo los costos de operación altísimos, traducidos en las tarifas más altas del país. Así mismo el peatón y el ciclista ocupan el 2% y 1%, respectivamente, en la repartición modal y ni como culparlos si la infraestructura lo hace casi imposible.

Dicho problema de movilidad fue motivo de priorización del Plan de Acción de la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles, que fue aplicada en dicha ciudad en el 2012 y que actualmente se encuentra en fase de ejecución y monitoreo.El Plan Integral de Movilidad Urbana Sustentable se encuentra en proceso de diagnóstico, caracterizando la movilidad con los datos obtenidos en campo y haciendo un pronóstico del crecimiento urbano y la demanda de viajes. Así mismo se llevará a cabo un modelo integral y un plan estratégico para el Sistema de Transporte Público.

la paz como vamos

Los esfuerzos en el tema de movilidad son auspiciosos a nivel local y miles de ciudadanos se han involucrado a la solución de este problema que tanto los agobia: otorgando datos a las encuestas de origen destino, participando en los foros sobre movilidad y sumándose a los recorridos de masa crítica en bicicleta Se pueden consultar los avances del proyecto así como involucrarse en el proceso en la página del Plan Integral de Movilidad Urbana Sustentable de la ciudad de La Paz, BCS.