La semana pasada se reunieron en Mar del Plata, Argentina, un grupo de alcaldes del cono sur que participan de la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles del BID (ICES) con el objeto de entender mejor como se había implementado ICES en esta ciudad e intercambiar experiencias.  Si bien en estas reuniones el riesgo de caer en discursos comunes y aburrimiento extendido es alto, esta no fue la suerte de nuestra reunión. Había elementos que presagiaban este resultado: la reunión no surgió a solicitud del BID sino a solicitud de los intendentes del gran Asunción para conocer la experiencia de Mar del Plata el año anterior.

La visita de una intendencia a otra culminó en un encuentro de 8 alcaldes interesados en ver “que pasa ahí afuera” en la región.

Alcaldes

Se les propuso un marco informal de trabajo donde cada uno presentara su proyecto “bandera” y su “visión de ciudad”. Las presentaciones podían ser interrumpidas y las ideas discutidas mientras se presentaban. Participaron del encuentro los alcaldes de Paraná y Mar del Plata (Argentina), Florianópolis (Brasil), Ñemby, Luque y Fernando de la Mora (Paraguay) y Valdivia (Chile). También estuvieron presentes representantes de la alcaldesa de Montevideo (Uruguay).

Alcaldes de Brasil, Paraguay, Chile, Uruguay y Argentina intercambiando experiencias en Mar del Plata

Si bien se presentaron proyectos clásicos de infraestructura municipal como la planta de tratamiento de aguas residuales y el nuevo sistema de recolección por contenerización de la ciudad de Mar del Plata a ser financiados por el BID, estos no fueron los puntos altos del intercambio. Los resultados más interesantes de la reunión salieron de proyectos más simples o innovadores que dispararon ideas en los demás alcaldes, por ejemplo:

  • en el proyecto de peatonalización diseñado por el estudio  de Gehl  Architects y el nuevo número “147” para reclamos de vecinos en Mar del Plata, ambos con bajísimo costo y alto impacto;
  • en un sistema de lanchas como sistema de trasporte público de pasajeros alimentadas por energía solar bajo implementación en Valdivia;
  • en el diseño de un nuevo metrocable o la política de subsidios para el centro tecnológico de Florianopolis; o
  • en la institucionalidad construida en Asunción para mantener vivas las propuestas de intervención urbana de largo plazo, más allá de los gobiernos de turno, mediante el liderazgo de actores claves de la sociedad civil, academia y sector privado como el proyecto de la Franja Costera de Asunción o La Ciudadela.

Estas reuniones también corren el riesgo de que pocos resultados vean la luz. En este sentido la reunión también fue una excepción. Durante el evento, los intendentes del Gran Asunción comentaron que en la ciudad la cobertura de cloaca es sólo del 20%. Al escuchar esto, Mar del Plata acordó enviar a la empresa local de Agua y Saneamiento (Obras Sanitarias MGP) a trabajar junto a los municipios paraguayos para colaborar en la mejora del sistema y el cierre de la brecha en la manera que sea posible. El Prefeito de Florianópolis quiere implementar el “147” de Mar del Plata y ésta a su vez pretende copiar aspectos del parque tecnológico de Florianópolis, los municipios establecieron una agenda para trabajar en esos temas. Montevideo ofreció toda su experiencia a Mar del Plata en tratamiento de playas. Todas las ciudades quieren copiar el “ciudad para las personas ” de Gehl. Fueron muchos más los acuerdos “específicos” de intercambio establecidos.

Firma de acuerdos entre intendentes de la red de ciudades sostenibles

En definitiva, la ICES sigue demostrando ser un espacio apto para la reflexión y la creatividad para las autoridades municipales que en su gran mayoría son consumidas por el “día a día” de la gestión. El plan es continuar con estas reuniones, con el mismo tamaño y dinámica, en el ejemplo más puro y práctico que la cooperación sur-sur puede ofrecer y que yo haya visto.