La implementación de los primeros proyectos pilotos en Mar del Plata, Argentina está a punto de finalizar – un hito en la colaboración fructífera y estimulante entre el Banco Interamericano del Desarrollo (BID), la Ciudad de Mar del Plata y Gehl Architects.  ¡Qué emocionante ver hecho realidad el resultado del arduo trabajo realizado por el gran equipo involucrado en el proyecto!

Project Team Gehl ArchitectsEl equipo de proyecto frente a la oficina temporal de Gehl Architects en la antigua torre de agua de Mar del Plata.

Iniciado por el BID como parte de su Iniciativa de Ciudades Emergentes y SosteniblesGehl Architects fue invitado a trabajar con la ciudad de Mar del Plata, una ciudad costera en la provincia de Buenos Aires, Argentina. Cambié la oscuridad, lluvia y nieve escandinava por el verano argentino. Me fui a Mar del Plata a finales de enero de 2013, llevando a mi familia a vivir una aventura de tres meses en el otro lado del mundo.

Al llegar a Mar del Plata me encontré con una inmensa hospitalidad y amabilidad por parte de los funcionarios municipales, los coordinadores Santiago Bonifatti y Jose Luis Ovcak y su equipo de planificadores, arquitectos e ingenieros dedicados, curiosos y trabajadores. Durante una visita previa a la oficina de Gehl en Copenhague, Santiago y Jose Luis ya habían acordado un pacto, el cual lo nombraron entre ellos el “Tratado Copenhague”, que estableció el primer equipo transversal en Mar del Plata dedicado a la planificación urbana y a los espacios públicos. La dedicación compartida tanto entre el BID y la ciudad, desde el Alcalde Gustavo Pulti hasta el equipo local de planificadores, comerciantes y el público general, ha sido clave para el éxito de este proyecto.

calle guemes

Después de la organización de un taller inicial inspirador, dirigido por mi socio de Gehl Architects, David Sim, Director Creativo y trotamundos, y por mí, el equipo se puso a trabajar, analizando las áreas de estudio seleccionadas: Microcentro, 12 de Octubre y Güemes, tres centros comerciales y cívicos de la ciudad importantes y muy diferentes.  Estudiamos como se comportaba la gente en las calles, los parques y las plazas, contando los flujos de personas y registrando el estado del ambiente físico utilizando la metodología de Gehl, pero con gran ayuda de la participación local. El análisis fue usado para elaborar recomendaciones generales para mejorar el área pública, así como la elaboración de estrategias específicas para cambios de  corto, medio y largo plazo.

El equipo se reunía para talleres semanales, normalmente en mi oficina situada  en la antigua torre de agua con vistas de toda la ciudad, para discutir el progreso e intercambiar experiencias.

reunion mar del plataReunión con comerciantes locales en la zona de 12 de octubre, conversando sobre la historia local, los problemas y las posibles intervenciones en la zona.  

Las estrategias de corto plazo para las diferentes áreas de estudio incluían una serie de proyectos pilotos, centrados en el modelo de bajo coste y alto impacto, utilizado en otras ciudades como Nueva York, para crear consciencia de la importancia de un buen espacio público y mostrando este cambio en la realidad en lugar de verlo en planos o maquetas. Mi colega, una diseñadora urbana Sofe Kvist nos visitó por una semana,  desarrollo  el diseño de los proyectos pilotos desde la ciudad y luego continuando el desarrollo desde Copenhague. Después de la implementación de los proyectos pilotos evaluamos la efectividad, midiendo los cambios en la utilización de los espacios públicos así como el impacto económico para los comerciantes locales, para conseguir los datos necesarios para poder ajustar los proyectos pilotos o para realizar cambios más permanentes.

amplificaciones de las esquinasLos planes para intervenciones temporarias a lo largo de la calle Güemes, incluyen mejores cruces peatonales, veredas más anchas, invitando a la gente a quedarse y disfrutar del ambiente de la calle. 

Estar en el lugar durante la realización del proyecto ha permitido una estrecha colaboración con el equipo local, desarrollando capacidad y fortaleciendo lazos personales entre los escandinavos un poco más reservados y los argentinos siempre tan abiertos y generosos. Las sesiones de trabajo inspiradoras, asados nocturnos y horas de mate siempre se quedarán conmigo cuando piense en la ciudad de Mar del Plata! Ojala regrese en el futuro!

La cooperación entre el BID y Gehl Architects continuará con otros proyectos en otras ciudades latinoamericanas, usando las experiencias compartidas de Mar del Plata para desarrollar mejor nuestros métodos.

 

*Por Ola Gustafsson de Gehl Architects. Este post fue publicado originalmente en el blog de Gehl Architects