La filosofía que acompaña los programas de Mejoramiento de Barios, que lidera el BID en la región, es acabar con el stock de asentamientos irregulares existentes pero a su vez generar soluciones de vivienda social para evitar así la conformación de nuevos asentamientos.

También es cierto que las nuevas olas van hacia la generación de ciudades más compactas. Montevideo en particular se ha subido al arduo trabajo de recuperación de áreas intermedias de la ciudad como manera de generar una ciudad menos fragmentada y con menores costos en términos de movilidad y provisión de servicios básicos.

Para ello, y en el marco de un programa financiado por el Banco, se decidió realizar una actuación urbana integrada en el Barrio GOES, y en particular en 16 manzanas ubicadas en el entorno de un mercado emblemático: el Mercado Agrícola. Un mercado donado por el gobierno belga a principio de siglo XX que actuó como mercado mayorista de frutas y verduras de la ciudad de Montevideo y que luego de sucesivas crisis fue perdiendo su esplendor.  El cierre de fuentes de trabajo en el barrio en la década de los 80´s, provocó  la degradación del entorno del mercado, transformándose progresivamente en un área de la ciudad tugurizada, deshabitada y peligrosa para los vecinos.

La zona se seleccionó por su potencialidad, especialmente debido a que el Mercado Agrícola constituye un elemento estructurarte de las inversiones y de la recuperación urbana del Barrio. Además se encuentra muy próxima al centro de la ciudad (10 minutos en bus), en cercanías del Parlamento y de varias Universidades y, con acceso a servicios de transporte.

Las obras que financia el BID tienen que ver principalmente con la recuperación del entorno urbano y se encuentran en plena ejecución: se ha recuperado el espacio público peatonal, se ha ampliado una guardería infantil, están por comenzar obras de mejoramiento de una plaza de deportes y se construirá también un centro de gestión ciudadana.  También se puso en marcha un fondo de refacción de vivienda con el objeto de mejorar la calidad de viviendas de la zona y un fondo social para empoderamiento de la población que financia acciones sociales en la zona. El gobierno nacional ha aportado también fondos para llevar adelante vivienda de interés social con cooperativas y la AECID y el FOMIN están trabajando en la recuperación del Mercado Agrícola, redefiniendo su modelo de negocios y de gestión para  convertirlo en un mercado minorista y un lugar de encuentro para el barrio y la Ciudad.

Luego de tres años de haber comenzado el trabajo ya empiezan a aparecer inversiones privadas: a fines de 2011 se inauguró un edificio que ha vendido en una primera etapa el 80% de sus apartamentos. www.altos.com.uy

Un dato interesante es que el programa del Banco previó una interesante forma de medir los resultados: el programa resulta exitoso no por las obras que directamente financiamos sino medimos si se generan soluciones de vivienda luego de haber recuperado el entorno del barrio y … lo estamos logrando!

Más información y fotos de las intervenciones aquí.