¿Tiene una idea o proyecto para ayudar a a cumplir la meta de garantizar el derecho humano al agua y saneamiento? Participe en la convocatoria que WaterLex ha abierto para esas soluciones.

La falta de acceso a servicios de agua y saneamiento de calidad genera impactos económicos y sociales negativos que afectan la salud, educación, productividad y oportunidades de las personas, incrementando de esta manera los niveles de pobreza. El Derecho Humano al Agua y Saneamiento (DHAS), reconocido explícitamente en el 2010 por los Estados miembros de las Naciones Unidas para todas las personas y todos los contextos, asegura que nadie quede excluido, siendo este derecho una condición para poder alcanzar otros derechos humanos y los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el 2030.

El Manual de Base sobre los Derechos Humanos al Agua y al Saneamiento en Latinoamérica y el Caribe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), define el derecho humano al agua como el derecho que toda persona tiene a una cantidad suficiente de agua, de calidad, aceptable, físicamente accesible y asequible para los usos personales y domésticos, que incluyen saneamiento. Por su parte, el derecho humano al saneamiento significa que toda persona, sin ningún tipo de discriminación, debe tener acceso físico y económico a servicios de saneamiento, en todas las esferas de la vida, que sea seguro, higiénico, aceptable social y culturalmente, que proporcione privacidad y asegure la dignidad.

En América Latina y el Caribe, aunque se presentan importantes progresos, aún persisten desigualdades en el contexto del acceso al agua potable y saneamiento. En materia al acceso al agua potable, se estima que un 95% de la población tiene acceso a un servicio mejorado; sin embargo, al introducir el factor de calidad, el 77% de la población aún no cuenta con saneamiento seguro. Por su parte, los índices de cobertura para el acceso al agua potable y al saneamiento revelan la desventaja que enfrentan las zonas rurales. Según el Manual, a nivel regional, el acceso a servicios de agua potable y saneamiento mejorados está disponible respectivamente para el 84% y 64% de la población en zonas rurales, mientras que en las zonas urbanas es del 97% y 96% correspondientemente. Estas estadísticas son aún más asimétricas cuando se desagregan por ingreso, grupo étnico, estatus migratorio, entre otros; lo cual revela aún mucho trabajo por hacer en materia de DHAS en la región.

WaterLex es una organización no gubernamental (ONG), establecida en 2010 después de la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas, cuya misión es asegurar los derechos humanos al agua y al saneamiento a través de la reforma de leyes y políticas. Con el tiempo, WaterLex se ha convertido en el “vínculo catalizador” entre los mecanismos de derechos humanos, las instituciones académicas y las agencias de desarrollo. Su Directora General, Amanda Loeffen, indica que “en la agenda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, los derechos humanos al agua y al saneamiento están integrados, pero no están asegurados. WaterLex está trabajando para incorporar estos derechos, de manera que nadie se quede atrás”.

La 1ª Cumbre Mundial sobre Leaving No One Behind organizada por WaterLex a celebrarse del 7-8 de febrero 2019 en Ginebra, Suiza, invita a participar de la convocatoria abierta de resúmenes para las sesiones exploratorias y emblemáticas que tienen como objetivo incorporar los desafíos científicos y políticos para el agua y el saneamiento relacionados con el tema de Leaving No One Behind.

Expertos, académicos, profesionales del agua e interesados ​​de todas las disciplinas, incluidas ciencia, política, economía, gestión y gobernanza, que deseen presentar sus ideas e investigaciones durante la Cumbre pueden enviar sus resúmenes del 1 de septiembre al 30 de octubre de 2018. El formulario para la presentación de propuestas y más información sobre la convocatoria (en inglés) se encuentra en: https://www.waterlex.org/summit/abstracts/. Las propuestas deben ser enviadas durante el periodo indicado a summit@waterlex.org y pueden presentarse en español, inglés o francés.

Los resúmenes deben describir claramente las ideas para investigación, proyecto, estudio o artículo en menos de 500 palabras e incluir:

  • El propósito o tesis del proyecto.
  • Un resumen de los problemas o problemas clave abordados;
  • La metodología o procedimientos utilizados;
  • Un resumen de los resultados o conclusiones que se derivarán del proyecto;
  • Un resumen de las implicaciones del proyecto o sus resultados; e
  • Incorporar una dimensión de ciencia-política.

Los resúmenes no deben incluir gráficos, tablas, diagramas, imágenes, referencias o citas.

Las decisiones sobre los resúmenes serán tomadas por el Comité Científico de la Cumbre (SSC por sus siglas en inglés), y los participantes serán informados a fines de noviembre de 2018. Se espera que todos los autores de los resúmenes aceptados (tanto para las sesiones exploratorias como para las actividades emblemáticas) preparen y presenten un documento, que debe presentarse el 15 de enero, para la revisión de los patrocinadores y formalización.

Adicionalmente, durante el primer día de la Cumbre, se otorgará el premio “Leave No One Behind Innovation” a la idea más prometedora presentada durante el día, incluyendo la financiación para que el ganador inicie un estudio de factibilidad. La idea ganadora puede ser tecnológica o política y debe apuntar a ayudar a resolver el problema de cómo garantizar el acceso al agua y al saneamiento a personas en situación de marginalización. El voto de los jueces se llevará a cabo durante el día.

Para mayores detalles sobre el programa de la 1ª Cumbre Mundial y la Convocatoria de Resúmenes para las sesiones Exploratorias y Emblemáticas visitar los siguientes enlaces:

Programa: https://www.waterlex.org/summit/programme/

Convocatoria: https://www.waterlex.org/summit/abstracts/

Contacto: info@waterlex.org

DÉJANOS TU COMENTARIO