EPM, una empresa líder en servicios públicos (agua, saneamiento, energía eléctrica y gas), está al frente del Programa de Saneamiento del Río Medellín, en Colombia. Son más de 40 años de un trabajo minucioso que hoy empieza a dar sus frutos a la comunidad.

Por: León Arturo Yepes Enríquez, Ingeniero, EPM

Es una tarde soleada en el Valle de Aburrá, una zona del departamento de Antioquia, en Colombia, que alberga a la ciudad de Medellín y a otros nueve municipios. Las montañas, altas y siempre verdes, presiden el espacio donde transcurre la vida urbana. Allí se está terminando de construir Aguas Claras, el Parque Planta de Tratamiento de Aguas EPM, con todo su sistema de saneamiento.

Como una metáfora de las montañas que rodean al Valle, los digestores de la Planta son testigos de lo que sucede donde antes solo se veía un terreno baldío. Ahora es un parque dedicado al agua, y en esa tarde de verano muchos niños juegan y disfrutan su tiempo libre en un espacio transformado para toda la comunidad.

Este es el más reciente capítulo del Programa de Saneamiento del Río Medellín, iniciado en los años 70 del siglo pasado con inversiones y actividades operativas que a lo largo de los años se han logrado únicamente gracias al pago de la tarifa de los usuarios. Desde el año 2005 la inversión en el Programa ha sido de USD1.000 millones.

Al inicio del desarrollo urbanístico del Valle de Aburrá, las construcciones se asentaron en las orillas de las quebradas afluentes del río. EPM, como responsable de la operación de los servicios públicos en esta populosa ciudad colombiana (cerca de tres millones de habitantes), emprendió la tarea de crear todo un sistema de recolección, transporte y tratamiento de las aguas residuales.

Entre las décadas del 80 y el 90 se construyeron redes y la planta de tratamiento de aguas residuales San Fernando, en el Sur del Valle de Aburrá, mientras que en los últimos quince años los trabajos han tenido lugar en el Centro y el Norte, también con la construcción de redes y la planta Aguas Claras, hasta alcanzar una cobertura en tratamiento cercana al 88%.

El Plan finalizará con la eliminación de cerca de 400 descargas de redes a las fuentes hídricas de mayor dificultad de saneamiento y la construcción de otras plantas menores en el Norte. En total, el sistema atiende a más de 1,1 millones de usuarios, con 4.563 km de redes secundarias, colectores e interceptores, y dos grandes plantas.

Con este programa integral, que ya se acerca a los 50 años, los habitantes de Medellín y sus alrededores comienzan a vivir otras experiencias en una ciudad que ha pasado por momentos muy difíciles en su historia y hoy se transforma a fuerza de innovación, trabajo constante y liderazgo. Ya no es el río de otros tiempos sino que se abre para convertirse en eje articulador de esa nueva dinámica urbana, aporta de manera sustancial al mejoramiento de las condiciones ambientales y propicia otros desarrollos económicos, sociales, deportivos, culturales y ambientales.

Aún quedan retos. No obstante, el programa de saneamiento y la gestión integral implementada han logrado generar un desarrollo urbano sostenible en el Valle de Aburrá y siguen avanzando, no solo con obras sino también con acciones puntuales de gestión interinstitucional y participación comunitaria. Un ejemplo elocuente es el programa actual “Unidos por el Agua”, que con estrategias de mejoramiento integral de barrios, al año 2019 tiene como objetivo brindar el servicio de acueducto y alcantarillado a cerca de 42.000 viviendas en sectores subnormales de la ciudad.

De Sur a Norte, en el soleado Valle de Aburrá, EPM y la comunidad ya empiezan a recoger los frutos de su Programa de Saneamiento del Río Medellín. Lo han hecho de manera paciente, aprendiendo a cada paso, planeando con visión, construyendo miles de kilómetros de redes subterráneas mientras la ciudad seguía su ritmo, creciendo en la superficie.

Así es como se ha producido esta transformación que le ha permitido a los habitantes del Valle de Aburrá tener otra visión de su río y reintegrarlo, con el corazón, a sus historias cotidianas.

El proyecto “Programa de saneamiento del rio Medellín – una gestión integral” de las Empresas Públicas de Medellín E.S.P. (EPM) de Colombiaha sido seleccionado como ganador de la convocatoria de propuestas de buenas prácticas y experiencias en agua y saneamiento 2018 del Proceso Regional de las Américas, coordinada por el Banco Interamericano de Desarrollo, junto con el Banco de Desarrollo del Caribe, el Programa Hidrológico Internacional de la UNESCO, Global Water Partnership, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, y la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento de México A.C.

El ingeniero León Yepes, tiene actualmente el cargo de Gerente (E) Gestión Aguas Residuales en la Vicepresidencia Agua y Saneamiento de EPM, es Ingeniero Civil, con dos especializaciones: Gerencia, y Gerencia de Producción y Servicio. Cuenta con 27 años de experiencia en la planeación y administración de las áreas de gestión Operativa en Empresas de Servicios Públicos Domiciliarios (Acueducto y Alcantarillado); especialmente en gestión de aguas residuales, proyectos de agua no contabilizada y en las Áreas de operación y mantenimiento, vinculación de clientes, interventoría de obras y sistemas de información geográfica.

 

Comentarios
  • efrain lopez
    Responder

    antioquia,pionero en practicas ambientales.,vamos a descontaminar el aire!!!!

DÉJANOS TU COMENTARIO