El proyecto “Agua segura en escuelas rurales, lecciones aprendidas desde México” de la Fundación Cántaro Azul, A.C. de México, ha sido seleccionado como ganador de la convocatoria de propuestas de buenas prácticas y experiencias en agua y saneamiento 2018 del Proceso Regional de las Américas, coordinada por el Banco Interamericano de Desarrollo, junto con el Banco de Desarrollo del Caribe, el Programa Hidrológico Internacional de la UNESCO, Global Water Partnership, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, y la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento de México A.C.

Por Sophie Morin, Coordinadora de Financiamiento y Alianzas, Fundación Cántaro Azul, A.C., México

En Latinoamérica, millones de niñas y niños no cuentan con agua segura para beber en sus escuelas, debido a la inexistencia o manejo inadecuado de infraestructura y servicios básicos de agua, higiene y saneamiento. El consumo de agua contaminada con microorganismos y la falta de higiene son unas de las causas principales de enfermedades gastrointestinales y por ende de malnutrición, teniendo un impacto directo en el desarrollo físico y cognitivo de las y los niños. En México, las escuelas rurales y las de educación indígena son las que presentan mayor carencia de estos servicios básicos, reforzando así la brecha de marginación que existe en el país. Uno de los mayores retos de los programas públicos que atienden esta problemática, es llegar a las comunidades más aisladas que no cuentan con acceso a la red de agua entubada, así como garantizar el uso apropiado y sostenido en el tiempo de las infraestructuras instaladas.

Para encontrar soluciones innovadoras e integrales a esta problemática, es necesario mirar hacia las organizaciones de la sociedad civil, muy activas en el sector del agua y saneamiento. Cántaro Azul, una asociación civil mexicana con sede en Chiapas, ha diseñado e implementado el Programa Agua Segura en Escuelas, que permite abastecer en agua segura para el consumo humano a escuelas que no están conectadas a la red de agua entubada, gracias a la implementación de sistemas de captación y desinfección de agua de lluvia. La infraestructura instalada se caracteriza no solamente por su sencillez para operar, sino también por su aspecto formativo y lúdico. El modelo contempla también la implementación de estrategias pedagógicas que forman hábitos saludables, así como mecanismos de participación de toda la comunidad educativa (niñas y niños, docentes y padres de familia) para lograr la sostenibilidad de los sistemas.

En colaboración con otras organizaciones sociales y con el apoyo de las fundaciones Gonzalo Rio Arronte, W.K. Kellogg y Emilio Moro, el modelo se ya ha implementado en 68 escuelas en zonas marginadas de Chiapas y Oaxaca de 2015 a la fecha, logrando que más de 12,000 niñas, niños y docentes consumen agua segura todos los días. Cántaro Azul también ha desarrollado una serie de herramientas innovadoras, tales como la “Calculadora para el aprovechamiento de lluvia” una herramienta gratuita que permite calcular el potencial de captación de agua lluvia en México; así como materiales didácticos de libre uso para trabajar procesos participativos y pedagógicos en escuelas.

El modelo Agua Segura en Escuelas ha sido reconocido y ha detonado colaboraciones con el INIFED (Instituto Nacional de Infraestructura Educativa), el UNICEF así como las Secretarias de Educación de Chiapas, Puebla e Chihuaha, para su réplica a mayor escala.

 

Sophie Morin es licenciada en Ciencias Políticas y cuenta con una Maestría en Políticas Públicas y Cambio Social del Instituto de Estudios Políticos de Grenoble, Francia. Se ha dedicado más de diez años al fortalecimiento y la profesionalización de las organizaciones de la sociedad civil en Francia, Perú y México. Actualmente Coordina el Área de Alianzas y Financiamiento de la Fundación Cántaro Azul, una organización mexicana pionera en el desarrollo de soluciones innovadoras para el acceso a agua segura en contextos marginados. 

Comentarios 3
  • rosalva carreon ibarra
    Responder

    excelente iniciativa espero prontopoder participar en algo asi en mi region

  • Omar Antonio Maldonado
    Responder

    Muy buena solución aplicada a esta problemática.
    Me gustaría en la medida de lo posible, se me facilite algún manual para la evaluación de impacto.
    Quedaré agradecido
    Saludos cordiales

  • Eduardo Martínez González
    Responder

    Buenas tarde, me parece un excelente trabajo el que han realizado, me interesa ponerme en contacto para considerar la viabilidad de traerlo al Estado de Veracruz.

DÉJANOS TU COMENTARIO