*Por Yvon Mellinger 

El renovado interés en los modelos de asociaciones público privadas (APP) en el sector de agua y saneamiento está más que demostrado por la cantidad de esos emprendimientos que han despegado ya en América Latina y el Caribe. Este interés surge tras considerar asuntos como la necesidad de invertir mayores recursos para acelerar los proyectos de infraestructura de ese tipo de servicios, así como la demanda por mejorar la eficiencia y la calidad en la prestación de esos servicios.

América Latina y el Caribe lograron cumplir en su mayoría los objetivos de desarrollo del milenio (ODM) en agua y saneamiento. Ese cumplimiento reforzó la importancia del sector de agua y saneamiento en la agenda de desarrollo. Ahora, los gobiernos de la región están comprometidos con alcanzar los Objetivos de desarrollo sostenible  (ODS), en particular el número 6 (ODS 6), garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos. En ese sentido, los gobiernos han reconocido la importancia de involucrar al sector privado para poder cumplir con esos objetivos.

Para capitalizar el entusiasmo por las APP, es importante mirar lo que se ha hecho ya para capitalizar las experiencias de la participación privada en el sector de agua y saneamiento. Algunas de esas experiencias han dejado algunas cicatrices, otras han cumplido a cabalidad con sus objetivos y han contribuido a la mejoría en la provisión de esos servicios en la región.

La nueva publicación del BID, “Asociaciones público-privadas en el sector de agua y saneamiento en América Latina” presenta varios de esos ejemplos. Si bien en la publicación se recogen experiencias de diferente naturaleza, que van desde reducción del agua no facturada, contratos basados en el rendimiento, hasta concesiones completas del servicio a entes privados; todas ellas comparten elementos en común, tales como el incremento de la competencia, promoción de la innovación y manejo de los riesgos en el sector.

Sin lugar a dudas, el financiamiento para APPs bien estructurados en el sector de agua y saneamiento seguirá disponible y representa una oportunidad para el sector privado, más allá de su viabilidad financiera. Con ello las empresas también harán su parte para que la región alcance las metas establecidas en el ODS 6.

Analizar el papel de las APPs será uno de los temas centrales de la III Cumbre Empresarial de las Américas, que tendrá lugar en Lima, Perú, los días 12 y 13 de abril. La Cumbre contará con la presencia de jefes de Estado y los principales CEOs de la región. Se promoverá el crecimiento económico, el comercio y las inversiones público-privadas con el fin de impulsar el desarrollo sostenible, transparente e inclusivo de América Latina y el Caribe.

*Yvon Mellinger es Oficial Principal de inversiones en agua y saneamiento en BID Invest. 

Comentarios 3
  • Teodulo Morinigo M.
    Responder

    Es importante la participación del capital privado en el sector agua y saneamiento en base a la Alianza Público y Privado, en urbes donde el Estado no dispone de recursos para fortalecer la infraestructura del sector para garantizar la disponiblidad de agua y saneamiento como rol que le corresponde .
    Que pasa en los sectores muy vulnerables, sector rurales e indígenas; estos dos sectores, no garantiza al sector privado la recuperación de su capital invertido en un concepto económico de “Agua como un bien económico”, siendo el acceso al agua un bien social necesario para los sectores citados.
    Cordial Saludos
    Teodulo Morinigo
    Asunción – Paraguay

  • Juan navarrete
    Responder

    Muy interesante la postura

  • Ruben González Villarreal
    Responder

    Estimada Yvon Mellinger, gracias por los datos. Me interesa ponerme en contacto, por favor enviar datos de contacto. Saludos cordiales, RGV

DÉJANOS TU COMENTARIO