Una iniciativa que produce agua del aire, un filtro de agua ecológico y de bajo costo y un sistema de inteligencia artificial que detecta fugas en las redes de distribución de agua potable resultaron ganadores del Premio BID-FEMSA 2017, otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo y la Fundación FEMSA.

Los tres ganadores fueron escogidos durante la ronda final del premio, en el que cada uno de los siete finalistas tuvo la oportunidad de presentar su iniciativa ante un jurado de expertos del sector de agua, saneamiento y residuos sólidos, reunidos en Buenos Aires para la Conferencia de agua y desarrollo, organizada por la International Water Association.

El primer lugar, con un premio de US$15.000 fue la iniciativa WaterAir,  proveniente de Perú, que es un equipo que produce agua del aire mediante un sistema innovador de refrigeración. El equipo utiliza energía limpia y de bajo costo, con lo cual es accesible para comunidades de todo tipo de ingresos.

El representante de WaterAir, Brian Pajares, dijo durante su presentación ante el jurado que la iniciativa, que la misma está pensada para garantizar el suministro de agua potable en zonas rurales tras desastres naturales como terremotos, tormentas o sequías.

“La atmósfera es una fuente de humedad de donde se pueden sacar trillones de litros de agua y está solución creo que puede ayudar a mejorar la vida de millones de personas. Este premio es un incentivo para seguir mejorando en proyectos que muchas veces no tienen el apoyo que necesitamos”, dijo Pajares.

Los tres ganadores: Brian Pajares, de WaterAir (Perú); Marilía Lara, de Fluid (Brasi)l; y Javier Moreno, de Ekofil (Colombia)

El segundo premio, de US$10.000 se lo llevó el filtro de arcilla Ekofil, de Colombia, y consiste en una unidad portátil de fácil instalación, manejo y mantenimiento que permite a sus usuarios obtener agua segura a partir de fuentes de baja calidad. El filtro es usado ya por cerca de 15 mil familias en zonas rurales de Colombia.

“Para solucionar los problemas más complicados a veces la solución es la más sencilla, necesitamos repasar las soluciones ancestrales y actualizarlas. Este premio es un incentivo para seguir mejorando nuestras soluciones y aplicarlas en otras zonas de nuestro país y de la región”, dijo Javier Moreno, representante de Ekofil.

El tercer premio, con US$5.000 se lo llevó Fluid, de Brasil, un sistema basado en inteligencia artificial y aprendizaje mecanizado que detecta, a través de sensores instalados en hidrómetros, posibles fugas en las redes de distribución de agua.

“Este reconocimiento es un incentivo para llevar nuestras soluciones fuera de Brasil, para que el fruto de nuestro esfuerzo, porque hemos sudado mucho para llegar a esto, se pueda aplicar en otras zonas del mundo”, dijo Maríia Lara, representante de Fluid.

Los siete finalistas, que provenían de México, además de Colombia, Perú y Brasil, compitieron en la ronda final del premio y expusieron sus soluciones ante el jurado calificador, integrado por Pablo Bereciartua, Subsecretario de recursos hídricos de la República Argentina; Agustín Aguerre, Gerente de Infraestructura y Energía del Banco Interamericano de Desarrollo; Javier Sánchez, Director de operaciones de Coca-Cola FEMSA Argentina; José Luis Inglese, Presidente de Agua y Saneamiento Argentinos (AySA); y por Diane d’Arras, presidenta de la International Water Association.

El Premio BID-FEMSA se otorga desde 2009 por el BID y Fundación FEMSA para estimular la innovación y los emprendimientos independientes en los sectores de agua, saneamiento y residuos sólidos en América Latina y el Caribe. En 2017 se recibieron más de 50 participaciones, de las cuales se seleccionaron a siete finalistas, quienes fueron invitados a exponer sus soluciones al jurado calificador, quienes decidieron al ganador durante la ceremonia de clausura de los Premios.

Los ganadores (al centro) junto a los jurados: Diane d`Arras, de IWA; José Luis Inglese, de AySA; Pablo Bereciartua, Subsecretario de Recursos Hídricos de Argentina; Javier Sánchez, de Coca-Cola FEMSA; y Agustín Aguerre, del BID.

DÉJANOS TU COMENTARIO