Por Irene Altafin, especialista senior de @BIDagua en Brasil

SISARDe los 59 millones de hogares brasileños, nueve millones se encuentran en zonas rurales. De estos municipios, sólo el 33% tiene acceso a agua potable y 5,8% acceso a redes de alcantarillado. Por ende, el 74% de los hogares rurales depositar sus desechos en fosas rudimentarias,  ríos o directamente en el suelo.

En las zonas rurales, los servicios de saneamiento son generalmente responsabilidad de los municipios, que a menudo carecen de suficiente capacidad de gestión. Este es uno de los factores que explican el avance limitado en el aumento de la cobertura de los servicios de saneamiento rural en el país.

Sin embargo, la creación de federaciones de asociaciones comunitarias, destinadas a la operación y mantenimiento de sistemas de agua y alcantarillado, se perfila como una buena opción para ampliar los servicios en las zonas rurales. El Modelo Comunitario Federativo de Saneamiento Rural nace en 1995 en el estado de Bahía, bajo la denominación de CENTRAL y en el estado de Ceará, bajo Sistema Integrado de Saneamiento Rural – SISAR. En 2005, el modelo SISAR se extendió al estado de Piauí, y recientemente, el estado de Pernambuco inició el modelo UNASCOPE.

En la práctica, la federación reúne un conjunto de asociaciones afiliadas el objetivo exclusivo de cuidar el agua potable y servicios de alcantarillado. Las federaciones suelen depender de las contribuciones federales y estatales, así como los fondos de organismos internacionales para operar; y emiten facturas por los servicios que prestan a las comunidades, así como las emitidas por un concesionario. La gestión es compartida: la federación está a cargo de los gastos de personal, logística e insumos de mantenimiento. Los costos de las asociaciones locales incluyen el operador, energía y administración de la asociación.

Realizamos una evaluación del modelo federativo a partir de la experiencia de SISAR en los estados de Ceará y Piauí e identificamos los elementos de sostenibilidad operativa que tiene el modelo, ateniendo a más de 700 localidades y beneficiando a 370 000 personas. La operación local es de buena calidad tanto en la continuidad de la distribución como para la potabilidad del agua.

También observamos que la sostenibilidad financiera – que cubre los costos de administración, operación y mantenimiento – se ha logrado poco a poco, aunque los costos son aún subvencionados. También tomamos nota de que el proceso de formación para las asociaciones es fundamental para el fortalecimiento de las estructuras locales.

Por lo tanto, el modelo federativo tiene el potencial de ganar escala en el país, pero requiere un mayor apoyo institucional, tanto a nivel federal, como en los estados y municipios. Al utilizar el modelo es importante que las acciones cuenten con el apoyo de los gobiernos, para la formulación de planes, programas de inversión, marco institucional, además de apoyo tecnológico y empresarial. La replicación de este modelo a otras regiones del país, podría facilitar la expansión de los servicios de saneamiento en  zonas rurales y la legalización de la mano de obra local.

Este post fue publicado en su versión original en portugués en el blog Ideação.

Comentarios 6
  • Ernani PIlla
    Responder

    Great article, Irene!

    Is there any chance we could replicate the SISAR model for the state of Tocantins? As mentioned to you before, I’m involved in a large scale rural irrigation project but the affected municipalities will not benefit from water and sanitation investments as part of the loan. So any support from WSA is quite welcome.
    Regards

  • Ernani PIlla
    Responder

    Great article, Irene!

    Is there any chance we could replicate the SISAR model for the state of Tocantins? As mentioned to you before, I’m involved in a large scale rural irrigation project but the affected municipalities will not benefit from water and sanitation investments as part of the loan. So any support from WSA is quite welcome.
    Regards

  • Ernani PIlla
    Responder

    Great article, Irene!

    Is there any chance we could replicate the SISAR model for the state of Tocantins? As mentioned to you before, I’m involved in a large scale rural irrigation project but the affected municipalities will not benefit from water and sanitation investments as part of the loan. So any support from WSA is quite welcome.
    Regards

pingbacks / trackbacks

DÉJANOS TU COMENTARIO