Un espacio para ideas y soluciones en seguridad ciudadana y justicia en América Latina y el Caribe

Video: Centros en México que ayudan a mujeres víctimas de violencia vencer los obstáculos

La violencia contra la mujer es doblemente invisible: aún falta conciencia sobre la magnitud del problema y se desconoce con frecuencia qué tipo de soluciones existen.

Partamos por el primer desconocimiento. Existe una gran brecha entre la victimización real y la reportada, en específico cuando se trata de la violencia contra la mujer. A nivel mundial, se calcula que el 70% de las mujeres han sufrido algún tipo de violencia en su vida. En Latinoamérica y el Caribe, se puso en evidencia altas tasas de violencia contra las mujeres desde que se implementan encuestas representativas. Al menos una de cada dos mujeres ha experimentado algún tipo de violencia en su vida.

La violencia contra la mujer, además de constituir un grave problema de salud pública y de derechos humanos, representa un desafío en sí mismo, por ser un problema complejo que afecta a toda la sociedad.

Aún más, una de las externalidades más graves de este tipo de violencia es el causado a  las propias hijas e hijos, lo que se conoce como la transmisión inter-generacional de la violencia. Las y los niños que presencian o sufren violencia tienen más probabilidades de convertirse en agresores o víctimas en el futuro. La evidencia demuestra que esto conduce a menores tasas de acumulación de capital humano y genera altos costos sociales y económicos.

Dentro de los esfuerzos por visibilizar este fenómeno es importante identificar intervenciones promisorias que se vienen desarrollando desde nuestra región. México ha puesto en marcha lo que se denomina como los “Centros de Justicia para las Mujeres”, impulsados por la Secretaría de Gobernación, a través de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim).

fotoboletin7Los Centros de Justicia para las Mujeres representan una oportunidad para vencer los obstáculos de las mujeres que han sufrido alguna situación de violencia, por medio de un modelo integral de servicios multidisciplinarios. Combina los esfuerzos y recursos del Gobierno de la República, entidades federativas y organizaciones de la sociedad civil, ofreciendo servicios que incluyen asesoría y atención en materia legal, ministerios públicos y policía especializada en género, sala de juicios orales, atención sicológica y médica y albergues temporales, entre otros.

Actualmente operan en México 31 Centros de Justicia. Desde 2011 y hasta septiembre de 2016 han atendido a más de 255.000 mujeres.

Una de las principales características de estos Centros es la suma de voluntades y recursos de diversas instituciones, que de manera coordinada ofrecen los servicios necesarios para las mujeres en situación de violencia, sus hijas e hijos. Para conocer más sobre esta intervención, los invitamos a ver este video sobre la sistematización realizada sobre el Centro de Justicia para las Mujeres en Coahuila, la cual fue realizada de manera conjunta con la Conavim.

Por parte del Banco, estamos comprometidos para continuar cerrando la brecha existente en la atención a este tipo de violencia y apoyando los esfuerzos de los países en la adopción y seguimiento de las Convenciones Internacionales para prevenir y atender la violencia contra la mujer y mejorar su acceso a los servicios de justicia.

Suscríbase a nuestras alertas de email del blog Sin Miedos

 

Karelia Villa
Sobre el autor
Karelia Villa es Máster en Políticas Públicas de la Universidad de George Washington y Lic. En Economía del Instituto Tecnológico y De Estudios Superiores de Monterrey, México. Desde el 2001 ha colaborado con el equipo de seguridad Ciudadana del BID, donde actualmente se desempeña como Especialista Senior en Modernización del Estado.

Dejar una respuesta

*