Copyright © 2016. Banco Interamericano de Desarrollo. Si deseas republicar el artículo, por favor solicita autorización a sph-communication@iadb.org

Por el equipo del Blog Gente Saludable. 

La diabetes es una enfermedad crónica que aumenta de forma alarmante en América Latina y el Caribe. Las tasas más elevadas de prevalencia se dan en Belice con el 12,4% y en México con el 10,7%. No mucho menores, Managua, Ciudad de Guatemala y Bogotá se mantienen entre el 8 y el 10%, mientras que en Estados Unidos es de alrededor del 9,3%. Sin duda, es preocupante la prevalencia de esta enfermedad en la frontera entre México y Estados Unidos donde llega al 16%. En el Día Mundial de la Diabetes, te invitamos a leer lo que representa este grave problema para las poblaciones de nuestra región.

  1. Las poblaciones más afectadas por la diabetes:

Estudios a nivel mundial permiten identificar que entre 1975 y 2010 la proporción de niños de 2 a 5 años con obesidad se incrementó de 5 a 15%. Los niños que crecen con sobrepeso tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes y algunos factores sociales y biológicos que ocurren desde la gestación (prematurez, corto tiempo de alimentación al seno materno, alimentación con alto contenido de carbohidratos) y durante los primeros cinco años de edad, influyen en la mayor predisposición a la enfermedad.

En América Latina, la prevalencia más elevada de obesidad se presenta en México (30%) y en niños, principalmente en niñas en Uruguay (15%). La tendencia todavía no se ha revertido y se espera que para 2050, el sobrepeso y la obesidad afecten al 50% de los hombres y el 60% de las mujeres.

Las personas de escasos recursos son más vulnerables a la diabetes y a sus complicaciones y esto se da principalmente porque tienen menores ingresos. Además, los alimentos saludables son más costosos, el precio de acceder a controles de salud es mayor y mantener un estilo de vida saludable, como realizar ejercicio físico regularmente, es más difícil. El menor nivel escolar y el menor acceso a educación en salud también influye en la comprensión cabal del problema.

Lee y comparte este artículo completo…

  1. Las complicaciones que derivan de la diabetes:

La diabetes se asocia con complicaciones como presión arterial alta, enfermedades cerebrovasculares y cardiovasculares, insuficiencia renal crónica, daños al sistema nervioso, problemas de visión, e infecciones de la piel, entre otros.

A primera vista, podría parecer que la diabetes y el cáncer no están relacionados; sin embargo, como sucede con otras enfermedades no transmisibles, el número de enfermos de diabetes y cáncer está aumentando continuamente, sobre todo en los países de bajos y medianos ingresos; y según estudios recientes, las personas con diabetes tipo 1 y tipo 2 son más comúnmente diagnosticadas con cáncer –y tienen más probabilidades de morir de cáncer– que las personas sin diabetes.

Lee y comparte este artículo completo…

  1. Los costos de la diabetes:

El costo de la atención de salud de las personas afectadas por la diabetes es entre dos y tres veces mayor que en las personas sin diabetes. Este costo representó en algunos países de América Latina en el 2006 entre el 0,4 y el 2,3% del Producto Interno Bruto (PIB). Además de ello, el impacto a nivel económico, afecta a los países. En el 2000, se calculó que el costo de la diabetes en la Región asciende a unos US$ 65.200 millones, de los cuales US$ 10.700 millones correspondieron a costos directos y US$54.500 millones a costos indirectos.

Lee y comparte este artículo completo…

La región debe fortalecer sus acciones para contender con la compleja problemática de salud, económica y social que representa el aumento alarmante de la diabetes. La disminución del número de personas que padezcan esta enfermedad es viable si se logra establecer las condiciones apropiadas para tener un estilo de vida saludable. En algunos casos, la población no conoce o no tiene alternativas. El acceso a alimentos saludables, la disponibilidad de áreas públicas para realizar ejercicio físico, la reducción de las barreras para el acceso a servicios de salud pública y servicios médicos representan intervenciones efectivas para reducir el número de personas con diabetes.

Las intervenciones tempranas que incluyen educación a la población, amplían el acceso a programas de detección de la enfermedad y una mejor atención primaria podría evitar más de seis millones de hospitalizaciones anuales en América Latina y el Caribe causadas por enfermedades crónicas como el cáncer y la diabetes. En nuestra región, los esfuerzos para encarar el problema de la diabetes se traducen en políticas, programas de salud pública, intervenciones educativas y de cambio de comportamiento y campañas de educación, detección y atención.

En el ámbito poblacional, las intervenciones de política pública se han dirigido a desalentar el consumo de bebidas azucaradas y alimentos de alto contenido calórico a través del incremento de los impuestos; también, a través del uso de tecnología de información están en marcha intervenciones masivas en Argentina, Guatemala, México y Perú mediante mensajes de texto.

Otra modalidad practicada en América Latina y el Caribe es la de los programas que consisten en sesiones de consejería y cambio de estilo de vida que se realizan de forma individual. México tiene programas de salud pública enfocados en la educación, detección y diagnóstico. No obstante, todavía falta mucho por hacer y es indispensable promover más acciones que contribuyan a reducir el creciente problema de la diabetes en América Latina.

¿Cuál es la incidencia de la diabetes en tu país? ¿Cómo pueden las poblaciones cambiar hábitos ya adquiridos para disminuir los números que crecen de forma alarmante? Cuéntanos en la sección de comentarios abajo o mencionando a @BIDgente en Twitter.

El equipo del Blog Gente Saludable está conformado por Ricardo Pérez Cuevas, Tania Marín Macías y Cecilia Martínez Gomez. 

Articulos Recomendados
Showing 3 comments
  • Jose Benito
    Responder

    Buenos días, lo que debe hacerse es dar a conocer las ventajas y desventajas de los productos industriales que se consume, que son dañinos para la salud.

  • guillermo Rodriguez Daza
    Responder

    De mucha importancia el articulo pero considero que dada la incidencia de la enfermedad hay que hacer campañas permanentes de como se produce la enfermedad

  • Freddy Fernández Castro
    Responder

    De cada 100 adultos en Costa Rica, 10,5 son diabéticos. Es la segunda enfermedad crónica más común en el país (luego de la hipertensión) y uno de los principales factores de riesgo de infartos o derrames cerebrales. Más allá de eso, nuestro país está dentro de las 10 naciones de América Latina y el Caribe con mayor incidencia de este padecimiento crónico.

    En primer lugar se encuentra Puerto Rico, con un 13% de adultos diabéticos, seguido de Nicaragua con un 12,5% y El Salvador con 11,8%.

    Los números nacionales están más arriba del promedio mundial, en donde el 8,3% de los adultos padece esta enfermedad.

    Estos datos se desprenden del Atlas Mundial de la Diabetes -su sexta edición con revisión al 2014-, revelado este viernes 14 por la Federación Internacional de Diabetes.

DÉJANOS TU COMENTARIO

Contáctanos

Si tienes dudas y comentarios acerca de este blog te puedes comunicar con nuestro equipo y con gusto te ayudaremos.

ESCRIBE Y PRESIONA ENTER PARA BUSCAR