por Felicia Marie Knaul, Margarita Vega, Héctor Arreola Ornelas y Sonia X. Ortega

Se estima que en 2012 más de 14.1 millones de personas en todo el mundo padecieron algún tipo de cáncer y que en los siguientes 20 años serán más de 22 millones quienes tengan esta enfermedad. El cáncer representa para todos los países un reto económico y humano que deriva en pobreza, discapacidad y fuertes presiones para la economía de los países y sus sistemas de salud, además de que contribuye a ensanchar la brecha entre pobres y ricos.

Más de la mitad de los casos de cáncer que se diagnostican cada año ocurren en países de ingresos medios y bajos, y aún más preocupante, es en donde ocurren dos terceras partes de las muertes.  Esto refleja la inequidad en el acceso a servicios de prevención, detección temprana y tratamiento. Estas desigualdades se pueden observar en todos los tipos de cáncer susceptibles a la prevención, la detección temprana y/o el tratamiento accesibles con relativamente bajo costo. En el caso de cáncer de mama, mientras que en los países ricos la letalidad es cercana al 25%, en las naciones más pobres es del doble, con el 50%.

El caso del cáncer de mama en México

En México, el cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer en mujeres y en 2012 fueron diagnosticadas 14 mil personas de las que murieron más de 5 mil. Este cáncer es el más común entre las mujeres de todo el mundo y el segundo entre todos los tipos de cáncer.Se estima que cada año hay 1.7 millones de nuevos casos y que 4.8 millones de mujeres viven con la enfermedad. En América Latina, es la tercera causa de muerte y afecta principalmente a mujeres jóvenes, menores de 55 años.

Mientras que en EE.UU. seis de cada diez casos de cáncer de mama se detectan en la primera etapa cuando las probabilidades de cura rebasan el 98%, en México entre el 40 y el 50% de las pacientes reciben el diagnóstico en las etapas III y IV. Las edades de diagnóstico en México son también más bajas que en Estados Unidos.

La detección tardía es resultado de una suma compleja de factores tanto de demanda como de oferta.  Por ejemplo, muchas mujeres acuden al médico tarde, pues temen el abandono de sus parejas, por lo que es importante fortalecer el rol del hombre. A su vez, las mujeres tienen que insistir en la exploración clínica de las mamas en cada visita rutinaria al médico, pues a menudo realizan solo el papanicolaou.

Por el lado de la oferta, la falta de personal preparado para detectar la enfermedad es una barrera importante. En este sentido, los esfuerzos de la sociedad civil, han sido muchos. Un ejemplo de ello es el proyecto de capacitación a profesionales de la salud que la organización Tómatelo a Pecho implementa con éxito a nivel nacional y que ha permitido elevar el nivel de conocimiento sobre el tema y las necesidades de las pacientes.

A pesar de la detección tardía que todavía aflige a las mexicanas, el país tiene buenas noticias en materia de cáncer de mama. Desde 2007, su tratamiento está cubierto por los servicios de salud públicos, gracias a su inclusión en el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos del Seguro Popular. Tan solo en los últimos dos años se han invertido más de 1.800 millones de pesos para la atención de 9.586 mujeres.

En México podemos decir que si logramos que una mujer llegue a tiempo, podemos garantizar su salud con el tratamiento en 98% de los casos.

Es así que México ofrece un ejemplo al mundo de un país y una sociedad que se unen alrededor de la garantía de la atención de la salud para todos, una política que se ha mantenido y fortalecido durante tres períodos de gobierno. Estamos conscientes de que ello implica también nuevos retos, como garantizar la calidad del tratamiento y la atención de la sobrevida de las pacientes, pero estamos en el camino correcto.

¿Cómo se trata el cáncer en tu país? Cuéntanos en la sección de comentarios más abajo o en Twitter.

 

Felicia Marie Knaul es Profesora Asociada de la Facultad de Medicina de Harvard y Directora de la Iniciativa Harvard de Equidad Global (HGEI por sus siglas en inglés). En México es Presidente Fundadora de Tómatelo a Pecho, A.C. 

Margarita Vega es periodista independiente.

Héctor Arreola Ornelas es Coordinador de Investigaciones Económicas del programa Universalidad y Competitividad en Salud de la Fundación Mexicana para la Salud e Investigador Asociado en Tómatelo a Pecho A.C.

Sonia X. Ortega es Coordinadora General de Tómatelo a Pecho, A.C. y Enlace Interinstitucional del programa Universalidad y Competitividad en Salud de la Fundación Mexicana para la Salud.

Articulos Recientes

DÉJANOS TU COMENTARIO

Contáctanos

Si tienes dudas y comentarios acerca de este blog te puedes comunicar con nuestro equipo y con gusto te ayudaremos.

ESCRIBE Y PRESIONA ENTER PARA BUSCAR