© Blog Gente Saludable de la División de Protección Social y Salud del BID

09110CR_0088

Mi trabajo como especialista en salud del BID requiere de largas horas de reunión en los Ministerios de la región. Hace poco en una de ellas me levanté y dije “movámonos un poco porque nos va a dar una enfermedad cardiovascular”, la mayoría de mis colegas rió y seguimos trabajando sentados por 4 horas más.

Pasar tiempo sentado en estado sedentario aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes. Un artículo publicado recientemente reportó que en América Latina  la inactividad física causa el 11% de las muertes totales, un riesgo similar al establecido con relación al consumo de tabaco y a la obesidad.

Uno pensaría que con hacer ejercicio 30 minutos como es recomendado ya cumplió con la actividad física del día y no debe preocuparse por las reuniones de horas y horas de duración. Pues resulta que no, los riesgos anteriormente mencionados se presentan ¡a pesar del ejercicio!

Efectivamente, aun haciendo ejercicio, la inactividad física por largas horas afecta la salud. Hagamos las cuentas: si el día tiene 24 horas y hacemos 1 hora de ejercicio, todavía nos quedan 23 horas. Digamos que dormimos 8 horas, nos sobran 15 horas para el resto de las actividades. Si yo estoy en una reunión 5 horas sentada, después trabajo otras 4 en la computadora y veo las noticias por la noche 1 hora he estado en estado sedentario por 18 horas del día sin ningún movimiento. Según recientes investigaciones mi riesgo de muerte aumenta por cada hora que paso sentada independientemente del ejercicio que haga en el día y de mi peso corporal.

Estas observaciones tienen sentido si pensamos que el ser humano fue diseñado para correr, cazar, recolectar, caminar, cargar, nadar, etc. Los avances tecnológicos  han modificado nuestro estilo de vida reduciendo el trabajo físico para poder sobrevivir y el movimiento para transportarnos, afectando el funcionamiento normal del cuerpo y produciendo enfermedades.

Aumentar la actividad física durante el día no requiere un cambio radical ni grandes costos o infraestructura. La relación entre estar sentado y las enfermedades crónicas que causan la muerte puede ser reducida con pequeños cambios en el estilo de vida. Por ejemplo, estacionarse más lejos de la puerta de entrada, bajarse una parada antes en el metro o el autobús, ir al baño un piso arriba del que nos corresponde, estirarse en el escritorio, bailar por la mañana o hacer alguna actividad como limpiar o cocinar mientras vemos la televisión o al menos durante los comerciales. Aumentar la actividad física es una oportunidad para ser creativos y pasarla mejor.

Yo por lo pronto tengo como propósito de año nuevo hacer algún movimiento cada hora, al menos para ir a tomar café…

Cada movimiento cuenta, mejora la salud y salva la vida!

Articulos Recomendados
Comments
  • Pablo
    Responder

    Leelo por favor

DÉJANOS TU COMENTARIO

Contáctanos

Si tienes dudas y comentarios acerca de este blog te puedes comunicar con nuestro equipo y con gusto te ayudaremos.

ESCRIBE Y PRESIONA ENTER PARA BUSCAR