8489573635_5338f1eeaa

Algunas veces al hacer alguna recomendación de salud perdemos de vista lo que ésta implica en términos prácticos, es decir, para una familia en su vida cotidiana. Tomemos por ejemplo el tema de la lactancia materna. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda lactancia exclusiva durante los primeros 6 meses de edad para lograr un crecimiento óptimo. Suena fácil ¿no?, entonces ¿por qué razón en América Latina los números de lactancia exclusiva son tan bajos?

La palabra “exclusiva” dentro del concepto de lactancia significa que los niños menores de 6 meses NO deben recibir ningún alimento diferente a la leche materna. Esta simple recomendación la llevan a cabo el 30% de las madres en El Salvador y en México solamente el 14%. Los porcentajes llegan a ser más altos en otros países de la región, por ejemplo en Perú la cifra asciende al 61%, sin embargo aún nos falta un largo camino por recorrer para lograr cumplir con la recomendación de la OMS.

Un porcentaje importante de madres creen que cumplen la recomendación porque no dan alimentos sólidos a sus bebés, sin embargo, si ofrecen jugos, sodas, tés y agua. En algunas comunidades, es una tradición ofrecer agua azucarada durante los primeros días de vida con la idea de limpiar el estómago. Incluso en algunos hospitales, se da agua con azúcar a los niños para que lloren menos.

Cuando los niños menores de 6 meses se alimentan con aguas o jugos, el bebé disminuye el consumo de leche materna y por lo tanto la cantidad de nutrientes que recibe. A su vez,  se reduce el contacto del niño con la madre y así la estimulación de la producción de leche. Ofrecer líquidos también aumenta el riesgo de diarrea e infecciones intestinales dado que al consumir se incrementa el riesgo de consumo de agua contaminada directa o indirectamente a través de la utilización de biberones, vasos, latas o botellas de plástico, todos factores que afectan el crecimiento y el desarrollo infantil.

¿Qué tenemos que hacer? La recomendación práctica es muy sencilla:

  • Si hace calor y creemos que el bebé tiene sed: dar leche materna
  • Si el bebé tiene diarrea y pensamos que necesita agua o té para sentirse mejor y recuperar líquidos: dar leche materna
  • Si el bebé llora y necesita tranquilizarse: dar leche materna
  • Si el bebé tiene hambre: dar leche materna

Los niños alimentados con leche materna muestran mejor desarrollo intelectual que los que no han tenido la oportunidad de recibirla. Dar lactancia exclusiva a los niños menores de 6 meses es lo mejor que podemos hacer para que nuestros niños crezcan bien, se desarrollen, se enfermen menos, sean menos propensos a la obesidad y aprendan a comer bien desde los primeros años de vida. Y de paso nos ahorramos el costo de biberones, leche de fórmula, sodas, jugos, tés y otros alimentos que interfieren con ella.

La leche materna contiene un 88% de agua y todos los nutrientes necesarios para alimentar al bebé durante los primeros 6 meses de vida. Es decir, que un niño menor de 6 meses no necesita nada más que leche materna, ni siquiera agua cuando hace calor. En pocas palabras, ¡no hay que dar ni agua!

 

Articulos Recientes
Showing 2 comments
  • Rosario Hernandez
    Responder

    Siempre que analizamos practicas damos por hecho que son las madres las que no cumplen las indicacioens de la consejería médica o de enfermería, sin embargo, en mi país el pediatra neonatólogo suspendió la leche materna y le envió leche enfamil confort plus a bebé recién nacida por problemas de cólicos??? O sea, si el personal más calificado está haciendo esto, su incidencia sobre el cumplimiento del indicador de lactancia es realmente serio.

  • Ana María Rodríguez
    Responder

    Felicitaciones por poner en agenda el tema, lamentablemente la incorporación de la mujer al mercado laboral impide a veces una LME exitosa, pero debemos apoyarlas a fin que lo logren, pues aún persisten prejuicios contra las mujeres que se descubren el seno para amamantar.

    Hace años leí que el porcentaje de mujeres que se encuentran BIOLOGICAMENTE impedidas de lactar es mínima, me parece algo menos del 1% de la población femenina mundial, sería bueno desarrollar ese aspecto: LAS MUJERES VENIMOS CAPACITADAS PARA SATISFACER LAS NECESIDADES NUTRICIONALES DE NUESTROS HIJOS E HIJAS.
    ¡DEJEMOS ATRÁS LOS PREJUICIOS URBANOS SOBRE AMAMANTAMIENTO!

DÉJANOS TU COMENTARIO

Contáctanos

Si tienes dudas y comentarios acerca de este blog te puedes comunicar con nuestro equipo y con gusto te ayudaremos.

ESCRIBE Y PRESIONA ENTER PARA BUSCAR