imagen Post preguntas doc-01

¿Alguna vez salió de una cita con su médico con un sentimiento persistente de que perdió la oportunidad de hacerle muchas preguntas sobre su salud? Este es un problema mucho más común de lo que usted piensa y tiene implicaciones que van más allá de su salud individual.

El sistema de salud, como un todo, se vuelve más caro y menos efectivo para mejorar la salud de la población, si los pacientes no están adecuadamente involucrados en su tratamiento o no han sido “activados”, para utilizar el término de la literatura médica. Déjenme explicarles por qué.

Los pacientes activos son aquellos que poseen las destrezas necesarias para participar en su autocuidado, hacer preguntas, compartir decisiones y cambiar sus comportamientos. Un estudio publicado en el Health Affairs Journal a comienzos de este año revela que el costo de tratar pacientes menos activos es 21% más elevado, comparado con el destinado a pacientes que muestran niveles más altos de activación. Y la creciente incidencia de enfermedades crónicas –incluidas la diabetes, las condiciones cardiovasculares y el cáncer– vuelve incluso más relevante este tema.

Una visita al médico puede ser un momento estresante para el paciente. Se trate de un chequeo de rutina o del seguimiento de una condición más seria, es posible que los pacientes se sientan inquietos por el resultado de la cita. Más aún, la especialización del conocimiento médico supone que muchos de ellos simplemente no comprenden los aspectos técnicos de su conversación con los médicos y enfermeras. Para empeorar las cosas, los cortos 15 minutos que habitualmente dura la cita no dejan mucho tiempo para el diálogo. Todo esto puede dejar a los pacientes ansiosos e intimidados, llevándolos a perder la oportunidad de hacer preguntas importantes sobre las opciones de su tratamiento, en torno a cómo manejar su condición e incluso a cuál es la dosis correcta de su medicación. Esto es particularmente importante dado que un creciente número de personas tienen que lidiar con sus condiciones crónicas por el resto de sus vidas.

El lado positivo de todo esto es que los pacientes pueden ser entrenados para confiar más y plantear mejores preguntas durante una visita al consultorio médico, es decir, volverse más activos, mediante folletos específicamente diseñados para el efecto, vídeos o sesiones de capacitación. Varios estudios han evaluado el modo en que estas intervenciones pueden aumentar el grado de “activación del paciente”. Al respecto, se hizo seguimiento de un ejemplo en el país vasco en España. Como parte de una estrategia, los pacientes recibieron una recomendación formal según la cual el tratamiento consistía en asistir a sesiones educativas para incrementar su conocimiento y su compromiso con los tratamientos. El concepto detrás de estas intervenciones es que los pacientes no solo que pueden usar de mejor modo su tiempo (a menudo muy corto) con los profesionales sanitarios, sino manejar más adecuadamente su condición y cumplir con los tratamientos que les han sido recetados.

De modo que la próxima vez que usted visite a un médico, prepárese para hacer un buen uso de su tiempo. Planifique la cita y asegúrese de hacer todas las preguntas que necesite. Ello puede mejorar su salud y ahorrarle (a usted y al país) algún dinero.

Articulos Recomendados
Showing 2 comments
  • Sara Sanchez Ortiz
    Responder

    donde conseguir esos folletos?

    • Frederico Guanais
      Responder

      Yo recomiendo mirar el sitio de Osasun Eskola, del Sistema Sanitario Público Vasco: http://www.osakidetza.euskadi.net/r85-chpacc00/es

      Verifica las secciones “Proactividad por tu salud”, sobre comportamiento activos, e “Infórmate sobre tu enfermedad”, sobre enfermedades específicas.

      Espero que sea útil.

DÉJANOS TU COMENTARIO

Contáctanos

Si tienes dudas y comentarios acerca de este blog te puedes comunicar con nuestro equipo y con gusto te ayudaremos.

ESCRIBE Y PRESIONA ENTER PARA BUSCAR