demand solutions

El nuevo rock de América Latina y el Caribe

Mucho se ha dicho de que para América Latina, luego de casi una década de crecimiento económico, será muy difícil avanzar en niveles de desarrollo sin más, mucha más innovación. Para hacerlo es necesario que se tomen medidas que mejoren la competitividad, trayendo innovación a todos los niveles, generando así un aumento de la productividad. Innovación que no solo se trata de generar nuevas tecnologías, sino también de agregar valor a las industrias tradicionales.

Para repensar nuestro modelo de desarrollo, siempre digo que no hay nada mejor que observar lo que los emprendedores dinámicos o startups (aquellos que crean nuevas empresas innovadoras con alto potencial de crecimiento) están haciendo. Creo que se trata de una fuente de inspiración que no debe pasar desapercibida.

Experiencias internacionales exitosas como las de Israel, Noruega, Corea o Silicon Valley en Estados Unidos lo demuestran. Pero siempre estamos buscando ejemplos de innovación en otras partes del mundo, y nos perdemos lo que está pasando en la región.

Si bien es cierto que América Latina y el Caribe está muy retrasada en términos de inversión en investigación y desarrollo, en generación de patentes y en la creación de nuevas empresas, existen muchos ejemplos de emprendedores innovadores que son  modelo y fuente de inspiración para los países de nuestra región.

Como ha venido repitiendo Andrés Oppenheimer en el último año, está  claro que para acelerar la innovación en la región se necesitan reglas claras, derechos de propiedad sólidos, una justicia que los haga cumplir y estabilidad macroeconómica. Pero aunque estos factores son sin duda necesarios, no son suficientes. Como dice el propio Oppenheimer, “las más recientes investigaciones de los estudiosos de la innovación muestran que las concentraciones de mentes creativas son de lejos el principal motor de la creatividad colectiva y la innovación”.

Es por esto que necesitamos fomentar una nueva cultura de la innovación:

“un clima que produzca un entusiasmo colectivo por la creatividad y que glorifique a los innovadores productivos de la misma manera en que lo hacemos con los grandes artistas y deportistas”

Esta reflexión conecta con una frase de Bono, el vocalista de la banda británica U2, que escuché hace un tiempo: “adiós a los rocks stars, bienvenidos los tech stars, y que me hizo pensar en que los emprendedores de la región pueden ser esas nuevas estrellas que necesitamos para hacer más sostenible nuestro modelo de crecimiento en estos tiempos de incertidumbre.

El pasado 29 de septiembre invitamos al BID a 15 de esas nuevas rock stars a que mostraran al mundo su talento para innovar creando soluciones para los retos de nuestras ciudades. Entre ellas, escuchamos ideas para un  sistema de auto-riego y auto-fertilización eficiente para agricultura urbana (Noocity). También me fascinó la idea de  una plataforma que posibilita a usuarios hacer preguntas sobre salud y recibir respuestas personalizadas, al tiempo que permite  a agencias de salud y de gobierno mejorar su labor de prevención, promoción de la salud y la segmentación de usuarios (1DOC3).

También conocimos de primera mano un sistema creado en Argentina que conecta a las personas que quieren compartir un viaje en auto  (Carpoolear), o la primera plataforma web de búsqueda de empleo para estudiantes universitarios y jóvenes profesionales de América Latina, que conecta a los que buscan su primer empleo con grandes empresas que buscan talento (FirstJob.Me).

Estos 15 jóvenes nos demostraron con su energía y talento  que no solo son los nuevos modelos a seguir, sino que es necesario que los gobiernos y las grandes corporaciones como el BID escuchen y aprendan de todo lo que ellos tienen para aportar. El papel de estos jóvenes innovadores es fundamental para crear la cultura de innovación que nuestros países necesitan.

Si aplaudimos y multiplicamos significativamente la cantidad de estos emprendimientos, América Latina y el Caribe tendrá un nuevo rock: el de Idear Soluciones para Mejorar Vidas

Conoce a los ganadores de la Noche del Emprendimiento

En el marco del evento Idear Soluciones, el pasado 29 de setiembre se realizó la Noche del Emprendimiento, un espacio para conectar emprendedores con inversionistas, mentores y líderes de opinión. Allí 15 jóvenes de la región plantearon sus innovaciones a un jurado compuesto por destacados especialistas del BID y organizaciones aliadas, quienes otorgaron premios y reconocimientos a emprendimientos en diferentes categorías: más innovador, mejor uso de la tecnología, catalizador, mayor impacto social, mayor potencial de alcance global, mejor pitch, mayor potencial de crecimiento y concepto más innovador. Conoce más sobre estos emprendedores y sus innovaciones

 

Marcelo Cabrol
Marcelo Cabrol

Marcelo Cabrol es Gerente de la Oficina de Relaciones Externas del BID. Como experto en desarrollo internacional lidera y coordina la tarea de comunicación externa del Banco así como iniciativas de fomento de la cultura emprendedora e innovadora en la región. Encabeza Idear Soluciones, un modelo que conecta pensamiento innovador y enfoques creativos para resolver los desafíos de desarrollo. Anteriormente se desempeñó como jefe de la División de Educación, función desde la cual redefinió la estrategia y prioridades del Banco, formando alianzas con instituciones de diversos sectores y ampliando el alcance y la calidad de varios programas de educación en América Latina. Marcelo es licenciado en economía y graduado de la Universidad de Georgetown (Máster y PhD ABD) en Políticas Públicas y Gobierno. También fue profesor adjunto en la Universidad de Georgetown y en la Universidad del Salvador (Argentina).

Deja un comentario