América Latina y el Caribe pedalean hacia el futuro (para atrás, ni pa’ tomar impulso)

Foto: © CC BY Francisco Osorio

Hacia finales del Siglo XIX, los coches jalados por caballos se volvieron un problema en muchas ciudades. El estiércol y orines de caballo llenaban las calles y dificultaban el tránsito. Había congestión, accidentes, contaminación y un gran problema en la salud pública, ¿te suena? Hoy, las ciudades de América Latina y el Caribe (ALC) están en una situación similar con el automóvil, y con mayores dimensiones. La mala calidad del aire causa más de un millón de muertes prematuras por año globalmente, y la región registra al año 50.000 muertes en accidentes viales en zonas urbanas a usuarios vulnerables: peatones, ciclistas y motociclistas. Usar la bicicleta como medio de transporte puede ayudar a mejorar la vida de las personas y convertirse en una solución a muchos de los problemas de movilidad y de salud contemporáneos.

Ciclo-inclusión en ALC: Guía para impulsar el uso de la bicicleta, una investigación publicada por el BID durante el “4to Foro Mundial de la Bicicleta, Ciudades para todos” demuestra el enorme potencial de la bicicleta como medio de transporte cotidiano para mejorar la movilidad de las ciudades. Aunque para lograrlo, es necesario:

  1. proveer infraestructura segura y facilidades para los ciclistas;1
  2. los ciudadanos necesitan ser partícipes de cualquier iniciativa ciclista para asegurar su éxito;
  3. la regulación en el uso de la bicicleta tiene que ser clara para todos los usuarios;
  4. fomentar los sistemas de bicicletas públicas, claves para promover el uso.

Esta investigación recoge 27 indicadores del uso de la bicicleta en 38 ciudades de ALC y nos da un pantallazo sobre su su uso, pautando los pasos necesarios para tener ciudades más ciclo-inclusivas. Destacan los más de 2.500 km de infraestructura ciclista, con Bogotá, Rio de Janeiro y Sao Paulo como pioneros. Montevideo, Córdoba y Ciudad de México tienen el porcentaje más alto de viajes hechos en bicicleta por mujeres. Las conclusiones invitan a los tomadores de decisiones y al público en general a:

  1. conocer las buenas prácticas en la implementación de políticas ciclo-inclusivas;
  2. tomar nota de la importancia de recolectar más y mejores datos sobre indicadores que generan, fortalecen y mantienen el uso de la bicicleta así como información sobre los impactos positivos generados por un mayor uso;
  3. y ser partícipes en la formulación de políticas de transporte que incluyan a la bicicleta

La región ya está pedaleando hacia un futuro más sostenible, pero necesita que las ciudades inviertan más tiempo y recursos para brindar apoyo a este medio de transporte, y así mejorar la movilidad, la competitividad de las ciudades y la calidad de vida de los ciudadanos. Descarga la guía para obtener todos los detalles y pedalea con nosotros para lograr una movilidad más sostenible.

Descarga: “Ciclo-inclusión en ALC. Guía para impulsar el uso de la bicicleta

 

10 Respuestas

  1. Luis Armando Olmos Pineda

    Un gusto encontrar ya a la ciudad de Puebla en este trabajo en pro de la Bicicleta. En 2013 tuvimos el honor de ser copartícipes y tener la responsabilidad del proyecto de la prueba piloto para introducir en la ciudad un sistema de bicicletas públicas, mismo que sorprendentemente tuvo una gran aceptación y sobre todo el respeto de los usuarios para con el equipamiento e infraestructura del sistema.

    1. Ramiro Alberto Ríos

      Hola Luis, muchas gracias por compartir tu experiencia sobre Puebla. Efectivamente mientras más sistemas encontremos en las ciudades, más aceptado será este medio de transporte.
      Saludos

  2. Mariana

    San José necesita mucha inversión en infraestructura para poder andar en bicicleta, los conductores no respetan a nada ni nadie, nuestra cultura de transporte está en crisis!

    1. Ramiro Alberto Ríos

      Hola Mariana, este es un problema en todas las ciudades. Creo que tenemos que asegurarnos de reunir números para que seamos “BICIbles” y también tenemos que ganarnos el respeto de los demás siendo respetuosos en el uso de la bici. Saludos y gracias por tu comentario.

    1. Ramiro Alberto Ríos

      Galo, el documento no indica que el 32% de las mujeres usan bicicleta sino que los viajes que se efectúan en la ciudad, el 32% de ellos son efectuados por mujeres. Muchísimas gracias por los datos. Al momento que hicimos la colección de los datos (junio de 2014) no existía este reporte. Es muy bueno que ustedes nos den información como esta para poder tener más y mejor información. Saludo
      Ramiro

    1. Ramiro Alberto Ríos

      Hola, gracias por tu comentario. Creo que lo que las ciudades de ALC necesitan es diferentes modalidades de transporte para tener una movilidad inclusiva. La bici, el transporte público y a veces el carro son necesarios, pero tenemos que gestionar mejor nuestra infraestructura para poder tener mejor movilidad y tener una buena calidad de vida.
      Saludos

  3. Poul Knudsen

    Hola Ramiro
    La situación de las ciclovías y el uso de las bicicletas en Lima es paradójico, tenemos una ciudad plana, que nunca llueve, más de 7 meses con poco sol, un parque de mas de 590 mil bicicletas y unas secciones viales que en la mayoría de los casos permiten la convivencia del transporte no motorizado con el motorizado, pero la realidad es que usualmente se le quita espacio al peatón para las ciclovías cuando debería ser al vehículo motorizado, hay muy poco respeto por el peatón y ciclista por parte de los automóviles.
    En Lima y Callao aproximadamente el 25% del total de los viajes, se hacen caminando y/o bicicleta (mucho más caminando que en bicicleta), pero sólo un 0.3% de viajes que se realizan en bici y la visión es mas de su uso recreacional que de transporte.
    La ciudad cuenta con aproximadamente 155 km de ciclovías que no están conectetadas en una sola red y que integre al usuario con el transporte público.
    Las competencias y acciones están dividas a todos los niveles de gobierno, aunque en teoría el corresponde a Lima Metropolitana la competencia, algunos municipios distritales han hecho algunas intervenciones (la mejor) San Borja, San Isidro o Miraflores (todos ellos con población de medio y altos ingresos) mientras en las Municipalidades de población residentes de bajos ingresos la intervención ha sido nula, dándole prioridad a la mototaxi, con todos los inconvenientes que ello conlleva para el desarrollo seguro y ordenado de transporte.
    En el Metro de Lima estamos tratando de integrar estos dos sistemas y se tiene previsto que en la nueva Línea 2 del Metro de Lima (en construcción) tengamos estaciones de bicicletas en todas las estaciones, ello nos permitiría incrementar la demanda de usuarios al sistema (actualmente en la Línea 1 aproximadamente un 50% de los usuarios llegan/salen al sistema en transporte público y el resto caminando, en bicicleta es marginal).
    Es un tema que debe seguirse debatiendo en esta ciudad y proponerse acciones claras y desvivas para la promoción del uso de transporte no motorizado
    Saludos,

Responder