¿Qué nos dice una evaluación de tres atributos básicos de la gestión pública?

Creative Commons - Pink Sherbet Photography

Creative Commons – Pink Sherbet Photography

Hay que reconocerlo: la medición está de moda.  Lo que comenzó como una necesidad vital en Mesopotamia hace casi cinco mil años con el fin de estandarizar distancias y pesos, hoy es un elemento vivo y presente en todas las ciencias, incluyendo las ciencias sociales.  Existen índices que miden todo desde la calidad de vida, el desempeño educacional, la competitividad de las economías, e inclusive cosas aparentemente tan subjetivas como la felicidad.

En este maremágnum de instrumentos existen muchos que evalúan el funcionamiento de los gobiernos, pero hay uno que destaca por su enfoque “macro” en todo el ciclo de la gestión pública.  Nuestro Sistema de Evaluación Prodev (SEP), fue diseñado para analizar los cinco pilares de la Gestión Basada en Resultados – Planeación por Resultados, Presupuesto por Resultados, Gestión Financiera, Gestión de Programas y Proyectos, y Seguimiento y Evaluación – y ha sido la base de una publicación reciente del BID sobre la construcción de gobiernos efectivos.

Su amplia cobertura de temas y la disponibilidad abierta de los datos detallados que lo sustentan hacen posible construir índices nuevos para medir otros aspectos de la gestión pública.  En este blog planteamos uno de los usos alternativos de los datos del SEP: Construir índices nuevos para la medición de la capacidad de los gobiernos para promover la efectividad, la eficacia, y la transparencia en la gestión pública. Esto no es por casualidad. Que los gobiernos sean más transparentes, eficaces y efectivos es una meta no sólo del BID sino de la división a la que pertenezco, la de Capacidad Institucional del Estado.

Un caveat: Como cualquier instrumento de medición, el SEP tiene sus limitaciones.  La gestión de recursos humanos, por ejemplo, es muy importante para los tres atributos pero no es analizada por el SEP.  Por lo tanto, más que un índice exhaustivo, lo que ofrece el SEP es un proxy en base a los elementos del ciclo de gestión y enfocado en las capacidades institucionales; en otras palabras, no mide los tres atributos del punto de vista de los resultados obtenidos, pero sí del punto de vista de la existencia de instrumentos que permitan la gestión eficaz, eficiente y transparente.

Capacidad de Gestión Efectiva.  Este índice analiza la capacidad institucional para que las políticas, programas y proyectos logren sus objetivos.  Los aspectos relacionados que permite medir el SEP incluyen las capacidades de conocer los problemas y retos de desarrollo que enfrenta el país, estado, provincia o municipio; planificar políticas, programas y proyectos que son conducentes a resolver los obstáculos al desarrollo sobre la base de la evidencia; traducir las políticas, los programas y los proyectos en presupuestos y planes operativos; dar seguimiento a la ejecución de lo planificado; y retroalimentar las decisiones con base en estadísticas y evaluaciones.

Sobre el máximo de cinco puntos que permite el instrumento, los 24 países de la región incluidos en el índice en su conjunto avanzaron de 1,8 puntos en el 2007 a 2,2 puntos el 2013, es decir un avance relativamente modesto de 0,4 puntos.  Los avances principales se observan en la capacidad de planificación estratégica y la alineación del presupuesto con la planificación; sin embargo, elementos clave como la capacidad de dar seguimiento y evaluar programas de gobierno han avanzado muy poco.  Entendiendo que el seguimiento y la evaluación son esenciales para entender que funciona y que no funciona, parecería una asignatura pendiente de mucha relevancia para lograr efectividad en la gestión.

Capacidad de Gestión Eficiente.  Este índice analiza la capacidad institucional para lograr la mayor relación beneficio-costo en los programas de gobierno.  Entre los elementos que permite analizar el SEP se encuentran la capacidad de operar bajo un entorno de reglas fiscales claras que promuevan la estabilidad; de asignar recursos presupuestarios en concordancia con los requerimientos de las entidades; contar con un sistema de administración financiera integrada, lo cual incluye procesos activos de tesorería que minimicen los costos de oportunidad de los recursos y que aseguren pagos puntuales a los acreedores; y contar con un sistema de adquisiciones y contrataciones que permita el acceso ágil a insumos de calidad y minimice sus costos.

Los resultados de la comparación 2007-2013 apuntan a un incremento levemente mayor de 0,5 puntos, de 2,2 a 2,7.  El fortalecimiento de los sistemas integrados de información financiera y la promulgación de nuevos marcos legales e institucionales para las adquisiciones públicas fueron las áreas de mayor avance, siguiendo una tendencia de ya varias décadas en la región.  Por otro lado, los avances en sistemas electrónicos de compras han sido en promedio bastante más lentos.  Esto da a entender que existe aún un potencial importante de ganancias por mayor eficiencia, sobre todo en los procesos de compras públicas.

Capacidad de Gestión Transparente.  Para entender mejor los instrumentos con que cuentan los gobiernos para gestionar de manera abierta, transparente, y con buena rendición de cuentas, el SEP provee información relacionada con procesos participativos de planificación y presupuesto; normas y procedimientos ágiles de acceso a la información; normas y sistemas de transparencia presupuestaria; sistemas de evaluación de políticas, programas y proyectos cuyos resultados se hagan públicos; instituciones sólidas de control interno y externo; y mecanismos de auditoría social.

Este es el rubro donde los avances han sido menores, partiendo de un 2,5 en el 2007 a un 2,7 el 2013.  Claramente queda mucho que hacer en términos de la producción de evaluaciones y su difusión al público así como en avances en la auditoría externa, mientras que la difusión de información presupuestaria y los sistemas de auditoría interna han avanzado más.

La posibilidad de usar el SEP de maneras distintas al análisis de los cinco pilares de la GpRD lleva a la preguntarse si los demás instrumentos diagnósticos que se aplican a la gestión pública pueden también explotarse de manera distinta.  Esto lo permite el hecho que los datos detallados del SEP están disponibles para descarga y manipulación; esperemos que esto se vuelva una práctica común entre los diversos instrumentos que existen hoy y poder explotar los datos al máximo.

PrintFriendly and PDF
Mario Sangines
Sobre el autor
Mario F. Sanginés, ciudadano boliviano, es Especialista Principal de la División de Capacidad Institucional del Estado. Tiene más de 20 años de experiencia en el área de fortalecimiento de instituciones del sector público. Fue Asesor Principal del Departamento de Instituciones para el Desarrollo del BID, Coordinador del Programa de Efectividad en el Desarrollo (PRODEV), Economista Senior del Banco Mundial en América Latina, Europa Oriental y Asia Central, y consultor de varias instituciones del gobierno de Bolivia. Ha publicado libros y artículos varios en temas de finanzas públicas y gestión orientada a resultados. Es economista de la Universidad de Massachusetts con maestría de la Universidad Vanderbilt, donde fue becario Fulbright.
  1. Efrén Díaz Reply

    Excelente artículo. La existencia de estos índices aportan elementos valiosos para identificar las mejores soluciones a los desafíos que enfrenta esta región de América Latina. Felicitaciones a Mario Sanginez.

  2. Julio Benites Reply

    Interesante articulo sobre la aplicabilidad y utilidad del SEP,evidencia mediante indicadores los avances de las instituciones publicas en cada uno de los pilares GpRD

  3. Luis Calderon Reply

    La gestion eficiente, eficaz y transparente es un minimum a ser logrado mas alla del logro del stado real de las situaciones sociales, economicas y culturales. Tal vez adolece la gestin de no glocalizarse o de no responder a las cuestines meso y micro (planificacin y gestion de lo meso a mo micro), seguimeinto, evaluacin y monitoreo en lo local.
    Instrumento utiles de gestion que permite medir pero que al ser fanaticos de la tecnica nos descontxtualizamos de la vida. En lo cualitativo dar un salto hacia lo esencial que es la VIDA y el SER HUMANO.

  4. Leonardo Reply

    Mario es una buena propuesta la que postula, no obstante la Ley 1178 Ley SAFCO y sus decretos reglamentarios 23318- A y el 23215 Atribuciones de la Contraloría General del Estado,plantean básicamente, todo lo postulado; es más, Bolivia (en su momento)con estas disposiciones obtuvo adecuados resultados, usted como consultor, me imagino, debe conocer el artículo 35 del DS 23318-A respecto a Gestión Pública o a la implementación del SIGMA, etc.
    Para concluir, sería adecuado resaltar que estos índices implícitamente ya fueron consideradas en Bolivia a nivel control gubernamental, ahora si las mismas,no están siendo consideradas, obedecen a un desconocimiento y/u omisión de los mismos por parte de los responsables.

Comenta

*