Esta entrada fue escrita en conjunto con Julián Cristiá.

Hemos publicado en estos días un Documento de Trabajo y una Nota de Política presentando los resultados de la evaluación de impacto del programa “Una Laptop por Niño” en Perú,  desarrollada por el BID con la colaboración del propio gobierno peruano. La evaluación ha despertado expectativas debido a que es la primera evaluación experimental a gran escala que se desarrolla en el mundo, y por lo tanto, puede arrojar importantes lecciones sobre la manera en que se pueden implementar programas de dotación de computadores a estudiantes y los resultados que es posible esperar.

Es muy importante felicitar el empeño del gobierno peruano por desarrollar una evaluación seria de este programa, y por compartir transparentemente sus resultados. Es un hecho que existen pocas evaluaciones sobre el impacto del uso de tecnologías en educación, y por lo tanto, toda contribución de conocimiento permite apoyar el esfuerzo que muchos países en la región y en el mundo están haciendo por mejorar las condiciones educativas de los niños, aprovechando las ventajas que pueden proveer las tecnologías. (más…)

This post was written  jointly with Julián Cristiá.

We have recently published a Working Paper and a Policy Note presenting the results of the impact evaluation of the “One Laptop per Child” program in Peru, developed by the IDB in collaboration with the Peruvian government itself. Since this is the first large-scale experimental evaluation that has been done in the world, it has stirred up expectations, but can offer important lessons on how to implement programs that provide students with computers and what kinds of results we can expect from such programs.

It is very important to commend the efforts of the Peruvian government for doing a serious evaluation of this program, and for sharing their results so transparently. It is a fact that there are few impact evaluations on the use of technology in education. Therefore, any contribution of knowledge helps support the efforts of many countries in the region and the world that are working to improve educational conditions for children that technologies can provide. (más…)

Esta semana apareció una nueva publicación del Banco Interamericano de Desarrollo, que presenta un marco para apoyar el diseño, la implementación, el monitoreo y la evaluación de proyectos que buscan incorporar tecnologías para el logro de mejoras educativas. La idea es apoyar a quienes, desde una escuela, un municipio, una región o un país, enfrentan el desafío de mejorar la calidad de la educación y consideran que el uso de tecnologías puede ser parte de sus estrategias.

 

Existe un amplio consenso en torno a la necesidad de mejorar los resultados de los estudiantes en los sistemas educativos de América Latina y el Caribe. Después de haber intentado múltiples reformas e iniciativas, la demanda por calidad y equidad sigue siendo una tarea pendiente en la región. Ello requiere de cambios significativos no sólo en aquello que se enseña, para que sea pertinente a las necesidades de la sociedad del conocimiento, sino también en cómo se enseña, de manera de hacerse cargo del contexto educativo que la propia sociedad del siglo XXI ha generado.

(más…)

This week there was a new publication by the Inter-American Development Bank introducing a framework to support the design, implementation, monitoring and evaluation of projects that seek to incorporate technologies to achieve educational improvements. The idea is to support those who are faced with the challenge of improving the quality of education from a school, a municipality, a region or a country, and those who believe that the use of technologies can be part of their strategies.

 

There is a broad consensus on the need to improve the results of students in the educational systems of Latin America and the Caribbean. After trying multiple reforms and initiatives, the demand for quality and equity remains a pending task in the region. This requires significant changes not only in what is taught, for it to be relevant to the needs of the knowledge society, but also on how it is taught so as to take charge of the educational context that the 21st century society itself has generated.

(más…)