¿Cómo Brasil puede mejorar su desempeño en PISA?

¿Cómo Brasil puede mejorar su desempeño en PISA?

Guest Author 5 Diciembre 2013 Comentarios

Por Patrícia Fortunato*

 

Para más información sobre los resultados de PISA de los países participantes de América Latina haga clic aquí.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) acaba de publicar los resultados del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés)  de 2012, una prueba trianual que evalúa las habilidades y competencias de los estudiantes de 15 años de edad en los países participantes. A pesar de haber avanzado desde 2003 en las matemáticas, Brasil se ubicó apenas en la posición 58 en el ranking de 65 países. Shanghái, China, obtuvo el primer lugar no sólo en matemáticas sino también en ciencias y lectura, las otras dos áreas evaluadas por PISA.

En matemáticas, Brasil cuenta con 391 puntos, muy por debajo de la media de 494. La puntuación de Brasil fue solo mejor que la de Argentina, Túnez, Jordania, Colombia, Qatar, Indonesia y Perú. Asimismo, en ciencias, donde el puntaje promedio fue de 501, Brasil obtuvo 405 puntos; el segundo más bajo entre los países de América Latina. Por último, en la lectura, Brasil registró 410 puntos, frente a una media de 496 de los latinoamericanos, únicamente Argentina y Perú obtuvieron menos puntos, mientras que Colombia, Chile, Costa Rica, México y Uruguay sobrepasaron a Brasil.

¿Qué hacer para cambiar eso? Según la OCDE, Brasil tiene que buscar formas más eficaces de trabajar con los estudiantes de bajo rendimiento y tratar el tema de la repetición del año escolar. Entre los estudiantes de 15 años de edad, el 36% ha repetido algún grado al menos una vez. “Perder el año”, como se dice a menudo en Brasil, es común entre los estudiantes de condiciones menos privilegiadas y por lo tanto contribuye no sólo a la falta de motivación hacia el aprendizaje sino también da lugar a la deserción escolar. Están creadas, entonces, las condiciones que perpetúan un ciclo vicioso: los bajos ingresos, el bajo rendimiento académico, la falta de motivación, la repetición y la deserción escolar.

Marcelo Pérez Alfaro, especialista en educación del BID, recomienda que Brasil busque maneras de utilizar datos como los de PISA para mejorar la gestión de programas educativos y fomentar un aprendizaje más comprometido, atento a las necesidades de los estudiantes y al nivel de competencia de cada uno. “Brasil tiene instrumentos muy sofisticados de evaluación educativa”, explica el experto al punto que se refiere a las pruebas PISA y las pruebas similares llevadas a cabo tanto por el gobierno federal como por los estados. “Ahora es necesario trabajar más para utilizar esos datos para cambiar esa realidad “, concluye.

Rayos X de Brasil en PISA 2012

• 61% de los estudiantes brasileños tienen bajo rendimiento en ciencias. En el mejor de los casos, son capaces de proporcionar explicaciones obvias. Niños y niñas tienen un rendimiento similar en ciencias, que también se encuentra entre los otros países estudiados por la OCDE ;

• En lectura, los estudiantes de la mitad del país están por debajo del nivel básico, lo que significa que, a lo sumo, son capaces de reconocer la idea principal de un texto o la propuesta de un autor. La puntuación media en lectura de las niñas es superior a la de los niños en 31 puntos;

• 67% de los estudiantes tienen bajo rendimiento en matemáticas. En el mejor de los mundos, pueden extraer información de una sola fuente y utilizar algoritmos básicos o fórmulas para resolver problemas. La puntuación media de los niños supera a la de las niñas en 18 puntos;

• 1,9% de los estudiantes brasileños que están en condiciones socioeconómicas desfavorables logran superarlas y tener un desempeño escolar por encima de lo que se espera. La OCDE llama a estos estudiantes resilientes. Entre los países de la OCDE, estos estudiantes constituyen un total de 26%.

Blog post publicado originalmente en Ideação, el blog del BID en portugués

 

*Patrícia Fortunato es consultora de comunicación en el Banco Interamericano de Desarrollo.

    Agregue un comentario

    Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *