Los niños que aprenden solos

Eugenio Severín 24 Junio 2011 Comentarios

En el año 2006, el profesor universitario Sugata Mitra, decidió hacer un experimento. Empotró en la pared de su oficina, que daba a una población marginal de la India (un “slum”), un computador conectado a Internet, y lo dejó allí para que los niños lo usaran libremente. En los años siguientes repitió la experiencia en unas 20 comunidades en su país, y luego, perfeccionando la experiencia, la aplicó en varios países. “La aventura de los niños que aprenden por sí mismos” es el título del inspirador video en TED en que se puede conocer de primera fuente los detalles de esta experiencia.

 

Los resultados fueron maravillosos e interesantes. Los niños aprenden solos, sin ayuda de los adultos. Motivados por preguntas y por la posibilidad de indagar, investigar, descubrir, los niños aprenden. Es difícil de creer, pero funciona. El mismo Sugata Mitra ha popularizado una lúcida frase de Arthur Clarke: “Si un profesor puede ser reemplazado por un computador, ese profesor debería ser reemplazado”. En otras palabras, allí donde hay buenos profesores, excelente. Allí donde no hay profesores o no son buenos, las tecnologías pueden ser un apoyo indispensable para producir aprendizajes significativos. Y no por las tecnologías en sí mismas, sino por su potencial para habilitar nuevos procesos pedagógicos.

Sugata Mitra estuvo esta semana en un seminario en Chile. Allí tuve el honor de hacer una presentación y participar de una mesa redonda en la que profundizamos en las lecciones de su trabajo y sus proyecciones para la educación, en Chile y en América Latina.

Hay cuatro aspectos que me parece están en la propuesta de una “educación mínimamente invasiva” como la llama el propio Mitra, que resulta importante considerar:

  1. El foco en los estudiantes y sus aprendizajes: no perder nunca de vista que la educación es acerca de cada niño y niña, de ofrecerles espacio y experiencias de aprendizaje que les permitan desarrollar su enorme potencial. Confiar en los niños, darles oportunidades.
  2. Reencantar con el aprendizaje: recuperar el entusiasmo, el interés, las motivaciones intrínsecas de los estudiantes, dejarlos expresarse y descubrir, crear y comunicar. Despertar en ellos la curiosidad, dejarlos intentar, equivocarse, buscar caminos.
  3. Ubicuidad: aceptar que la educación no es algo que pasa en las salas de clases, sino que es una experiencia propia de la vida de todos, especialmente niñas y niños, que nos acompaña las 24 horas del día y todo el año. El mundo, la ciudad, los medios, el barrio, están llenos de oportunidades educativas desperdiciadas. La educación no es un momento del día, es una actitud para relacionarse con el mundo y con los otros.
  4. Las tecnologías habilitan estos cambios. No son ellas, en sí mismas, las que hacen la diferencia y el cambio, pero nos dan excusas y oportunidades para cambiar, ofrecen herramientas para personalizar la oferta educativa a cada estudiante, para entusiasmar a cada uno de los involucrados, para estar presente en cada espacio y momento.

A mí me parece que experiencias de este tipo pueden ser una oportunidad en América Latina, al menos en cuatro contextos:

  1. Donde no hay escuelas ni docentes, en zonas alejadas o rurales.
  2. Donde hay escuelas, pero los estudiantes, especialmente los jóvenes en edad de asistir a la escuela secundaria, abandonan o son rechazados por las escuelas, permitiendo modalidades flexibles de educación.
  3. Donde hay escuelas y estudiantes que asisten a ellas, pero la calidad educativa presenta importantes déficits. Por ejemplo, es conocida la dificultad para la enseñanza de las matemáticas, las ciencias y el inglés en nuestro continente.
  4. Donde hay población adulta (mayores de 18 años) que abandonaron la escuela y que pueden tener una segunda oportunidad para alcanzar niveles educativos que les abran oportunidades.

Hay que agradecer a la Fundación CETHUMS por el regalo que ha hecho a Chile y a los cientos de asistentes al seminario de este viernes, invitando al Profesor Mitra a compartir su experiencia y sus hallazgos. Pensar en caminos diferentes, innovar y cambiar, para ofrecer una educación de calidad a todos los niños y niñas, en especial a quienes hoy tienen menos oportunidades, es un desafío urgente.

    7 comentarios en “Los niños que aprenden solos

    1. Luigi

      Que excelente artículo!!! me parece genial tener una experiencia de este tipo y poder compartir… muchas gracias de verdad!

    2. Federico Fernández Reigosa

      Muy interesante experiencia. Saludos.

    3. Jenny

      Excelente,digno de ser implementado.

    4. Jose Benito

      Estamos muy interesados en impartir educacion en nuestro pais el Peru y este tipo de noticias nos motiva a seguir adelante, estamos en desarrollo en instalar software de video conferencia e impartir educacion a traves de este medio ya que otros software que estan instalados en otros paises hace que la distancia sea un problema tecnico en el audio y video (probados en tiempo real), con relacion a esto estamos usando el Lapiz Mouse, ya que no es facil escribir o dibujar con el mouse tradicional. Este proyecto es novedoso pero dificil de incorporarlo en nuestro pais, no se acepta el cambio, seguimos adelante pero se necesita apoyo para poder consolidarlo.

    5. lesly Vela

      Latinoamerica se ha visto afectada en las ultimas decadas por la decadencia en el sistema educativo, del cual es dirigido y regido en el momento en el cual, la creatividad, imaginación y capacidad de ingenio es raptada precisamente por el sistema tradicional en educación a los niños desde muy corta edad. La capacidad de descubrimiento es una faceta de la cual se involucra el rol de cientificos desde muy pequeños y es asi donde nacen grandes ideas para el desarrollo tecnologico y sostenible.

    6. Carmen Caamaño

      Excelente artículo. Llegué aquí gracias a un participante en la Webinar 2012. Por cierto que la educación de calidad es posible y a bajos costos, sólo hay que tener la voluntad de enseñar y la voluntad de aprender.

    7. Carmen Caamaño

      Excelente artículo. Llegué aquí gracias a un participante en la Webinar 2012. Por cierto que la educación de calidad es posible y a bajos costos, sólo hay que tener la voluntad de enseñar y la voluntad de aprender.

    Agregue un comentario

    Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *