La educación hace la felicidad

La educación hace la felicidad

Eugenio Severín 29 Marzo 2011 Comentarios

A pesar de lo que nos han dicho, la plata no parece suficiente para explicar la felicidad, o al menos, no basta. Los datos de las Encuestas de Bienestar Global aplicadas por Gallup, permiten clasificar a los países según su prosperidad, definida como la opinión que tienen los habitantes sobre su vida presente y futura, o sea, su satisfacción y expectativas.

Así, los tres primeros lugares en prosperidad los ocupan Dinamarca, Finlandia y Noruega. Entre los más cercanos a los punteros están Costa Rica (6º lugar), Panamá (12), Brasil (13) y México (18).

Como puede verse, varios países en desarrollo están en lugares de avanzada, mientras Estados Unidos ocupa el puesto 14 y los Emiratos Árabes el 20. Sin embargo, alguna relación hay con la economía. Entre los 25 países menos prósperos, 22 son países pobres de África. Haití representa tristemente a nuestro continente en este grupo.

Como muestra la encuesta global de Gallup, los niveles de satisfacción están altamente correlacionados con los ingresos de las personas que responden la encuesta. Lamentablemente no están disponibles los datos de Chile, pero sí los de Estados Unidos, donde a mayor ingreso, mayor nivel de satisfacción:

Annual income and life satisfaction

Si uno mira con más cuidado los datos, podrá notar que la educación juega un papel fundamental en esta ecuación. En primer lugar, porque los ingresos de las personas están fuertemente asociados a sus años de escolaridad. Los datos para Chile no mienten:

La educación hace la felicidad

Es decir, entre más educada una persona mayores sus ingresos, su nivel de felicidad y expectativa futura. Pero lo más importante es que la educación es un mucho mejor predictor de la felicidad que los ingresos.

Si miramos el siguiente gráfico veremos cómo funciona este de manera maravillosa. Aquí se grafican los 25 países con más y menos “prosperidad”. Chile lo agregamos en color rojo.

La educación hace la felicidad

En el eje vertical están los resultados del ranking de prosperidad (Chile obtuvo un 41%) y en el eje horizontal, los años de escolaridad promedio de cada país. Puede verse muy claramente que los países con mayores tasas de escolaridad son también los que cuentan con ciudadanos más satisfechos y con mejores expectativas.

Es interesante que Chile sea un país con alta tasa de escolaridad (10,4 años, según la Casen 2009) y sin embargo califica algo bajo en la tasa de felicidad. Tal vez eso lo explique la calidad de nuestra educación, o simplemente que en este rincón alejado del mundo, somos algo pesimistas, pese a todo.

En consecuencia, ya sabe. Si quiere invertir en su felicidad, la de sus hijos y la de su país, volvernos locos por el dinero no es un camino tan seguro, como lo es invertir en una educación de calidad para todos.

    7 comentarios en “La educación hace la felicidad

    1. Gerardo

      Estimado Eugenio

      Interesante tu planteamiento sobre la felicidad es un efecto de la Educacion. Recuerdo los teoremas de la Universidad en economia cuando se habla de la Competencia Perfecta entre las naciones para un Comercio Justo y Equitativo causando un desarrollo en las naciones. La Historia Economica de los paises Latinoamericanos no ha ensenado que hay diversidad de resultados.

      Efectivamente el modelo te acerca a algo llamado felicidad que si lo vemos en perspectiva cada persona tiene un concepto diferente sobre la misma. En este caso agregaria que Educacion + Cultura + Valores pueden sumar para alcanzar un Bienestar.

    2. Roger

      Señores
      Saludo cordial
      Si los gobiernos decidieran más sobre educación seguro que encontrariamos mas personas felices, no tengo duda al respecto, pero lamentablemente otras prioridades son las de más atención.
      El conocimiento tiene que ser propiedad de todos, absolutamente de todos, claro que hay algunos que tienen que direccionar ese quehacer y son los profesores, docentes, instructores, catedraticos y demas denominaciones y es un trabajo en conjunto.
      Es asi como todas las personas direccionaran su proyecto de vida, a más conocimiento mas oportunidad de innovación y autodesarrollo.
      Felices pascuas a todos desde Colombia

    3. Pingback: La educación de calidad es posible | Relpe

    4. Nicolas Pichazaca

      Hablando de felicidad, es muy interesante, pero en mi región con el alto porcentaje de migración de jefes de hogar hacia EE UU y España, la felicidad de nuestros niños y jóvenes es crítico y muy complejo, quisiera poner contacto con usted Severin a ver como podemos mejorar esta situación

    5. Pingback: La educacion hace la felicidad | Bitacoras

    6. celina

      La felicidad es una variable o una dimensión integrada por varias categorías.
      Es importante medir pero tendríamos que complementar con estudios cualitativos. Supuestamente la cultura es una categoría que podría influir fuertemente y condicionar esta emoción

    7. Hermila

      Definitivamente existe una relación muy fuerte entre educación y grado de felicidad.
      La Educación, entendida como un derecho humano necesario para el desarrollo armónico, es indispensable para que los seres humanos logren el fortalecimiento no solamente de los aspectos cognitivos sino y sobre todo de sus emociones, afectos y sentimientos. Hacer que los niños y niñas se asuman como seres valiosos creativos y autodeterminates de su proyecto de vida es uno de los propósitos más importantes de la educación.

    Agregue un comentario

    Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *